Policía pide suspender fiesta de Año Nuevo en Río de Janeiro

Temen ola de violencia en los festejos de Copacabana, después de varios incidentes que vienen repitiéndose en los últimas semanas.

Policía pide suspender fiesta de Año Nuevo en Río de Janeiro

Fiesta de Año Nuevo en Río de Janeiro. Foto: ANSA

Internacionales Unidiversidad por Unidiversidad/ ANSA Latina / Publicado el 29 DE DICIEMBRE 2016

La Policía de Río de Janeiro recomendó suspender los festejos de Año Nuevo, donde se espera la presencia de unos dos millones de personas, ante el riesgo de disturbios y la falta de recursos.

"Ante la posibilidad de que ocurran manifestaciones, que por la cantidad de gente podrán tomar proporciones violentas, se recomienda cancelar los shows musicales y de pirotecnia", señala la Asociación de la Policía Militarizada.

Los policías temen que se repitan los violentos actos realizados en las últimas semanas por empleados públicos de Río de Janeiro, que suspendió el pago de los salarios. En esas protestas hubo, incluso, enfrentamientos entre la Tropa de Choque policial y miembros de los diversos sindicatos policiales.

En tanto, esta semana se registraron varios asaltos en oleada, los "arrastoes", de jóvenes que irrumpen en las playas donde asaltan a los bañistas y luego se repliegan con gran velocidad.

La nota señala, además, que la tradicional fiesta de Año Nuevo, llamada "Reveillon", supone un gasto público de cinco millones de reales (3,6 millones de dólares) en momentos de falta de recursos.

Los palcos para el show ya comenzaron a ser instalados en la playa de Copacabana frente a la cual serán fondeadas balsas desde donde se lanzarán toneladas de fuegos artificiales.

Río de Janeiro se declaró en "estado de calamidad económica" y solicitó socorro financiero al presidente Michel Temer, que ayer miércoles 28 anunció restricciones al apoyo que había prometido.

La suspensión del "Reveillon" propuesta recomendada por la Policía Militarizada de Río de Janeiro, principal fuerza de seguridad provincial, fue divulgada luego de que la Policía Civil anunciara una huelga de brazos caídos. La misma, que es responsable de las comisarías y las investigaciones, comunicó también que realizará trabajo a velocidad de "tortuga" entre el 31 de diciembre y el 1 de enero.

internacional | brasil | año nuevo | festejos | violencia