El matrimonio igualitario y el periodismo

Se cumplió un año de la sanción de la ley de matrimonio igualitario. ¿Cómo fue el tratamiento de los medios? ¿Hubo cambios durante el proceso? Opiniones de periodistas y especialistas en Derecho sobre una transformación histórica en nuestra legislación

El matrimonio igualitario y el periodismo

Foto: web

Sociedad Unidiversidad por Periodismo Social/ Edición de Texto: Juan Manuel Lucero Díaz / Publicado el 19 DE JULIO 2011

Hace exactamente un año empezó otra historia en nuestro país: la sanción de la ley 26.618, en la madrugada del 15 de julio, que permitió a las parejas del mismo sexo casarse y adoptar hijos con iguales derechos y obligaciones que el resto de la ciudadanía. 
Pero también, al mismo tiempo, terminaba otra historia: la pelea que durante años, décadas, llevaron adelante muchas organizaciones sociales para conseguir la igualdad.
Esa igualdad.
En medio de ese proceso histórico, medios y periodistas, actores sociales esenciales, cumplieron un rol fundamental para acompañar el camino que permitió la sanción del matrimonio igualitario.
¿Hubiera sido igual el proceso sin el acompañamiento de algunos medios y la oposición a la sanción de la ley que plantearon abiertamente otros?

En esta nota se presenta la opinión de periodistas y miembros de organizaciones para pensar cómo se dio ese proceso y analizar la función que cumplieron los medios. 

“Esto es un logro, lo estamos consiguiendo”

Un pensamiento casi unánime cuando se escuchan testimonios de quienes se involucraron en la lucha por la igualdad. Así lo cuentan:

¿Estás bien si digo persona homosexual? le consultó un periodista a la abogada Carolina Von Opiela, quién impulsó la estrategia jurídica que posibilitó la celebración del primer matrimonio entre personas del mismo sexo - Alex Freyre y José María Di Bello - antes de la vigencia legal del matrimonio igualitario. Cuando recibió la consulta periodística ella pensó: “esto es un logro, lo estamos consiguiendo. Los medios comenzaron a acompañar”.

“Somos una sociedad mejor a partir de la ley de matrimonio igualitario” dijo el jueves en un acto para festejar el primer año de vigencia de la ley, el periodista Víctor Hugo Morales que oficio de moderador,  y agregó: “el periodismo apoyó este proceso en medio de pautas culturales muy arraigadas, pero lo conseguimos, y ahora Argentina es un país de vanguardia”.

“Se fue construyendo”

Tanto Carolina Von Opiela como Soledad Vallejos, coinciden en definir la relación entre medios y la visibilización de la lucha por los derechos LGTB, como un proceso “que se fue construyendo sobre la marcha”.

La abogada también lo califica como “un acompañamiento maduro” por parte de los medios. Si bien al principio algunos “hicieron un tratamiento amarillista, fue mutando a una cobertura de derechos, con un cambio de mirada donde el periodismo tuvo que buscar nuevas fuentes, alfabetizarse jurídicamente, aprender sobre Derecho de Familia; se comenzó a utilizar un lenguaje inclusivo”, dice.

La diputada Vilma Ibarra reconoció que “tuvimos que salir a los medios para defender a la gobernadora fueguina Fabiana Ríos luego del casamiento, porque llovían las acciones judiciales contra ella”.

Diálogo entre medios.

“Cada medio tuvo su rol, fue un diálogo entre medios con actores a favor y en contra del matrimonio igualitario, con otras fuentes, e incluso con las voces del público”, dice Soledad Vallejos. Para la periodista, el debate del matrimonio igualitario y la sanción legislativa “creció en los medios a fuerza de incidencia. Hay que sumarle que todo fue muy novelesco: con personajes atípicos, mediáticos, en verano, cuando los medios tienen pocos materiales impactantes para mostrar”.

Crecimiento social

El matrimonio igualitario “fue un proceso de crecimiento para el periodismo y la sociedad. Las y los periodistas ayudaron al reconocimiento social del reclamo en base al acceso a los derechos”, aporta Von Opiela.

“Los periodistas ayudaron a naturalizar la temática, ayudaron al reconocimiento social, mostraron las carencias del colectivo LGTB, pero sobre todo colaboraron en la construcción de ciudadanía, porque el debate estaba en las casas, en el club, en todos lados, no sólo en el Congreso”.

Vallejos coincide: “la cobertura del matrimonio igualitario fue un ejemplo de cómo instalar derechos para toda la sociedad a partir del reclamo del colectivo LGTB”.

En todo el país

Esteban Pailón de la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FLGBT) destacó el movimiento nacional que se generó a partir del debate del matrimonio igualitario. Lo hizo durante la celebración en el Congreso que moderó Víctor Hugo Morales.

Un ejemplo de la federalización lo trae la organización tucumana Crisálida. Su titular, Gustavo Díaz Fernández, recuerda que “la información que circulaba era confusa, mezclaban adopción con matrimonio; decían que esta reforma sólo tendría validez en la CABA”, por eso “dada la existencia de un sector extremadamente conservador, con mucho poder económico y político que se había manifestado en contra de este proyecto, impulsamos acciones, como mesas paneles y las Asambleas por la Diversidad, tendientes a aclarar algunos puntos confusos, a fin de poder establecer un debate claro, dilucidando las verdaderas razones de esta modificación a la ley, muy necesaria en un país democrático y plural como el nuestro”.

Durante el encuentro organizado el jueves 14 para festejar el primer año de la sanción de la ley de matrimonio igualitario la diputada Vilma Ibarra anunció que el 18 de agosto comienza el debate de la ley de identidad de género en la Comisión de Justicia de la Cámara baja.