Carrefour formalizó su crisis y preocupa su futuro

La cadena francesa de supermercados presentó un procedimiento preventivo de crisis y hay incertidumbre con respecto al futuro de los trabajadores de la empresa, 400 mendocinos entre ellos.

Carrefour formalizó su crisis y preocupa su futuro

Carrefour presentó un informe de crisis ante el Estado y su futuro es una incógnita. Foto: Twitter.

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 06 DE ABRIL 2018

La cadena de supermercados Carrefour presentó un procedimiento preventivo de crisis (PPCE) ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, mecanismo previsto en la Ley de Contrato de Trabajo que debe tramitarse de manera previa a la comunicación de despidos o suspensiones de personal.

La empresa aseguró, a través de un comunicado de prensa, que "está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas" y que "la apertura de este diálogo, junto al Sindicato de Empleados de Comercio y el Gobierno, le permitirá plantear un plan para reimpulsar su crecimiento".

Esta decisión se produce luego de que, en los últimos días de marzo, trabajadores de la sucursal Paternal tomaron el supermercado ubicado en Warnes 2707, en respuesta a versiones sobre la posibilidad de que la cadena francesa planeara despedir personal y cerrar locales de venta en varios puntos del país. A esto se suma que a mediados de enero se anunció el alejamiento de Daniel Fernández como CEO de la compañía, luego de 12 años en el cargo. En su reemplazo arribó al país el francés Rami Baitieh, quien desde 2016 se encontraba al frente de Carrefour Taiwán.

El cambio de timonel en Carrefour obedeció a la pérdida de mercado que registró la cadena gala en los últimos años. Esta caída en el nivel de consumo se mantiene en los primeros meses de 2018, ya que en enero las ventas de los supermercados reflejaron un retroceso del 3,7 % respecto de igual mes de 2017.

En base a lo que estipulan las normas, el procedimiento preventivo de crisis deberá tramitarse con carácter previo a la comunicación de despidos o suspensiones por razones de fuerza mayor, causas económicas o tecnológicas. 

El PPCE está previsto para los casos en los que el empleador planee afectar a más del 15 % de los trabajadores en empresas de menos de 400 empleados; a más del 10 % en empresas de entre 400 y 1000 trabajadores, y a más del 5 % del personal en compañías de más de 1000 trabajadores.

Con base en datos del mercado, Carrefour cuenta en la actualidad con un total de 500 sucursales en la Argentina y alrededor de 20 000 empleados. De ese total, más de 300 locales pertenecían a la excadena Eki, que la firma gala tomó bajo su cargo en 2014. 

Fuentes del sector laboral detallaron que una vez presentado el PPCE, el Ministerio de Trabajo deberá convocar formalmente al gremio –en este caso, a la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys)–, con lo que se abrirá un marco de negociación que puede extenderse por espacio de quince días, en los que la empresa en cuestión no podrá concretar despidos o suspensiones y el sindicato debería abstenerse de llevar adelante medidas de fuerza. 

Según disponen las normas, en la presentación del PPCE corresponde argumentar los motivos que la llevan a tomar esta decisión, con los elementos económico-financieros probatorios tendientes a acreditar la situación de crisis, junto con la presentación de estados contables de los últimos tres años.

 

La situación en Mendoza

En la provincia, cerca de 400 trabajadores que se desempeñan en las distintas sucursales de la cadena de supermercados Carrefour atraviesan momentos de una gran incertidumbre tras la presentación de un procedimiento de crisis de la firma francesa ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Fernando Ligorria, secretario general electo del Centro de Empleados de Comercio (CEC), indicó: "Hasta el momento la situación es normal en la provincia. Estamos expectantes de la reunión que se va a producir la semana que viene con el ministro Jorge Triaca con los sindicatos y las autoridades de Carrefour". Ligorria manifestó que hasta el momento sólo hay rumores de una crisis financiera, "pero queremos ver los balances y que el gobierno se comprometa en dar una solución para que no tengan que ser los trabajadores los que terminen pagando la crisis".

A nivel nacional hay unos 18 000 trabajadores que están en vilo por la situación que comunicó la cadena de supermercados.

 

El CEC, en estado alerta por la situación de Carrefour

La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), que nuclea a un millón de trabajadores en todo el país, decretó hoy el "estado de alerta nacional" ante la decisión de la firma francesa Carrefour de presentar el procedimiento preventivo de crisis, lo que el gremio calificó como "una medida inconsulta e irrazonable". En un comunicado que lleva la firma del titular del gremio, Armando Cavalieri, y del secretario de prensa, Ángel Martínez, la federación advirtió que adoptará "todas las medidas administrativas y judiciales necesarias en defensa de los trabajadores".

En Mendoza, Guillermo Pereyra, secretario general del Centro de Empleados de Comercio, advirtió: "Desde hace varias semanas venimos discutiendo estos temas con los delegados de cada sucursal, ya que el rumor de los problemas financieros de la empresa era conocido".

Desde el sindicato ya han sentado una postura: "No vamos a permitir ningún despido porque la culpa no la tienen los trabajadores. Tampoco vamos a aceptar reducción salarial u horaria, como pretende la empresa en la presentación. En el caso de cierre de sucursales, vamos a pedir la reubicación de los empleados".

 

La nota que presentó el hipermercado francés al gobierno argentino

 

carrefour | presentación | crisis | ministerio | cec | empleados | preocupados | empleos | mendoza | 400 | riesgo | 2018 |