¿Un kilo ya no será un kilo? El impacto del cambio en la unidad de medida

La modificación tendrá una mejora considerable para la ciencia.

¿Un kilo ya no será un kilo? El impacto del cambio en la unidad de medida

Foto: T13

Ciencia Unidiversidad por Unidiversidad / Emilio Murgo / Publicado el 16 DE NOVIEMBRE 2018

Un kilo es un kilo y lo seguirá siendo por los próximos 100 años o más. Pero lo que va a cambiar para mayo de 2019 será la manera de definirlo y medirlo. Igualmente, no hay de qué alarmarse, ya que no tendrá ningún tipo de modificación para la vida cotidiana, por lo que no habrá sorpresas en las balanzas de las verdulerías o a la hora de determinar nuestro peso corporal (lamentablemente no nos hará adelgazar ni un gramo), pero será de gran importancia para las investigaciones científicas que requieren un elevado nivel de precisión en sus cálculos.

En este sentido, el Comité Internacional de Pesos y Medidas se reúne la semana que viene para definir lo que hasta el momento se denomina “kilogramo patrón”, que nació en 1889 y se encuentra ubicada en una cámara de seguridad en Francia. Este patrón es la medida con la que se comparan absolutamente todas las balanzas que conocemos.

La decisión se toma después de que expertos hayan demostrado que el kilogramo tal como lo aplicamos en la actualidad se ha modificado alrededor de medio miligramo en comparación a cuando se estableció el primer estándar.

Cómo nos afectará el cambio en la unidad de kilogramo

Todos los detalles que tenés que saber sobre la nueva medida.

Unidiversidad se comunicó con Alejandro Lobos, director de la orientación de física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCUYO, quien nos detalló cómo se llevará adelante esta transición: “Había expectativas de que a partir de mayo de 2019 las balanzas iban a pesar menos, pero esto no va a ser a así, por lo que un kilo va a seguir siendo un kilo”.

“Para comprar un kilo de pan no importa tanto la exactitud; pero si uno tiene de repente una empresa farmacológica va necesitar definir con absoluta precisión los microgramos de alguna droga en particular de o algún desarrollo de radiofármacos. De esta manera, se manejan mediciones muy pequeñas que necesitan exactitudes en elementos muy precisos, tanto de medición, como de comparación de masas”, destacó Lobos.

Hay muchas tecnologías nuevas, es decir emergentes, que tal vez no las vemos en el mercado pero que pueden ser muy importantes para el futuro, tal es el caso de las nanotecnologías, la miniaturización de circuitos y cosas que por ahí se nos escapan en nuestra vida cotidiana pero que tecnológicamente son muy importantes.

Para dar solución a estos inconvenientes, los sistemas de mediciones han intentado perfeccionarse: “En física existe lo que llamamos constantes universales que son -por ejemplo- la velocidad de la luz, que si uno la mide acá o en Júpiter es la misma cantidad, de esta manera se define el patrón de longitud que es el metro”, afirmó Lobos.

De esta manera, las constantes universales democratizan la medición, ya que la misma resolución se va a dar en cualquier país y va a lograr mediciones más precisas.

Esta imagen creada por computadora muestra un prototipo utilizado para calcular un kilo. Foto: Wikipedia.

Con el kilogramo se va a utilizar una constante llamada “Constante de Planck”, y de esta manera lo que se va a empezar a utilizar para medir la masa de un kilogramo será la “Balanza de Watt”, que se relaciona a través de fuerzas electromagnéticas con la Constante de Planck, así se termina relacionando una masa que uno pretenda medir con constantes de la naturaleza.

Con todos estos avances podemos determinar que el camino de la industria, la ciencia y la tecnología van en busca de una mayor exactitud.

En este sentido, Raúl Pérez quien es doctorado en física e ingeniería y adjunto de investigación en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) detalló en profundidad qué es la ‘Constante de Planck': “Es un número muy pequeño en el que interviene la mecánica cuántica y se utiliza mediante equipamiento electromagnético para de esta manera determinar el patrón del kilogramo”.

“Va a ser más accesible al mundo científico, ya que no van a tener que viajar hasta Francia para determinar el patrón, sino que va a bastar con descargar la información desde Google para tenerlo a disposición”, resaltó.


kilogramo | peso | balanza | física | ciencia | tecnología