Malbec para todos: el más barato, el más caro y el más popular

La joya de la viña: el malbec de Catena Zapata que se cotiza a 3.400 pesos.

Malbec para todos: el más barato, el más caro y el más popular

Una botella de la cepa insignia del país puede valer entre $ 20 y $ 3 000. Qué determina este abanico de precios. Además, un ranking interactivo para celebrar el Día Mundial del Malbec.

Producción: Constanza Sánchez / Unidiversidad

 

Beber una copa de vino conlleva diferentes gustos, necesidades y, por supuesto, precios. Hay una gran variedad de factores que influyen a la hora de ponerle un valor a una botella, que explican por qué a veces se llegan a pagar cifras de varios ceros por un vino que, a primera vista, no parece muy diferente de otros que se venden a 20 pesos, por ejemplo.

Esta disparidad de precios se evidencia en el gráfico interactivo de esta nota, que muestra un ránking de etiquetas mendocinas de distintas marcas. Todas tienen un denominador común: son de uvas Malbec, a propósito de del Día Internacional del Malbec que se celebra hoy en todo el mundo.

Unidiversidad consultó a Gabriela Malizia, periodista de vinos y sommelier, para explicar cómo se establece el precio de un vino. La especialista explicó que en Argentina los más caros rondan los $ 3000, pero en otros lugares del mundo llegan a valer hasta 10 000 euros. Son los vinos denominados “íconos”, productos dedicados para coleccionistas o para participar de concursos y competir a nivel mundial.

Estos vinos íconos provienen de pequeñas producciones, se hacen con uvas específicas e incluso con una zona o un viñedo determinado. La marca también produce un valor agregado muy importante, ya que influyen elementos como su continuidad, su prestigio, la etiqueta, así como la fama que tiene el enólogo que elaboró la bebida. Podría decirse que el marketing del producto juega un papel fundamental.

Respecto a los vinos intermedios, no significa que la calidad sea inferior pero seguramente la producción es más masiva, es decir, de mayor cantidad de botellas. Los insumos, el tipo de botella, los corchos especiales, seguramente no van a ser los mismos que los de los vinos íconos, ya que todo eso influye a la hora de colocarle un precio. En este sentido, a la hora de competir, explicó Malizia, solo intervienen bodegas medianas o grandes que tienen producciones de más de dos millones de litros.

Los vinos de baja gama, denominados “popular premium”, muchas veces son hechos con uvas de regiones más productivas, como la zona Este. En Mendoza, hay varias regiones del Valle de Uco o de Luján donde la uva es más barata pero de allí salen los vinos de mayor consumo. En esta categoría, los vinos "tetra" o conocidos como “finitos” son realizados con uvas criollas o genéricas que no poseen varietales. De ahí que no sean 100 % Malbec.