"BlindLove", la app de citas de un argentino que relega la imagen

La idea de Federico Volinksy surgió a partir de su propia experiencia.

"BlindLove", la app de citas de un argentino que relega la imagen

Foto: El País

Tecnología Unidiversidad Redes sociales / por Unidiversidad / Florencia Martínez del Rio / Publicado el 01 DE ABRIL 2019

La mitad de los argentinos usó o usa aplicaciones de citas o conoce a alguien que las utiliza, afirmó a Unidiversidad Federico Volinksy, creador de la app BlindLove. Además, señaló que en los próximos cinco años el 5 % de la población mundial las estará usando. Valentina Arias, docente e investigadora de la UNCuyo, explicó por qué las personas prefieren relacionarse a través de sus celulares.

Las nuevas tecnologías vienen cambiando la forma de vivir desde hace décadas, pero sólo hay que remontarse pocos años atrás para ver cómo están modificando la manera en la cual las personas crean vínculos y se relacionan. Antes, el método más frecuente para encontrar pareja era a través de un amigo, porque vivía en el mismo barrio o frecuentaba los mismos lugares. Hoy, las aplicaciones de citas se descargan cada vez más en los celulares de los argentinos.

“En Argentina, un 50 % de la gente las usó o las usan o conocen a alguien que las utiliza o utilizó en algún momento. Pasan alrededor de una hora por día en ellas. Estas apps se utilizan cada vez más y es algo que va a ir creciendo. Se estima que en los próximos cinco años el 5 % de la población mundial las estará usando”, comentó a Unidiversidad Federico Volinksy, el argentino creador de BlindLove, aplicación que reivindica las citas a ciegas.

En el año 2023, por ejemplo, habrá 328 millones de personas usando estas apps para encontrar pareja, remarcó Volinksy, quien creó la aplicación basada en el concepto de “slow date”, que busca que las relaciones se formen por gustos y preferencias y no por el aspecto físico. Ésto último sí sucede en Tinder, por ejemplo, la red de citas con más descargas por día en la Argentina, según La Nación.

Sobre por qué la gente prefiere cada vez más crear relaciones sexoafectivas a través de estas redes, Valentina Arias, docente e investigadora de la UNCuyo explicó a Unidiversidad: “La vida digital da la ilusión de dejar afuera el cuerpo y nos sentimos resguardados al poder controlar las fotos que publicamos o enviamos, da sensación de comodidad. Cada vez más jóvenes le escapan a hablar por teléfono y se sienten más cómodos mediante el texto. Da la ilusión de ‘conocer’ a alguien sin moverte de tu casa, eso es una ventaja para las mujeres en esta época de peligros”.

Para Volinksy, las aplicaciones de citas sirven como vidriera tanto para mostrarse como para ver a otros. “Sirven para salir de tu propio círculo, ver más opciones y conocer más gente. No tenés que estresarte por ver a dónde ir. La gente se siente más cómoda detrás de un teléfono haciendo ese primer contacto, pueden ser ellos mismos y expresarse de mejor manera”.

Arias consideró que con esta forma de relacionarse, las personas se vuelvan más exigentes y descartan fácilmente. “Si escribió o dijo algo que no me gustó, lo descarto; si no me convenció, no planeo una cita. Esto tiene que ver también con una característica del neoliberalismo: estar todo el tiempo buscando algo mejor, con el consumo rápido, con el hecho de que si algo no me gustó, paso a otra cosa. Por eso, estas aplicaciones funcionan bien. Las formas del amor romántico del siglo 19 hoy son insostenibles”, analizó Arias.

 

La imagen no lo es todo

La manera de comenzar una charla en la mayoría de las aplicaciones es a partir de un “me gusta” en la foto del otro/a y si ambos lo hacen se genera un “match”. Es decir que los vínculos se crean solo desde una atracción física. Al respecto, Arias comentó: “Eso se da solo por cuestiones estéticas, está previsto que las elecciones sean solo en entorno a imágenes y se descarte fácilmente al otro”.

Federico Volinksy, por su parte, comentó que en su app BlindLove la gente que la utiliza tiene entre 19 y 45 años. “Son personas que buscan una conexión verdadera, que no quiere ser juzgada por la foto. Luego de ponerle 'me gusta' a una foto se puede crear una conexión más allá de lo físico, ya que la gente que busca una relación necesita que el vínculo también crezca en lo emocional”, dijo su creador en comunicación telefónica desde Inglaterra. De hecho contó que la idea surgió en base a su experiencia personal, ya que conquistó a su mujer dialogando por Facebook luego de que ella le dijera que “no era su tipo” por medir 10 centímetros menos.

Volinksy hizo hincapié en este punto porque la aplicación que creó tiene la característica de que las fotos de perfil de los usuarios aparecen completamente desenfocadas y se van aclarando al llegar a una cierta cantidad de conversaciones, es decir que mientras más interacción haya entre las personas, mejor se puede ver la imagen.  

 

La dificultad para invitar a salir

BlindLove tiene otras características novedosas, como la posibilidad de enviar mensajes de voz sin necesidad de compartir el número de celular y la función “invitar a salir”, una especie de banco de citas, donde la aplicación propone opciones de lugares de encuentro luego de que el usuario elige la fecha. Volinksy señaló que la idea surgió “tratando de volver a priorizar el romance de hace años, utilizando herramientas que hoy están a nuestro alcance”.

Para el argentino, “los hombres no llaman y prefieren el texto", por eso "el banco de citas ayuda a invitar a salir formalmente". Y agregó: "Un estudio que hice reveló que la mayoría de la gente no sabe cómo hacer para invitar a salir a una cita formal”, señaló el inventor de esta app.

sociedad | aplicaciones | citas |