La Industria Electrónica Fueguina sigue cuesta bajo.

Según los datos del INDEC, la electrónica de Tierra del Fuego sufre la peor caída de producción en 10 años, sólo se fabricaron 16 notebooks, tablets y PC en todo 2017. El derrumbe se debe al impacto que tuvo en el sector la baja de aranceles a las importaciones dispuesta por el gobierno de Mauricio Macri.

La Industria Electrónica Fueguina sigue cuesta bajo.

Diario Ámbito Financiero

Tecnología Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 05 DE ENERO 2018

Las empresas fueguinas buscan reconvertirse en proveedoras de autopartes, pero su industria sigue en caída,  y mientras buscan mejorar su competitividad para hacerle frente a la baja de aranceles a las importaciones dispuesta por el ejecutivo, se conoció que 2017 cerrará con la peor caída de la actividad desde 2010.

Un claro ejemplo es quizás la fabricación de notebook, tablests y PC que paso de 290.000 unidades a penas sólo 16. Por su parte las cámaras fotográficas se hundieron más del 80% respecto del año pasado y la fabricación de monitores cayó un 37,3 %. Así mismo, los aires acondicionados y los televisores bajaron un 12%.

Para este período, la industria electrónica de Tierra del Fuego enfrentará un panorama complejo. A los números actuales se suman compromisos que resultan de la reforma tributaria. Además, desde 2018, se reduce del 17% al 10,5% el impuesto interno para los productos importados (hasta llegar a cero en 2024) y de 6 al 0% para los nacionales. En un principio, bajaba directo a cero también para importados.

Paralelamente, Rosana Bertone, gobernadora de la provincia fueguina, negoció una modificación gradual y selló un acuerdo entre la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE) y el gremio metalúrgico de la UOM para mantener salarios freezados hasta 2020. La provincia también se comprometió a reducir la presión impositiva, pero aun así la electrónica tambalea y busca reorientarse hacia otras ramas como las automotrices para convertirse en proveedoras de autopartes.