Repudio a la publicidad de Andes "Huracanes"

La publicidad tiene el fin primer de vender productos o servicios, hacerle ganar plata a quien paga para crearla. Busca generar una relación entre el espectador (como alguien que está expectante o abierto a recibir dicha publicidad) y el producto o servicio que se pretende vender. Pero también sabemos que la publicidad refuerza roles de género opresivos y difíciles de cumplir, incluso muchas veces (las más) refuerza estereotipos de lo que es ser mujer y lo que es ser varón, llevándolos a extremos peligrosos.

Repudio a la publicidad de Andes "Huracanes"

Imagen de la publicidad

Sociedad Unidiversidad por Guadalupe Pregal / Publicado el 17 DE JUNIO 2013

De estas construcciones publicitarias se desprende que, usualmente, la mujer es mostrada como un objeto sexual, al servicio del placer sexual (y visual) del varón, respondiendo a parámetros estéticos imposibles de lograr (está estimado que solo el 3% de la población femenina ganó el premio genético de responder a los estándares físicos de "belleza"), mostrándose sumisa, superficial (lo único que le importa a las mujeres es tener la casa y la ropa limpia y tener mucha ropa) y al servicio del varón, la familia, e incluso la sociedad (como simple reproductora de la humanidad, y con los rasgos maternales que le corresponden).

En cambio los varones, si bien también son mostrados en ocasiones como hipermasculinizados (hombres rudos, musculosos, poderosos), también comienzan a ser mostrados con cuerpos en dos extremos: con una musculatura muy trabajada o con cuerpos delgados pero bien formados; también aparecen como seres sin culpa, supuestamente inocentes. O al menos, eso es lo que pretende hacernos creer la nueva campaña publicitaria de la Cerveza Andes. "Huracán Laura" y "Huracán Marta" son los dos productos audiovisuales en los que se basa la publicidad. En la primera y bajo la consigna de "¿POR QUÉ LOSHURACANES MÁS DEVASTADORES TIENEN NOMBRE DE MUJER?", se presenta a Gustavo, un hombre que parece devastado porque "a mediados de mes Laura terminó su relación con Gustavo y se fue de su casa. Pero no se fue sola, arrasó con todo". A partir de ahí, vemos a Gustavo mostrar una casa que parece devastada, donde ya no hay cuadros, las ventanas están cubiertas con tablas, y así el pobre "hombre abandonado" va recorriendo la casa donde Laura lo ha dejado desolado. El "pobre hombre inocente" se transforma en una "VICTIMA DEL HURACÁN LAURA". Ahí es cuando el amigo viene a traerle una cerveza y a darle apoyo, y se lee en la pantalla: "UNA MUJER SE PUEDE LLEVAR TODO, MENOS A TUS AMIGOS". "BAH, SI QUIERE PUEDE".

http://youtu.be/j6GZvMb7trg



En el segundo caso, Bruno es "víctima" del "Huracán Marta". La publicidad, al igual que la anterior, comienza mostrando imágenes ilustrativas de diferentes huracanes y arranca con el texto gancho de la campaña: "¿POR QUÉ LOS HURACANES MÁS DEVASTADORES TIENEN NOMBRE DE MUJER?". A continuación, se ve a un hombre recogiendo algunos objetos tirados en un jardín e improvisando un refugio con un tendedero de ropa. La voz en off acompaña diciendo: "Aquí, en un improvisado refugio, la vida continúa para Bruno. La tragedia lo sorprendió repentinamente. Pero una nota de su mujer Marta aclaraba todo", a lo cual el Gustavo lee: "Si el trabajo es lo que más te importa, quedate con eso. Yo me quedo con la casa, el auto, el perro y la mountain bike". El "pobre hombre está debajo de su improvisado refugio, con traje y tapado con una frazada, mientras llueve copiosamente. La voz en off continúa: "Al día de hoy Bruno intenta superponerse", mientras se muestran imágenes de Bruno en su campamento. Finalmente, llega el amigo con la cerveza y la publicidad cierra con el mismotexto que la anterior.

http://www.youtube.com/watch?v=PXCpdoMPZZU



Así es como Andes, con su "simpática" campaña, refuerza el estereotipo de la mujer devastadora, que quiere quedarse con todo (superficial y materialista) y construye un hombre que parece no entender qué es lo que ha sucedido, cómo ha llegado a la situación en la que se encuentra.

Así, nuevamente se pone al varón en el lugar de víctima (lugar en el que mucha gente pone a los varones que se separan, como si ellos no pudieran arreglárselas solos) y a la mujer, a la que no le da voz, en el lugar de la supuesta acaparadora y destructora. Casi que puede adivinarse que son seres que demandan atención, como en el caso de Marta, que parece competir con el trabajo de Bruno; o egoísta, como en el caso de Laura, que se lleva el inodoro, el bidet y hasta las bombillas de luz.

Y también es así como quienes deben controlar que la violencia de género no se siga reproduciendo tanto en la publicidad como en el resto de los productos audiovisuales (y visuales, radiales y de consumo masivo), parecen no actuar frente a estas violentas publicidades. Por ello repudio la campaña “Huracanes” de Andes y solicito a las autoridades que accionen los mecanismos necesarios para que dicha campaña sea sacada de la televisión y de otros espacios (como Youtube).

Huracán Laura

publicidad | violencia de género | desigualdad