Hubo de todo, hasta que llegó el "Mundial de chanclas con medias"

"Sé que suena bizarro pero me interesa que quede como símbolo de una época”, dijo su creador, el artista Martín Ron.

Hubo de todo, hasta que llegó el "Mundial de chanclas con medias"

Foto: Télam

Sociedad Unidiversidad Salida progresiva / por Agencia Télam / Publicado el 22 DE JULIO 2020

Luego de organizar el concurso de "Puertas intervenidas durante la cuarentena", el muralista Martín Ron continúa con la idea de dejar un testimonio creativo de los días de aislamiento, por lo que lanzó en Instagram el "Mundial de chanclas con medias", un torneo con diferentes premios, cuya obra ganadora será convertida en obra de arte.

"Sé que suena bizarro pero me interesa que quede como símbolo de una época que nos toca pasar encerrados, bajo el lema #quedateencasa y además estoy sometiendo a un proceso de selección por parte de miles de personas el tema del próximo cuadro que voy a pintar", cuenta Martín Ron en una entrevista con Télam.

Más de 500.000 personas votaron en las diferentes instancias de la primera edición -realizada el mes pasado- de este original y divertido torneo, que ahora, en su segunda edición va camino a definir la foto ganadora, el próximo domingo, siempre en base a la votación del público de las redes. Los participantes del torneo han hecho hasta aquí gala de todo su ingenio e imaginería para exhibir -con el mejor estilo de entrecasa- combinaciones de medias con chancletas con formas de peces, medias con la cara de Ricardo Fort, pantuflas de Homero Simpson, de los Minions, con pompones, ojotas de puntitos con medias de color rosa, y toda variedad. La foto victoriosa de la "Primera Copa" resultó ser "las chancletas de Pato Donald".

La ganadora recibió el cuadro con esa misma imagen pintado por Martín Ron. "Y lo firmé en el reverso como si fuera un mensaje, en una botella, al futuro", detalla el reconocido muralista que cobró popularidad cuando pintó el rostro del futbolista CarlosTevez en los muros de Fuerte Apache.


"En junio de 2020, en algún lugar del planeta tierra, se disputó una batalla épica y sin precedentes: 'El Primer mundial de chanclas con medias'. Fue la celebración de un nuevo encuentro, en un escenario tan distópico como real: la gran crisis sanitaria del 2020 que nos obligó a permanecer encerrados en nuestros hogares por tiempo indeterminado", reza la frase que Ron escribió en el reverso de la obra ganadora.

"Ojo, no es un cuadro cualquiera. En su ADN existen los miles y miles de clics de otros seres (también confinados) que participaron con su voto en ese proceso de selección virtual completamente aleatorio, impredecible y muy necesario para que el artista pueda pintar un ícono de este tiempo que nos toca vivir", cierra el mensaje que el artista incluirá también en la obra ganadora de la segunda edición.

*|Gánate un cuadro pintado por mi|*  Te quedan 24hs para participar del mejor torneo del mundo, el Mundial de Chanclas con Medias (ed. Nro.2)  . Participar es fácil: . * Subí una historia con tu mejor par de chanclas y medias y etiqueta esta cuenta (tu cuenta deberá ser pública) . * Dale seguir a @ronmuralist  . * Comenta arrobando a todxs tus amigxs que usen chanclas de rockstar . Mas arrobas, más chances de ganar increibles premios de @elepants , @xniniogordox , @elgalgopinta , @staedtlerargentina . Ya te avise, te quedan solo 24hs 

null

 

Si bien el concurso -que los usuarios siguen día a día en las redes casi como si fuera una novela- responde al pomposo nombre de "Mundial Iberoamericano de Chanclas con Medias", tanto en la edición 1 como la 2 se subtitula la "Copa Lavagna", en referencia al economista y político que alguna vez se dejó ver en público con ese estilo.

"Le pusimos de nombre Copa Lavagna porque él fue el pionero en hacer público el uso de chanclas con medias. Es un guiño a aquella famosa foto y a la vez es un homenaje a una combinación, a un fetiche, que pocos suelen mostrar en público", agrega el pintor.

Ron lleva pintados cientos de murales en todas partes del mundo, al aire libre, en contacto con el público, y este concurso es, de algún modo, una forma de recuperar ese espíritu: "La pintura mural es estar en contacto permanente con la gente, incluso desde que se gesta el proyecto porque las paredes no son mías. Siempre que pinto en la calle me siento alimentado y retroalimentado por las personas que pasan, así que, de algún modo, quise trasladar ese intercambio, a este mundial en redes", detalla.

Su última obra, que tuvo que acelerar para terminarla antes de que comience la cuarentena, fue un mural en un edificio de Banfield, de 50 metros de alto -algo así como quince pisos- donde se ve un niño de rulitos que sopla levemente un globo dorado con forma de corazón.

"Este encierro fue para mi parar y encontrarme desde otro rol. Y me surgió esta reflexión de que las redes sociales son hoy nuestra puerta, nuestra ventana, para encontrarnos. Sin embargo, más allá del confinamiento, nunca me gustó esa idea del artista encerrado pintando una obra solo en su estudio para luego salir y mostrarla. El mural es puro intercambio con la gente y la obra deja de ser mía y pasa a ser de los demás, de los vecinos", aclara, en referencia a algo similar que ocurre con este mundial.

Luego de realizar en abril pasado el "Primer concurso independiente de puertas intervenidas durante la cuarentena", que a lo largo de casi dos semanas convocó a 320 artistas que se animaron a pintar de manera creativa sus espacios, Ron comenzó a analizar qué otro objeto cotidiano se podía reivindicar de este presente: "Lo primero que descarté fue el tapabocas porque es un cliché", explica.

"Es algo que todo el mundo tiene en este momento -chancletas con medias- pero nadie le da bola. Y lo que quise, con este torneo, es pintar 'la chancla más universal' y eso sólo puede surgir con la participación del público, en un mundial, con eliminatorias", dice.

"Para que todo cierre, el cuadro se lo entrego a la persona ganadora. Además, en el camino -como vimos en el primer torneo- la gente se encariña, genera memes, musicalizan sus posteos, terminan dotando de una identidad a sus chancletas y cuentan nuevas historias", dice Ron, quien pintará la obra ganadora al óleo en un lienzo de 50 x 70 centímetros.

Por su parte, en su propia cuenta de Instagram, el artista comparte y retroalimenta con diversos y divertidos contenidos todo lo generado por los competidores de las chancletas, con la ayuda del diseñador y community manager Joaquín Caba.

"Para mi, la clave es que estamos generando contenidos entre todos. Este presente está poniendo en crisis las jerarquías y el individualismo; y esta iniciativa muestra que se puede llevar adelante algo colectivo", asegura el muralista nacido en Caseros en 1981, considerado uno de referentes del street art en el mundo.

Los interesados en votar en el mundial o seguir los originales contenidos que idea cada participante (o mejor dicho, cada chancla) puede hacerlo en la cuenta de Instagram @ronmuralist.

chanclas | mundial | redes | martin ron