"Hubo Justicia, pero a Marita la seguimos buscando"

La Justicia condenó finalmente este martes, con penas que van de los 10 a los 22 años de prisión efectiva, a todos los imputados por el secuestro de Marita Verón, ocurrida en abril de 2002. Su madre, Susana Trimarco, máxima exponente en la lucha contra la trata en Argentina, dijo que esta condena traía justicia pero que la búsqueda de su hija y de las miles de mujeres desaparecidas "no se termina con ningún fallo".

"Hubo Justicia, pero a Marita la seguimos buscando"

Foto: NA. Miriam Medina, referente de la lucha contra la violencia policial, y la monja Berta Povalej, quien fuera docente de Marita en su adolescencia, acompañan a Susana y a Micaela en una de las inagotables marchas en pedido de Justicia.

Sociedad Unidiversidad por Edición Uncuyo / Publicado el 08 DE ABRIL 2014


"Estoy un poco contenta, porque hemos conseguido justicia para Marita y para todas las chicas. Seguiremos luchando por todas las chicas hasta el día que sepamos qué hicieron con Marita. Esto también traerá un poco de paz para Mica (Micaela, su nieta)", expresó a la agencia Noticias Argentinas Susana Trimarco, madre de la joven, tras conocerse la sentencia.

La madre de Marita señaló que entre los condenados "todos saben" qué sucedió con su hija, y se mostró satisfecha de ver que tienen prisión efectiva. "Si bien a Marita no la encontré, se hizo justicia por tantas chicas a las que les hicieron daño", afirmó. Atravesada por los sentimientos encontrados de satisfacción y dolor, Trimarco reconoció que durante el dictado de la sentencia tenía la expectativa de que alguno de los imputados se diera vuelta y le revelara dónde está su hija. 


Gracias al empeño puesto por Trimarco en la búsqueda de Marita, el caso llegó a la Justicia tucumana en diciembre de 2012 con 13 imputados por secuestrar y desaparecer a la joven. Todos resultaron absueltos, bajo las disposiciones del tribunal conformado por los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano. 

El repudio social y las evidentes fallas judiciales presentes en la sentencia contribuyeron para que, en diciembre de 2013, la Suprema Corte de Justicia de Tucumán revirtiera las absoluciones y dispusiera el nuevo tribunal, que este martes trajo justicia al caso icónico de la lucha contra el delito de trata de personas y explotación sexual en el país. 

El tribunal, ahora integrado por Emilio Páez de la Torre, Dante Ibáñez y Juana Juárez, –en base al pedido de 25 años de prisión para los máximos responsables de la desaparición de Marita– resolvió penas que van de los 10 a los 22 años. Según detalla Infojus Noticias, los penados son Daniela Natalia Milhein, con 18 años; Andrés Alejandro González, también con 18 años; José Fernando "Chenga" Gómez: con 22 años; Cynthia Paola Gaitán, con 10 años; Carlos Luna, con 17 años; Domingo Pascual Andrada, con 17 años; Mariana Natalia Bustos, con 10 años; María Azucena Márquez, con 15 años.