¿Cómo viven las mujeres del fútbol la violencia en los partidos?

Unidiversidad dialogó con referentes mendocinas sobre los incidentes ocurridos en la previa del Superclásico. Analizaron esta problemática y contaron cómo se comporta su público en los encuentros deportivos.

¿Cómo viven las mujeres del fútbol la violencia en los partidos?

Foto: UNCUYO.

Sociedad Unidiversidad Violencia en el Fútbol / por Unidiversidad / Florencia Martínez / Publicado el 30 DE NOVIEMBRE 2018

“Esta será la gran oportunidad de demostrar que podemos organizar un espectáculo impecable” decían desde el Gobierno. Sin embargo, la final de la Copa Libertadores 2018 entre Boca y River terminó siendo un bochorno. Los hinchas genuinos que querían disfrutar del Superclásico pagaron una vez más las consecuencias de los incidentes provocados por los violentos. Unidiversidad dialogó con referentes mujeres del fútbol mendocino para analizar esta problemática. Ellas dieron su opinión y contaron cómo es el público en sus partidos.

Hace años que los barrabravas se mueven como punteros políticos, se vinculan con el narcotráfico y manejan mucho dinero. Los dirigentes conocen sus nombres y rostros; cuando estos no les dan lo que quieren –entradas, plata o viajes–, realizan desmanes y hasta suspenden partidos. Pero lo que sucedió en las inmediaciones del estadio Monumental abrió otro debate: ¿la cultura de la violencia está tan inmersa en algunos simpatizantes que se naturalizó que el rival debe ser hostigado como sea? ¿Por qué esto no pasa en el fútbol femenino?

Al respecto, Estefanía Banini, la "10" de la Selección Argentina, dijo a Unidiversidad que seguramente el dinero y las barras bravas tienen algo que ver en estos hechos, pero consideró: "Se trata de una cuestión que va más allá y que tiene que ver con la mentalidad de cada persona". Para la futbolista mendocina, lo que pasó no tiene que ver con la pasión del deporte o con ser hincha, sino que es vandalismo y roza la delincuencia.

"Vivimos en una sociedad que tiene mucha gente que no respeta el espacio del otro y que tiene ese pensamiento de querer tirar piedras con el fin de lastimar. Confundimos eso con fanatismo, pero estamos mal enfocados en plantearlo así", aseveró Banini.

La jugadora conocida como "la Messi del fútbol femenino", al ser consultada sobre cómo es el público en los partidos entre mujeres, señaló: "Estas cosas pasan mucho menos en el fútbol femenino porque tiene menos difusión. La hinchada son familiares y amigos, y no van a estar haciendo ese tipo de cosas. De todos modos,sigue siendo fútbol, y teniendo la misma cantidad de hinchas podría ocurrir lo mismo porque va más allá de un deporte o si es femenino o masculino. Va en la mentalidad de cada uno".

Foto publicada en Clarín.

Estefanía Banini asegura: "Las únicas personas que nos dejan bien ante el mundo son las que criticamos, como Messi, Dybala o Di María". Foto publicada en Clarín.

La final considerada como la más importante de la historia terminó siendo un bochorno. Al ser uno de los clásicos más atractivos, el mundo lo estaba observando pero la imagen que se llevaron no fue la mejor. En este sentido, Banini contó que el fútbol argentino es visto en el exterior con mucha violencia. "Piensan que la gente está literalmente loca. Siento que nos dejaron muy mal parados ante el mundo. Nos vemos muy mal y las únicas personas que nos dejan bien son las que criticamos, como Messi, Dybala o Di María, grandes referentes de la Selección".

Además, en esta misma línea, la actual jugadora del club Levante UD de España señaló: "No somos conscientes de que pudimos ser una linda vidriera y lamentablemente la Argentina echa a perder las oportunidades. Hubiese sido muy lindo que fuera una final linda de ver y que la 'guerra', en el buen sentido, se armara en la cancha jugando al fútbol. Es triste lo que pasó, ojalá que se solucione de la mejor manera, que podamos salir adelante y cambiar esa mentalidad que tenemos".

Por su parte, Celeste Álvarez, encargada del fútbol femenino universitario de la UNCUYO, destacó que en los partidos de mujeres el público es tranquilo. Hizo hincapié en que el problema principal son los barrabravas y el dinero que está en juego.

"Hay muchas internas en los clubes y demasiados fanáticos. Lo que hizo la Conmebol fue una vergüenza. Se debería aplicar el reglamento y realizarle más controles a la gente", expresó Álvarez.

Los incidentes ocurridos el sábado 24 de noviembre en la cancha de River, luego de una semana de incertidumbre, derivaron en que el Superclásico se juegue en España, en el estadio de Real Madrid, el 9 de diciembre. La Conmebol consideró que en Argentina "no estaban dadas las condiciones para que se dispute este partido".

sociedad | fútbol femenino | violencia | superclásico |