Mendoza, indiferente ante la quita del Fondo de la Soja

Desde el Gobierno, vaticinan que el impacto sobre las cuentas provinciales será neutro.

Mendoza, indiferente ante la quita del Fondo de la Soja

Desde el entorno del Gobernador, no mostraron preocupación por las nuevas medidas. Foto: Clarín.

Provincial Unidiversidad Retenciones / por Unidiversidad / Publicado el 14 DE AGOSTO 2018

Es menos plata, pero no importa. Al menos, eso afirman las fuentes cercanas al gobernador Alfredo Cornejo sobre la eliminación del “fondo de la soja” que dispuso Nación, con incidencia directa sobre provincias y municipios.

El denominado “fondo de la soja” es, en realidad, el Fondo Federal Solidario (FFS), una cuenta conformada por el 30 % de las retenciones a las exportaciones de soja, usada para financiar los proyectos de obra pública distribuidos a lo largo y ancho del país. Su eliminación es parte de un plan más grande que apunta a reducir el déficit fiscal y cumplir con los acuerdos asumidos ante el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Precisamente, es gracias a los pesos y contrapesos de este plan ideado desde Casa Rosada que dentro del círculo íntimo del Gobernador no alcanzaron a dispararse las alarmas. Desde el gabinete de Cornejo aseguran que el impacto sobre la provincia del cese del FFS será mínimo, ya que este se compensará con otra de las medidas del plan: la disminución de los reintegros a la exportación.

En efecto, en Casa de Gobierno ya se sabía que la eliminación del FFS era inminente, debido a los fuertes cimbronazos que el Ejecutivo nacional ya había mencionado que estaba obligado a realizar para cumplir con sus metas fiscales.

En números, Mendoza perderá $ 285 millones de los $ 944 millones que restaba cobrar del “fondo de la soja”. Sin embargo, desde el Gobierno local aseguran que esa pérdida se compensará en parte con la mencionada baja a los reintegros, que se reducirá en dos tercios.

Sin que haya datos oficiales por el momento, desde el Gobierno se muestran despreocupados y estiman que, entre quitas y “dádivas”, el golpe para el balance fiscal de Mendoza será de aproximadamente $ 160 millones este año, apenas el 0,19 % del presupuesto provincial, que es de $ 85 000 millones.

Aun más: desde Casa de Gobierno aseguran que, incluso si se tuvieran en cuenta solamente los planes de obra pública –cuya partida ronda los $ 8200 millones–, el impacto no resultaría significativo –menos del 2 %–.

Con todo esto, el panorama se completa al estudiarse las cuentas provinciales a futuro, ya que el beneficio para Mendoza llegará, en términos netos, en el año 2020, cuando la baja en reintegros compense finalmente el total de fondos que se hubieran obtenido de la soja.

cornejo | soja | fondo de la soja | ajuste | fiscal | retenciones | impuestos