La causa Próvolo impulsó las denuncias de las víctimas de La Plata

Así lo aseguró la fiscal Cecilia Corfield, que lidera la investigación en esa ciudad. Están acusados los sacerdotes Corradi y Pirmati, y el empleado Btitez.

La causa Próvolo impulsó las denuncias de las víctimas de La Plata

La sede del Próvolo de La Plata, durante un allanamiento ordenado por la fiscal. Foto: pulsonoticias.com.ar

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Verónica Gordillo / Publicado el 20 DE SEPTIEMBRE 2019

El caso del Próvolo en Mendoza fue el puntapié inicial para que once sobrevivientes del instituto de La Plata se animaran a declarar, lo que impulsó el proceso abierto en esa ciudad y que ya tiene tres acusados: los sacerdotes italianos Nicola Corradi y Eliseo Pirmati, y el profesor de informática José Britez, el único detenido. Así lo aseguró a Unidiversidad la fiscal que lidera la investigación, Cecilia Corfield.

“Los chicos y chicas que hoy son adultos estaban descreídos de toda posibilidad de ser escuchados y creo que ese descreimiento en la Justicia se fue licuando a partir de la trascendencia que toma la causa de Mendoza, donde se animaron a imputar a sacerdotes y a autoridades. Ese fue el puntapié inicial para que se acercaran, para que se animaran a declarar”, explicó Corfield.

Próvolo de La Plata: más denuncias por abusos y malos tratos

Dos personas denunciaron ante la Justicia de La Plata que fueron abusadas cuando asistían al Instituto Antonio Próvolo ubicado en esa ciudad, mientras otras tres denunciaron los malos tratos a las que fueron sometidas en el lugar donde debían educarlas.

La causa por presuntos abusos ocurridos en la sede del Instituto Antonio Próvolo de La Plata se inició poco después de que comenzara la de Mendoza, en noviembre de 2016. En ese momento, el titular de la Unidad Fiscal de Delitos Conexos con Trata de Personas y Pedofilia, Fernando Cartasegna, inició de oficio una pesquisa y brindó las garantías a los exalumnos para que se presentaran a declarar.

El primero en denunciar las vejaciones fue Daniel Sgardelis, que ayer jueves acompañó a los sobrevivientes mendocinos durante la marcha que hicieron en Mendoza. A ese primer testimonio se sumaron diez personas, que denunciaron no solo abusos sexuales, sino también los malos tratos a los que fueron sometidos.

Durante unos meses, el avance de la investigación fue muy lento, debido a que Cartasegna fue amenazado y golpeado a raíz de una causa relacionada con barras bravas, por lo cual solicitó una licencia. En abril de 2018 se hizo cargo Corfield, de la Unidad de Instrucción y Juicio N.° 15,  que hizo una convocatoria a través de las redes sociales a los exalumnos que quisieran declarar.

Próvolo: víctima de La Plata viajó a Mendoza para acompañar a sobrevivientes

Daniel Sgardelis, una víctima de abuso del Instituto Próvolo de La Plata viajó a Mendoza para acompañar a los sobrevivientes mendocinos. El hombre aseguró que es necesario ayudar a los exalumnos, ya que es difícil seguir adelante luego de sufrir vejaciones y malos tratos.

 

Los acusados

En la causa de La Plata están acusados el profesor de informática José Britez (el único detenido) y los sacerdotes italianos Nicola Corradi (acusado y detenido en Mendoza) y Eliseo Pirmati, que en 2017 fue trasladado a Italia.

Britez está imputado en cinco hechos, entre abuso sexual simple agravado (tocamientos), abuso con acceso carnal reiterado agrado (violaciones) y corrupción de menores. Según confirmó Corfield, está preparando la elevación a juicio de esta causa.

En cuanto a Corradi, la fiscal explicó que, si bien está escrita la imputación, es necesario el traslado del sacerdote a La Plata para comunicarle formalmente la acusación En este sentido, el Tribunal que lo juzga en Mendoza solicitó terminar el proceso local en contra del imputado.

La fiscal detalló los delitos que le imputará a Corradi. Son ocho hechos, entre abusos simples agravados por su condición de ministro de culto, violaciones (cinco hechos) y promoción y facilitación de la corrupción de menores.

"La única justicia que tendrán los sobrevivientes italianos será la condena de Corradi"

El titular de la Red Italiana de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico, Francesco Zanardi, dijo que el juicio que se desarrolla en Mendoza contra dos sacerdotes acusados de abuso sexual tiene un sentido profundo y simbólico para las víctimas italianas.

En cuanto al sacerdote Pirmati, está acusado de cometer abuso sexual simple agravado en tres hechos, exhibiciones obscenas y promoción y facilitación de la corrupción de menores.

Pirmati vivía en La Plata, pero cuando avanzó la investigación, se trasladó en 2017 a Italia. Hace unos meses, el medio L’Espresso lo filmó caminando por las calles de Verona. A raíz de este traslado y a pedido de Corfield, el juez de Garantías de La Plata Jorge Moya Panisello dio curso al pedido de extradición del cura, lo que resolverá el Gobierno Italiano.

Al igual que en Mendoza, los exalumnos de La Plata denunciaron sufrir abusos y malos tratos en forma constante. Corfield explicó que, pese a los años transcurridos, se pudo imputar a los acusados por abuso sexual gracias a la modificación del Código Penal que se concretó en 2011 y que determinó que la prescripción de este delito (pasados 20 años) recién comienza a contabilizarse cuando la víctima cumple los 18 años. En cambio, no se los imputó por los maltratos, porque esos delitos sí se consideraron prescriptos.

Próvolo: de Verona a Mendoza, la ruta de la impunidad

Verona, en Italia; La Plata y Mendoza, en Argentina. Los exalumnos de las sedes del Instituto Próvolo ubicado en esas tres ciudades denunciaron haber sido víctimas de abuso sexual y de maltratos por parte de sacerdotes y de quienes debían cuidarlos.

 

Internos en Próvolo de La Plata

Los testimonios permitieron determinar que los denunciantes de La Plata fueron alumnos del Próvolo entre 1982 y 1997, año en que Corradi dejó su puesto como director y fue trasladado a Mendoza. Muchos vivían internos en el colegio, ya que eran oriundos de otras provincias, por lo que solo regresaban esporádicamente a sus hogares.

Los alumnos asistían al colegio desde las 8 de la mañana hasta las 17, hora en que regresaban a la residencia, lugar donde denunciaron haber sufrido abusos y malos tratos por parte de los sacerdotes y de personas que debían cuidarlos.

Al igual que en Mendoza, Corfield confirmó que los alumnos intentaron explicar lo que les pasaba, pero nadie hizo nada. Contó que un chico escribió una carta y que incluso en 2012 una mamá hizo la denuncia judicial, pero esta no prosperó. A diferencia de lo que sucedió en Mendoza, donde el Ejecutivo determinó el cierre del Instituto, en La Plata sigue funcionando como un colegio privado. 

provolo | abusos | sordos | instituto | sacerdotes | corradi | pirmati | laplata | verona | iglesia