Innovación pedagógica para entrelazar presente y porvenir

En esta entrevista, la secretaria académica de la UNCuyo, Dolores Lettelier, da cuenta de los procesos que existen tanto en los colegios secundarios como en la educación superior para reforzar las capacidades que luego se pondrán en marcha al salir al mercado laboral. Adaptarse a los cambios, dice, es una necesidad y un desafío.

Innovación pedagógica para entrelazar presente y porvenir

Imagen ilustrativa tomada de pixabay.com

Sociedad Edición U #34 - Innovación sin vencimiento / por Zulema Usach / Publicado el 20 DE ABRIL 2019

Al referirse al concepto de innovación, su mirada no se limita a establecer una relación directa con temas técnicos. Por el contrario, le otorga profundidad y alcance al término al referirse a la importancia de potenciar todas las herramientas que propongan algo nuevo y distinto para volcar los beneficios en materia pedagógica y a lo largo de todo el proceso educativo.

La secretaria académica de la UNCuyo, Dolores Lettelier, elige esta mirada integradora al hablar de los procesos de enseñanza-aprendizaje dentro de la casa de estudios. Además, busca establecer las redes necesarias para anclar las experiencias hacia afuera, una vez que los y las estudiantes egresan y logran insertarse (o buscan su sitio) dentro del mercado laboral.

Luego de hacerse un tiempo tras una de las reuniones clave con su equipo para proyectar nuevas políticas académicas, Lettelier recibe a Edición U en su oficina. Con claridad y tono pausado, la doctora en Ciencias Sociales e ingeniera agrónoma explica las herramientas que se están llevando adelante para apuntar a experiencias destinadas a generar espacios y metodologías renovadas y dinámicas, tendientes a potenciar habilidades clave en el proceso de conocimiento, como la creatividad, la autonomía, el trabajo en equipo y la búsqueda de consensos para lograr objetivos comunes.

—¿Qué experiencias existen dentro de la Universidad para innovar en materia educativa desde los primeros años del ingreso?

—Uno de los proyectos que están insertos dentro de la Secretaría Académica es el que está llevando adelante la Dirección General de Educación preuniversitaria, cuyo objetivo es llegar a los seis colegios secundarios (Colegio Universitario Central, Liceo Agrícola, Martín Zapata, Magisterio, Departamento de Aplicación Docente y Escuela de Agricultura) para innovar dentro de las aulas al momento de desarrollar competencias en matemáticas, física y química a través del trabajo grupal y conjunto.

—¿Cuál es la metodología?

—La idea es que, más allá de que los y las estudiantes aprendan los contenidos y desarrollen ejercicios, aprendan de sus propios pares. Cuando un alumno o alumna explica a su par un ejercicio, nosotros decimos que ha alcanzado su máximo nivel de aprendizaje porque es capaz de explicarle a otra persona lo aprendido.

—¿Qué resultados se buscan con estas experiencias?

—El desarrollo de competencias no solo disciplinares, sino también transversales, que son las que luego piden los empleadores: trabajo en equipo, creatividad, capacidad de comunicación con otras personas, poder escuchar y respetar una posición diferente.

—En campos menos rígidos, ¿cómo se aplican las experiencias innovadoras?

—De hecho, existe otro proyecto que tiene que ver con el desarrollo de estas competencias a través de aspectos más vinculados con el arte. Un ejemplo es la experiencia que ya está funcionando: es una escuela de tango, que se complementa con clases de bandoneón. En este caso, lo que se desarrolla principalmente es la creatividad.

 

Dolores Lettelier (Foto: Ariella Pientro / Unidiversidad)

 

Consciente de que la innovación no puede desvincularse del uso de las nuevas tecnologías para agilizar los procesos de enseñanza, la secretaria académica vincula ambos conceptos. “El gran desafío de estos tiempos es acompañar los procesos de innovación pedagógica con los procesos de innovación tecnológica”, desliza, y da cuenta de las experiencias que la UNCuyo está llevando adelante.

—¿Cuál es la propuesta relacionada con la innovación destinada a los docentes?

—Desde el año pasado, se están desarrollando cursos de nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC). En 2018 se capacitó a 600 docentes y este año ya se sumaron a la propuesta otros 350. Ahora se está abriendo la segunda convocatoria. La idea es hacerlo progresivo para llegar a la virtualidad a través de una plataforma. La experiencia está centrada en fomentar la interacción, el manejo de redes y la actualización permanente.

—¿Cómo ha sido la evaluación desde el punto de vista de los docentes?

—Muy buena. Se han logrado muy buenos puntajes en las evaluaciones. Ahora debemos medir el impacto.

—Respecto de los y las actuales universitarios/as, ¿qué políticas innovadoras se están ejerciendo?

—Desde la Dirección de Trayectorias Académicas se está buscando analizar las necesidades de los y las profesionales una vez que se gradúen. La articulación también se realiza con colegios secundarios a través del Programa Nexos, cuyo objetivo es mejorar la tasa de egreso en el nivel medio. El seguimiento de las trayectorias de los y las estudiantes de la universidad tiene la misión de lograr que las trayectorias académicas repunten. Se analizan sus necesidades en el momento de ingreso, la permanencia y el egreso. Cuando quedan solo un par de materias, la innovación está en repensar desde cada unidad académica cuáles serán las estrategias a aplicar para mejorar esas trayectorias.

—¿Qué otras experiencias innovadoras hay en vista?

—En abril, por ejemplo, se hará una convocatoria sobre experiencias innovadoras dentro de las aulas que hasta ahora no están visibilizadas o reconocidas por las unidades académicas. También se habilitarán dos líneas para reforzar el sistema integrado de documentación y se comprarán libros digitales.

—¿Cuál es la importancia de innovar dentro de la educación?

—Es una necesidad muy fuerte de los estudiantes. Se trata de estar a la altura de los cambios que se vienen, entendiendo que la dimensión de innovación está, por ejemplo, en cómo comunicamos. La divulgación científica, en este sentido, es una de las áreas que necesitan ser reforzadas. Uno de los grandes desafíos es estar en condiciones de adaptarse a los cambios y tener el dinamismo suficiente para enfrentar cualquier cambio que venga.

sociedad | edición u34 | innovación | dolores lettelier |