Diez meses sin Johana

Docentes, alumnos y vecinos de Johana Chacón recordarán mañana a la adolescente lavallina, que desapareció hace diez meses. Pedirán que la sociedad no se olvide de ella, ni de Soledad Olivera, otra joven de la que nada se sabe desde 2011.

Diez meses sin Johana

Johana Chacón

Sociedad Unidiversidad por Verónica Gordillo / Publicado el 02 DE JULIO 2013

Compañeros, maestras, y vecinas de Johana Chacón se esfuerzan para que los diez meses que pasaron desde la desaparición de la adolescente no se conviertan en olvido.

Como cada mes, desde ese 4 de septiembre del 2012 en que la joven de 14 años fue vista por última vez, las maestras, los chicos y las chicas de la escuela Virgen del Rosario, de Lavalle, la recordarán.

La escuela fue desde el primer momento el lugar donde se gestó esa campaña contra el olvido. La directora, Silvia Minoli, cree en ese viejo dicho de que la maestra es la segunda mamá y se puso al frente de marchas, de movilizaciones y de reclamos para que los días transcurridos sin la adolescente no se convirtieran en normales.

Las caras de Johana Chacón y de Soledad Olivera –otra lavallina desaparecida, que falta desde el 18 de noviembre del 2011– serán estampadas en un cartel que las maestras y sus alumnos colocarán mañana a las 11 frente a la puerta del colegio, ubicado en el distrito de Tres de Mayo.

Silvia confiesa que pasó por muchos estados de ánimo desde la desaparición de su alumna, y que hoy la envuelve la bronca por no saber nada de ella y porque la causa judicial que se abrió para intentar dar con su paradero no tenga grandes avances.

Todos los días y todas las noches recuerda a Johana, y le entristece que sus compañeros ya estén cursando el secundario y que de ella, mientras tanto, no se sepa nada. Tampoco se puede olvidar de Soledad, porque a diario ve a los tres hijos de la mujer, que miran los carteles con la cara de su mamá sin entender muy bien qué pasó.

La gran lucha de Silvia, de las maestras y de la comunidad de Tres de Mayo es evitar el olvido. Por eso, el acto que realizarán mañana lo seguirán repitiendo una y otra vez hasta que tengan noticias de la adolescente.

La última vez

Johana Chacón fue vista por última vez el 4 de septiembre de 2012, cuando se subió al colectivo  de la empresa El Nogal de Cuyo que la trasladó desde la escuela hasta la casa donde vivía.

La adolescente –que al momento de su desaparición tenía trece años– pasaba parte de sus días en la casa de su papá Bernardo Chacón y el resto en la de Luis Currullanca, una familia que la albergó desde que su mamá se trasladó a Tunuyán.

Era a la finca de los Currullanca a donde la adolescente se dirigía el día de su desaparición. Su hermana mayor se dio cuenta que la chica no había llegado y avisó a la policía.

Johana tiene cuatro hermanos. La mayor también vive en la finca de Currullanca y está en pareja con el hijastro del hombre, quien fue investigado por la desaparición de la adolescente.

La causa está en manos del fiscal de Delitos Complejos, Santiago Garay, y por el momento no hay imputados.

Pese a que desde la desaparición de Johana se allanaron casas, se excavaron distintas zonas de la finca donde vivía la joven, se tomaron testimonios y se ofreció una recompensa de 20 mil pesos a cambio de información, aún no hay ninguna pista cierta sobre el paradero de la chica.

Frente a esta realidad, las maestras, los alumnos y los vecinos de Johana luchan para que estos diez meses sin la adolescente no se conviertan en olvido.

johana | chacón | lavalle