Los números de la salud adolescente

Los datos sobre embarazos adolescentes y VIH, en jóvenes de 10 a 19 años, se desprenden del informe publicado en conjunto por el Ministerio de Salud de la Nación y Unicef.

Los números de la salud adolescente

Joven embarazada durante la consulta en el Hospital de la Universidad Nacional de Cuyo. Foto: Marcelo Fernández.

Datos interactivos Unidiversidad Salud / por Unidiversidad/ Ana Vargas / Publicado el 14 DE OCTUBRE 2016

Un informe elaborado por el Ministerio de Salud de la NaciónUnicef, a partir de las estadísticas disponibles en distintos organismos del Estado, reveló que hubo una disminución en la tasa de diagnóstico de VIH durante 2014. Sin embargo las estadísticas también alertaron que el 67,5 % de las jóvenes que se convierten en madres cada año, 3000 de ellas antes de los 15 años, no buscaban quedar embarazadas.

El informe titulado “Situación de Salud de las y los Adolescentes en la Argentina”, evidenció que casi el 80 % de las jóvenes que se quedaron embarazadas sin buscarlo no utilizaba ningún método anticonceptivo para evitarlo."Esto indica que no están pudiendo ejercer su derecho de regular su fertilidad, y ahí es donde los sistemas y los adultos tienen mucho que ver", asegura Fernando Zingman, de Unicef.

En tanto, las estadísticas dejaron al descubierto que dos de cada 10 pacientes que son atendidas por aborto en distintos hospitales del país son de niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años. Este número ha ido en aumento desde 1995. Sin embargo, para el coordinador del Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia del Ministerio de Salud, Juan Carlos Escobar, este crecimiento "puede tener que ver con un mayor registro" de una problemática históricamente invisibilizada por el subregistro, "por lo que no se puede afirmar que hay más abortos".

Con respecto a las enfermedades de transmisión sexual y VIH/Sida, el informe retoma de la Dirección Nacional de Sida y ETS que tanto en varones como en mujeres la mayor cantidad de diagnósticos de VIH se realiza entre los 25 y 34 años, y se registra un aumento paulatino de la mediana de edad de diagnóstico a lo largo del período 2001-2009.

Del análisis de los datos surge que en el grupo de 15 a 19 años, la principal vía de transmisión son las relaciones sexuales y que las tasas de diagnóstico son mayores en mujeres que en varones. Esto último se debe a que las mujeres acceden al testeo a partir de la oferta universal de la prueba en el control prenatal, en tanto los varones, en general, solo lo hacen por su propia demanda a partir de una mayor percepción de riesgo o ante un requerimiento médico específico.

 

embarazo | vih | adolescentes | unicef