Mendoza quiere medir la promoción con un cuentakilómetros

Mendoza quiere medir la promoción con un cuentakilómetros

Sociedad Unidiversidad por Marcelo Sivera - CICUNC-Contenidos / Publicado el 19 DE JULIO 2011

El gobierno de Mendoza salió a proponer a sus pares de San Juan y La Rioja -y en especial al gobierno nacional- un régimen de promoción industrial "por sector y por actividad" que atienda en la región las "desventajas de localización" que sufran localidades ubicadas en cualquiera de las cinco provincias involucradas (sumadas San Luis y Catamarca). La iniciativa defiende un "criterio de sustentabilidad fiscal para la Nación, y uno de sustentabilidad social y productiva para toda la zona", confirmaron voceros seguros a CICUNC-Contenidos. Y promueve un sistema de inversiones en el que resultan favorecidas las localidades más alejadas de los grandes centros de consumo y de las áreas de mayor producción de materias primas. Es decir, a más kilómetros del Gran Mendoza (el mayor centro de consumo del Oeste argentino) el beneficio deberá ser mayor y cuanto más cerca, tendrá que achicarse.

La aplicación de un régimen de este tipo significaría lisa y llanamente que la promoción industrial incluiría al interior de Mendoza, que La Rioja y Catamarca serían las más beneficiadas, que San Juan y San Luis obtendrían menores ventajas y que sólo serían superiores a las del interior de Mendoza en la medida en la que se alejen de Jocolí o del Desaguadero.

El tema se está conversando entre los ministros de la Producción de Mendoza, Raúl Mercau, de San Juan, Raúl Benítez y de Industria de la Nación, Débora Giorgi. Todo indica que en los próximos días se dará participación a los diputados nacionales y a dirigentes empresarios mendocinos y se conocerán más detalles de la iniciativa. Un eventual acuerdo sobre esta base implicaría que Mendoza no insistiría con el decreto nacional -nunca publicado- que incorporaba a siete departamentos (Las Heras, Lavalle, Santa Rosa, La Paz, General Alvear, San Rafael y Malargüe). Y que San Juan tomaria distancia de cualquier reclamo de  aplicación lisa y llana del decreto 699 que estiró por quince años el régimen promocional que vencerá el año entrante, limitándolo a la masa salarial adicional invertida aunque ampliándolo a toda inversión mediante una eliminación de cupos.

Este decreto se mantiene en situación de litigio judicial, aún tras el rechazo de la Cámara Federal de Mendoza a la presentación de la Cámara (empresaria) de San Rafael que lo tuvo paralizado en su aplicación, durante un año.

La propuesta toma como instrumento de medición de beneficios a una especie de cuentakilómetros" ya que la lejanía favorece y la cercanía perjudica. Pero también contempla otros indicadores económicos y sociales para promover áreas deprimidas o con mayores índices de pobreza, en cualquiera de las cinco provincias.

La población de Mendoza (1,7 millón) es igual a la de las otras cuatro provincias sumadas. Pero mientras en Mendoza (con un 29% de habitantes con problemas de vivienda) hay una casa cada cinco habitantes, en San Luis  se registra una cada tres. Mendoza arrastra un déficit habitacional de 119 mil viviendas (entre nuevas y ampliadas) mientras San Luis ("sin déficit habitacional", según la propaganda del gobierno puntano) recibe casi la misma coparticipación por Fonavi (4% contra 3,65%).

En San Juan sólo uno de cada cuatro habitantes tiene cloacas mientras en Catamarca sólo uno de cuatro disfruta de gas en su domicilio. En cambio en Mendoza el 65% cuenta con clocas y el 71% con gas natural en sus viviendas, tomando datos oficiales morosos que aún deben actualizarse. Mendoza es la que registra menor tasa de crecimiento poblacional de la región con 10,7%. Es menos de la mitad de las tasas de La Rioja (26%); San Luis (24%) y Catamarca (22%) y está muy por debajo de la de San Juan (15%). Pero también hay que destacar que Mendoza es la provincia que históricamente ha tenido un menor porcentaje de población con Necesidades Básicas Insatisfechas (15%), comparada con Catamarca (25%), La Rioja (24%), San Luis (18%) y San Juan (17%), aunque estas cifras oficiales también deban actualizarse a la fecha. Luego de 30 años de enfrentamientos, el Oeste argentino está buscando acordar un régimen común de promoción. Está claro que para que se alcance un entendimiento duradero el objetivo central debe ser el de equilibrar la región y que cualquier habitante pase a tener condiciones de vida similares en cualquiera de las cinco provincias. Para eso no podrá haber ni exclusiones ni beneficios uniformes y habrá que atender cada necesidad sin importar en qué provincia se encuentre.

Para ello, se deberá abandonar -dentro y fuera de Mendoza- lo provincianismos aldeanos que ya se han mostrado excluyentes (afuera) y discriminadores (adentro). Que Mendoza -por peso propio- sea la líder de una región equilibrada, siempre será mejor a que -como en los últimos treinta años- siga siendo una "puntera" resistida a la que sus vecinos sigan soslayando cada vez que puedan.