Reforma laboral: para los especialistas, es necesaria pero no prioritaria

Economistas y profesionales del derecho laboral coincidieron en que debe cambiarse la legislación, pero primero hay que estabilizar la economía. Puntos a discutir sobre la relación empleado-empleador.

Reforma laboral: para los especialistas, es necesaria pero no prioritaria

Imagen ilustrativa

Nacional Unidiversidad Reforma laboral / por Mariano Rivas / Publicado el 26 DE JULIO 2019

El término da miedo, pero las interpretaciones que se le dan son múltiples. La reforma laboral ha sido impulsada e instalada en la agenda pública en distintos momentos por parte del Gobierno nacional. Si la alianza Juntos por el Cambio resulta reelecta, parece decidida a dar otro intento, después de 2017, por avanzar en el marco legislativo con una modificación de la normativa.

Más allá de eso, que dependerá de la resolución que tengan los comicios de octubre, especialistas en derecho laboral y economistas señalaron a Unidiversidad que el asunto debe esperar hasta lograr la recuperación de la economía. Luego, plantearon que la discusión debe ser dada, pero sin avasallar los derechos de los trabajadores y con la participación de todos los actores involucrados.

Roberto Domínguez –abogado, profesor titular de Derecho Laboral de la Facultad de Derecho de la UNCUYO y subsecretario de Trabajo en la gobernación de Arturo Lafalla (1995-1999)– sentó posición: “No vamos a solucionar los problemas que hoy tiene el país con una reforma laboral”, aunque aclaró que al día de hoy se desconoce cómo sería concretamente esa hipotética reforma, tan mentada por el oficialismo. Agregó que estos temas, tal como están actualmente las cosas, “no son prioritarios”.

“El país se va a solucionar si verdaderamente se soluciona la economía y, dentro de la economía, una partecita son las relaciones laborales”, opinó Domínguez. Sin embargo, el docente universitario también apuntó que el derecho de trabajo no es un derecho estable, sino dinámico, y eso implica “adaptarse a ciertas realidades. No podemos negarlas: nuevas tecnologías, metodologías de trabajo, métodos de producción y demás, por las cuales hay que sentarse y ver de qué manera el derecho de trabajo se ajusta a ellas”, dijo el especialista.

En el mismo tono, el economista Pablo Salvador –actualmente director de la Licenciatura en Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCUYO– reconoció que la reforma es necesaria, pero que primero hay que resolver otros temas, empezando por la inflación. Después de iniciado el proceso de baja, “el Banco Central puede disminuir la tasa de interés de referencia. Entonces, las Pymes pueden salir a tomar créditos, los supermercados pueden abrir sucursales, el almacenero puede comprar más mercadería. En consecuencia, la economía empieza a crecer y se empieza a generar empleo”, desarrolló Salvador. Una vez creados los puestos de trabajo, habría que pensar en los cambios de las relaciones laborales.

“Es necesaria una reforma laboral en la Argentina, no con los criterios ni los términos falaces que está planteando Macri”. Las palabras corresponden a la abogada laboralista Marisa Uceda. La especialista, que encabeza la lista de precandidatos a diputados nacionales del Frente de Todos, se refirió así a algunos de los puntos más discutidos del plan del Gobierno, como la reducción de las indemnizaciones por despido, la flexibilización de la jornada de trabajo, y la implementación del banco de horas.

“Tenemos cómo demostrar que es falaz. Acá mismo, en la Argentina, hay un montón de convenios colectivos que han negociado puntos que están en esta reforma, como es el quite de horas extras, el congelamiento de salarios y categorías. El gremio de los textiles negoció así. No hace falta ser un experto en economía para darse cuenta de que es el rubro que más se ha visto perjudicado. Se está yendo (del país) la marca Wrangler", ejemplificó Uceda.

Dujovne prometió la reforma laboral para 2020

Analizamos junto al economista Pablo Salvador los anuncios que hizo el ministro de Hacienda tras reunirse con inversores en Nueva York.

Otra voz terminante al respecto fue la del economista Roberto Roitman, quien se desempeña como vicedecano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCUYO.  “Me parece que es una excusa. Le ponen un nombre marketinero a una situación que en realidad es de mayor ajuste para los trabajadores, que ya vienen pagando un ajuste muy grande en la Argentina”, sentenció Roitman. No obstante, el economista indicó que no debe estar en discusión que el derecho laboral tiene que adecuarse a las transformaciones y al impacto que la tecnología está generando en el empleo.

 

Datos que alarman

Hay una realidad que trata sobre nuevas tecnologías, nuevos trabajos generados por estas y nuevos vacíos legales en las normativas laborales, que se quedan anticuadas ante la emergencia de relaciones de dependencia inéditas; por ejemplo, los trabajadores de plataformas como Pedidos Ya, Glovo y Rappi. A la vez, hay otra que habla de nuestro país en particular: Argentina tiene dos dígitos de desempleo. De acuerdo a datos oficiales del Indec, del primer trimestre de 2018 al primer trimestre de 2019, el promedio de desocupación subió del 9,1 % al 10,1 %.

Para completar los indicadores preocupantes, el economista Salvador dio otra precisión durante la entrevista que muestra que el sector privado no genera trabajo en la Argentina: entre abril de 2012 y abril de 2019, los asalariados en este campo solo aumentaron el 1,4 %. En general, el número de trabajadores registrados solo subió el 10,6 % en esos siete años. Como se ve, el sector privado representa una porción muy pequeña del nuevo empleo.

“Por este camino no podemos seguir. Si continuamos así, vamos a ir poco a poco perdiendo los trabajos que tenemos. Vos, yo, el vecino, todos. Y el Estado no puede hacerse cargo de esta generación de empleo, tiene que ser el sector privado”, manifestó Salvador. 

La reforma laboral y sus alcances

En su columna semanal Carmelo Cortese explicó las características que tendría esta medida impulsada por el gobierno encabezado por Mauricio Macri.

 

Entonces, ¿qué reforma?

El economista planteó que la reforma tiene que tener dos puntos básicos: por un lado, bajar los impuestos al empleador y al empleado. “Hoy, entre los impuestos que paga un empleador y los impuestos que pagan los trabajadores, hay un 40 % más o menos de sueldo bruto. Es decir, 4 de cada 10 pesos son impuestos. Si vos vas a los países vecinos, en Chile es el 22 % la suma de los dos. El promedio de América Latina es el 25 %”.

Además, para Salvador, hay que desarrollar nuevos convenios laborales. Esto, en relación con los trabajos nuevos ya mencionados. “Tenés que buscar la forma de hacer que los trabajadores de ese sector estén protegidos y que los empresarios tengan incentivos para contratar gente. Entonces, esta reforma laboral es un banco de tres patas: empresarios, Gobierno y sindicatos”, concluyó Salvador.

Domínguez, por su parte, no abogó por una reforma global, sino que hizo énfasis en los convenios como negociaciones entre sectores específicos. “Que los propios actores sociales que están en actividad sean los que evalúen qué cambios hacer (…) Habrá que sentarse y dialogar sobre cómo es la organización hoy del trabajo. No discutir la baja de los derechos de los trabajadores”, estableció el abogado.

Para Uceda, las nuevas leyes deberán proteger a las pymes, los empresarios y los trabajadores en su conjunto. “Se hicieron blanqueos que fueron muy exitosos durante la gestión del kirchnerismo y no necesariamente se tuvo que modificar la ley”, subrayó la laboralista.

La precandidata a diputada nacional opinó que los principales factores que hacen que no se genere trabajo son la falta de crédito, el incremento de las tarifas y la ausencia de acompañamiento del Estado. Para el Gobierno, “los trabajadores y las trabajadoras somos el costo a achicar, y con eso tiene que ver claramente una cuestión ideológica del sector al que representan”, criticó Uceda.

Marisa Uceda: "Si la reforma laboral quita derechos, estaré en contra"

La candidata a diputada nacional por el Frente Elegí opinó en Radio U también opinó sobre las PASO, la legalización del aborto y de su militancia política.

Similar a la visión de la abogada es la de Roitman, que dijo: “Por un lado hay que buscar nuevas formas de gestión y nuevas formas de empleo, pero por otro tampoco hay que permitir que sean maneras de bajar los costos de despido, y de eso se trata actualmente”.

El economista apuntó que los costos laborales de Argentina son altos o bajos “dependiendo de con qué país lo compares. Si es con Chile, sí. Si comparás con Suecia, no. Alemania también tiene el costo laboral más alto que nosotros. Sin embargo, son más competitivos”.

Roitman destacó que la competitividad no es un problema de un solo factor, como es la mano de obra: “Tiene que ver además con cuánto son los impuestos, con la tasa de interés, con el nivel de tecnología de una sociedad”. En un país como la Argentina, donde el consumo está tan relacionado con el mercado interno, los trabajadores “también son consumidores, también son los generadores de demanda de mercaderías y, por lo tanto, de aumento de la producción”, por lo que la reforma que planea el Gobierno “no es el camino”, cerró el economista.

Este medio también trató de comunicarse con el actual subsecretario de Trabajo y Empleo de la provincia, Carlos Segura, para conocer su opinión sobre la reforma que está en el tapete de la discusión pública, pero no obtuvo respuesta.

nacional | reforma laboral | economía | roberto domínguez | pablo salvador | marisa uceda | roberto roitman | trabajadores | juntos por el cambio | frente de todos | derecho