Los niños, las víctimas de septiembre

El noveno mes quedará marcado por las muertes violentas de chicos, propios y extraños.

Los niños, las víctimas de septiembre

Rita Rodríguez ayer (29 de septiembre) fue condenada a cadena perpetua junto a su pareja, por el crimen de Luciana, su hija de tres años, cometido en enero de 2014.

Sociedad Unidiversidad por Jorge Fernandez Rojas / Fotos: Axel Lloret / Publicado el 30 DE SEPTIEMBRE 2015

Septiembre comenzó y termina con la marca de la muerte sobre los chicos. El segundo día del mes (miércoles 2) nos sacudió Aylan Kurdy, el niño de la playa, el nene sirio de dos años que encontraron tendido boca abajo en la costa turca. Aquella foto estremeció al mundo y sacó a la luz la mugre bajo la alfombra que significan los refugiados que escapan de las guerras de Oriente Medio en los países centrales de Europa. Ahora, un día antes de que termine el mes, y sin la repercusión de Aylan, otra vez los niños y adolescentes son noticia fatal.

La sentencia del asesinato de la niña Luciana Rodríguez, el caso de un niño muerto por quemaduras, un adolescente calcinado y una chica aparecida. Ese es el saldo informativo del martes 29.

 

Con Luciana en la cabeza

La madre, Rita Rodríguez, y el padrastro, Jorge Orellano, fueron condenados a cadena perpetua; ella, por abandono de persona, y él, por asesinato.

La víctima, la nena de 3 años, murió el 7 de enero de 2014 cuando Orellano la abandonó en la Clínica Santa María de la Ciudad, ya sin vida.

 

Otro bebé quemado

Mientras, se conoció que el chico de un año y medio que llegó el lunes 28 al Hospital Notti con el 90 % de su cuerpo quemado murió el martes siguiente al atardecer. La abuela acusó directamente al padrastro del nene, quien le entregó al niño quemado y adujo que se le había caído un resistencia sobre la cuna en la casa de un asentamiento de Guaymallén.

El hombre de 25 años que "cuidaba" al nene se llama Diego Rivera y se encuentra detenido.

 

Inseguridad, sin justicia y con una muerte

Una pueblada de vecinos de Ugarteche indignados por la inseguridad se cobró la vida de un adolescente que se escondía debajo de una cama, en una casa que terminó incendiada por la presunción de que ahí estaba el aguantadero de los delincuentes que los acosaban.

El chico de 16 años murió por asfixia y quemaduras luego de que vecinos enceguecidos incendiaron una vivienda.

 

Apareció Lorena

En el mismo día se encontró a la adolescente Lorena Veskus, quien había desaparecido tras ir a misa el domingo 27. Reapareció ayer martes 29 en Guaymallén.

La chica es de Maipú y se encuentra en buenas condiciones, aunque estaba muy conmocionada y sus padres dijeron a los medios que creen que fue secuestrada.   

luciana | aylán | niños | víctimas