Equidad, una de las deudas con las mujeres campesinas

En el Día Mundial de las Mujeres Rurales, FAO advirtió sobre la necesidad de implementar políticas públicas para lograr ese objetivo. Testimonio de una campesina lavallina.

Equidad, una de las deudas con las mujeres campesinas

El 15 de octubre se celebra el Día Mundial de la Mujer Rural, con el objetivo de visibilizar su realidad. Foto: Irma Montiel/Télam

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Télam / Publicado el 15 DE OCTUBRE 2020

Olga González, de Laguna del Rosario, en Lavalle, dice que falta reconocimiento al trabajo de las mujeres campesinas que a diario combinan las tareas domésticas con las productivas. Ese reconocimiento es uno de los aspectos que busca impulsar la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) al advertir que América Latina necesita impulsar políticas públicas que busquen la equidad, en el Día Mundial de las Mujeres Rurales.

De acuerdo al organismo, en América Latina son 58 millones de mujeres las que viven y producen en zonas rurales. Olga es una de ellas y, a través de un video realizado por UST Campesina y Territorial, puso en evidencia la falta de visibilización de las múltiples tareas que realizan, así como la inequidad respecto de los varones.

 

Políticas públicas específicas

Al celebrarse el 15 de octubre el Día Mundial de la Mujer RuralFAO hizo dos advertencias: la necesidad de implementar políticas públicas destinadas a este colectivo y que la pandemia de COVID-19 recrudeció las desigualdades que enfrentan las mujeres rurales en toda la América Latina. Respecto del primer aspecto, desde la agencia de la ONU observan una mayor preocupación por la situación de las mujeres rurales en los países de la región, consideraron que uno de los grandes desafíos es avanzar hacia la implementación efectiva de políticas, programas y proyectos al respecto.

"Estamos teniendo más y mejores políticas en favor de las mujeres rurales en el último tiempo, pero necesitamos todavía reforzar esa línea y las respuestas han de ser más fuertes en ese sentido", dijo en diálogo con Télam la especialista en género de la oficina regional de la FAO, Catalina Ivanovic.

Las mujeres campesinas y un censo lejos de la realidad

Los datos preliminares del Censo Nacional Agropecuario 2018 muestran que las mujeres administran el 18 % de las explotaciones agropecuarias en Mendoza, mientras el resto está a cargo de varones. Sin embargo, desde distintas organizaciones aseguran que la cifra no es real y que es una muestra más de la invisibilización de la tarea de las mujeres puertas adentro de la finca.

Una opinión compartida por Ana María Restrepo, coordinadora regional de la Iniciativa Mujer Rural y Derecho a la Tierra, que reúne a 24 organizaciones de base de 12 países latinoamericanos: “Muchos Gobiernos hablan y están haciendo muchas cosas, pero a la hora de la verdad, no impactan realmente en la vida de las mujeres del mundo rural". Sin embargo, la consultora en género dijo que aún es "muchísimo" lo que queda por hacer porque, al revisar la situación sobre el ejercicio de derechos de hombres y mujeres, sistemáticamente aparece una brecha de género.

"El género es una materia particularmente compleja: las cosas pueden cambiar de forma, pero no de fondo; en su presentación, pero no en el ordenamiento social", dijo la especialista, y concluyó: "El gran cambio de mirada que estamos observando, y que aún hay que reforzar, es entendiendo que las mujeres son parte cabal de nuestro desarrollo para que este beneficie a todos y todas sin dejar a nadie atrás".

Una revolución que crece desde el pie

"No hay revoluciones tempranas, crecen desde el pie", dice la canción del poeta Alfredo Zitarrosa. Y así, desde abajo, desde el pie, crece en el Valle de Uco una pequeña revolución liderada por 80 familias que producen, en forma colectiva y sin patrón, alimentos sanos y de calidad.

 

La pandemia potencia la desigualdad

El organismo advirtió que la pandemia de COVID-19 agudizó las desigualdades sufridas por la mujeres campesinas, cuya carga de trabajo se vio intensificada por la crisis sanitaria, a la vez que se redujeron sus oportunidades económicas y su acceso a una alimentación nutritiva.

"La situación de las mujeres rurales en la región ya era muy complicada antes de la pandemia y, si hablamos de la pobreza, podría aumentar el 28,54 % en el campo, lo que nos lleva a unos 10 millones de habitantes rurales que no tendrían ingresos para adquirir una canasta básica, de los cuales casi 6 millones son mujeres", explicó a Télam Ivanovic.

"El escenario no es alentador", lamentó Ivanovic, que precisó que empeora en el caso de las mujeres indígenas y afrodescendientes, víctimas de múltiples discriminaciones.

Una de las múltiples expresiones de la brecha de género en el campo son las dificultades que tienen las mujeres para insertarse en el mercado formal del empleo y emprender o realizar labores productivas que las mantengan fuera de la línea de pobreza, lo que afecta su seguridad alimentaria.

Asimismo, esta condición de informalidad laboral supone menos ingresos y complica su acceso a las formas de protección social, como los sistemas de salud, particularmente necesarios en pandemia, señaló Ivanovic.

Un porcentaje muy alto de mujeres rurales se encuentra, además, trabajando dentro de sectores de trabajo duramente afectados por el brote, como servicios, turismo y empleo en casas particulares.

dia | mundial | mujer rural | equidad | coronavirus | trabajo