Dos mujeres ingresaron por primera vez al templo de "el dios célibe" en India

Previamente, una cadena de 620 kilómetros, integrada por tres millones de manifestantes, promovió este hecho histórico.

Dos mujeres ingresaron por primera vez al templo de "el dios célibe" en India

Foto publicda en elpais.com

Internacionales Unidiversidad por Agencia Télam / Publicado el 02 DE ENERO 2019

Dos mujeres lograron ingresar al templo del "dios célibe" Ayappa en Sabarimala, estado de Kerala, sur de India, tras una cadena femenina de 620 kilómetros en reclamo del cumplimiento de una sentencia de la Corte Suprema en favor de la igualdad de géneros, informaron hoy medios locales.

El lugar, uno de los más sagrados del hinduismo, es hace semanas centro de una disputa porque los sectores más conservadores se niegan a acatar la sentencia de la Corte, que dejó sin efecto la prohibición del ingreso de mujeres de entre 10 y 50 años, incluidas las de en "edad fértil", reportó ANSA.

El gesto altamente simbólico se produjo luego de que el domingo el gobierno de Kerala, una coalición de izquierda que apoya la sentencia de la máxima autoridad judicial, organizó una mega manifestación en apoyo a la igualdad entre géneros.

Una cadena de 620 kilómetros, integrada por tres millones de manifestantes y bautizada un "Muro de Mujeres", cruzó las carreteras de norte a sur del estado para acceder al templo de Ayappa, "el dios célibe".

"Llegamos al alba para llevar al dios nuestro darshan", el homenaje ritual, contó a la cadena BBC Bindu Ammini, la mujer de 40 años que junto a Kanaka Durga, tambipen de 40, logró la hazaña.

Ambas ingresaron vestidas con túnicas negras y la cabeza cubierta, escoltadas por policías de civil para evitar que los sacerdotes custodios les impidieran entrar.

La antigua leyenda cuenta que luego de ser liberada de una maldición que la había transformado en diabla, una mujer tuvo el coraje de proponer al dios que se case con ella, ignorando suvoto de celibato.

Ayappa la rechazó pero la enamorada lo estaría esperando en los alrededores para engañarlo. Por culpa de ese amor no correspondido, ninguna mujer había podido jamás acercarse al templo.

El sitio se levanta en la cima de una colina, en el parque de los tigres de Periyar, y cada año millones de devotos realizan un trayecto descalzos.

Para llegar a la cima hay que subir 18 escalones, un acto sagrado que se puede cumplir solo después de 41 días de ayuno.

Bindu y Amini decidieron no transitar la escalinata para no atraer la atención de los religiosos ultra conservadores.

Pero la decisión de las mujeres igual despertó protestas violentas en todo Kerala y en varias localidades la policía recurrió a gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

El partido nacionalista Bharatiya Janata, del primer ministro Narendra Modi, se opone a la decisión de abrir el lugar a todas las mujeres.

Los sacerdotes del templo luego decidieron cerrar por una hora el sitio sagrado para hacer los "rituales de purificación" tras la visita histórica.

india | feminismo