Un día global para la marea verde

Cada 28 de septiembre se conmemora el Día por el Aborto Legal y Seguro. El día fue elegido porque en Brasil, en esa fecha, se dictó la libertad de vientres y se derogó la esclavitud de las mujeres.

Un día global para la marea verde

Imagen del pañuelazo del 28 de mayo en Casa de Gobierno, Mendoza. Foto: Amparo López para ANRed.

Sociedad Unidiversidad Aborto legal / por Milagros Martín Varela / Publicado el 28 DE SEPTIEMBRE 2018

En su libro más reconocido, El cuento de la criada, Margaret Atwood –en el prólogo de la edición de 2017– les pregunta a aquellas personas que promueven la maternidad forzada a quién beneficia. “A veces a un sector, a veces a otro. Nunca a nadie”, se responde la autora, que se metió de lleno en el debate por la legalización del aborto en Argentina mediante cartas y tuits que interpelaban de manera directa a la vicepresidenta, Gabriela Michetti. Sin embargo, y a pesar de las palabras y del mundo distópico que nos presenta Atwood con su maravillosa novela, el aborto todavía no es legal ni en Argentina ni en muchos otros países latinoamericanos.

Fue aquí, en Latinoamérica, donde entre el 18 y el 24 de noviembre de 1990 se estableció el 28 de septiembre como el Día de Acción Global por el Aborto Legal y Seguro. Más específicamente, fue aquí, en Argentina, en la ciudad de San Bernardo (Buenos Aires), durante el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe. Allí participaron la Comisión por el Derecho al Aborto en Argentina, la organización Católicas por el Derecho a Decidir y feministas de Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay y Perú.

La fecha fue adoptada en conmemoración del 28 de septiembre de 1871, día en que se promulgó en Brasil la Ley de la Libertad de Vientres por la que se devolvió esa condición a hijos e hijas de mujeres esclavas. Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, informaron que para este 2018 el movimiento de mujeres y diversidades sexuales se ha organizado bajo el lema “Hablemos de aborto” para conmemorar esta fecha.

En particular, este año la campaña se propone exigir “las condiciones para el aborto seguro, con calidad de atención y los cambios jurídicos que otorguen plenos derechos en cada uno de los países de América Latina y el Caribe. Este reclamo se vuelve más poderoso, un grito que recorre el mundo denunciando la violencia ejercida por los Estados que niegan el acceso a abortos seguros, permiten la tortura física y emocional debido al abuso y maltrato en su búsqueda de servicios de salud sexual y reproductiva, la negación de los servicios adecuados, la preponderancia de la objeción de conciencia como obstaculizadores de derechos, que se transforman en un patrón regional y tienen en común una conducta discriminatoria basada en el género, estereotipos y prejuicios de etnia, clase y territorio, que causa daños y sufrimiento a mujeres y personas con capacidad de gestar”.

 

La situación en Argentina

El pasado 14 de junio, el Congreso de la Nación Argentina dio sanción inicial a un proyecto de ley que buscaba legalizar la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Sin embargo, en las primeras horas del 9 de agosto, la iniciativa fue rechazada por el Senado. Por lo tanto, el país quedó a la espera de 2020, cuando ese mismo proyecto pueda volver a tratarse en la Cámara Alta del Poder Legislativo.

Mientras tanto, no cesan los esfuerzos por afianzar las otras dos premisas de la campaña: Educación Sexual Integral (ESI) para decidir y anticonceptivos para no abortar. De hecho, hay seis proyectos presentados por diputados y diputadas de distintos bloques para modificar y así efectivizar la Ley 26150 de ESI, que fue sancionada y promulgada en 2006, pero que nunca obtuvo presupuesto ni voluntad política suficiente para que realmente se cumpliera.

A estas propuestas legislativas también se ha opuesto el sector que está en contra del aborto legal, con una campaña que lleva el hashtag #ConMisHijosNoTeMetas. Estas personas consideran que la ESI se utiliza para incitar la iniciación sexual temprana, la homosexualidad o transgeneridad e incluso han llegado a divulgar audios vía WhatsApp en los que dicen que “obligan” a los niños a desnudarse en clase.

No obstante, basta leer la ley vigente para entender que la ESI no tiene otro fin más que educar sobre el propio cuerpo de manera pedagógica y acorde a cada edad; que niños y niñas sepan que pueden decir “no” y que su palabra vale, concientizar sobre relaciones violentas para evitarlas, derribar estereotipos y prevenir embarazos no deseados, entre otros objetivos.

Por otro lado, Unicef y varias ONG impulsaron una campaña denominada #MostráTuPoder con el fin de prevenir el embarazo. La idea es interpelar a adolescentes y jóvenes para debatir sobre sexualidad, sobre el derecho a elegir el momento de tener sexo y prevenir embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

 

Mendoza se sumó al Día por el Aborto Legal y Seguro

Movimientos de mujeres se reunieron en Plaza Independencia para recordar la importancia de una ley nacional que permita despenalizar la práctica. Al mismo tiempo, pidieron por la aplicación efectiva de la Ley ESI. #UnidiversidadNoticias

La iniciativa busca multiplicar la difusión de información para el reconocimiento de los derechos de los adolescentes y el ejercicio de elegir si tener sexo, con quién y cuándo, sin ninguna forma de violencia o coerción, respetando la decisión del otro de manera saludable y placentera.

sociedad | aborto legal | 28s | 28 de septiembre | dia de la accion global por el aborto legal y seguro