YPF tiene 347 pasivos ambientales y venció el plazo para sanearlos

Lo confirmó la titular de la Dirección de Protección Ambiental, Miriam Skalany. En 2011 le extendieron por 10 años la concesión de 16 áreas, pero siempre que remediaran el 100% de las deudas ambientales. Actúa Fiscalía de Estado. El gobernador tiene la última palabra.

YPF tiene 347 pasivos ambientales y venció el plazo para sanearlos

En 2011 se firmaron contratos con cinco empresas para extenderles la concesión por 10 años, pero atado a la remediación de los pasivos. Foto: El Cronista.com

Sociedad Unidiversidad Ambiente y desarrollo / por Verónica Gordillo / Publicado el 16 DE ENERO 2018

La empresa YPF tiene 347 pasivos ambientales en 13 áreas petroleras mendocinas, pasivos que no son otra cosa que deudas por daños de distinta envergadura causados al medio ambiente como consecuencia de la actividad extractiva. Si bien la firma continúa con el proceso de remediación de los mismos, se venció el plazo establecido en el contrato que firmó con la Provincia en 2011, que le extendió 16 concesiones a 10 años, pero siempre que cumpliera con una serie de requisitos, entre ellos solucionar el 100% de los pasivos.

En total, fueron cinco empresas las que obtuvieron la extensión de las concesiones de 25 áreas petroleras. Todas están atadas a cumplir la cláusula ambiental, pero de acuerdo a información aportada por la titular de la Dirección de Protección Ambiental (DPA), Miriam Skalany, cuatro firmas remediaron los pasivos al 100%, pero YPF (que tiene la mayoría de las áreas) aún continúa con el proceso, ya que completó la remediación al 100% de 105 pasivos, pero tiene pendientes 347 más.

Ahora, el gobernador Alfredo Cornejo debe tomar una decisión frente a este incumplimiento: extender el plazo para que la empresa concluya la remediación de todos los pasivos -pese a que se agotó el tiempo previsto en el contrato- o hacer caer la concesión.

La situación la monitorea Fiscalía de Estado. Desde ese organismo solicitaron información a las autoridades del Ejecutivo respecto del  avance de la remediación de los pasivos (datos que recibió a mediados de diciembre) y ahora elevaron un nuevo pedido al secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, para conocer el plan de acción frente al vencimiento de los plazos previsto en el contrato.

 

Una extensión con requisitos

El 6 de abril de 2011, el entonces gobernador Celso Jaque y quien era el vicepresidente de YPF, Sebastián Eskenazi, firmaron un contrato de extensión de concesión a 10 años de 16 áreas petroleras. Esa renegociación se ató a una serie de requisitos: el compromiso de una mayor inversión por parte de la compañía -entonces en manos de Repsol-, el pago de un porcentaje mayor de regalías y la remediación de la totalidad de los pasivos que declararon en 2008 y que fueron certificados por la autoridad de aplicación.

Esa extensión de la concesión incluyó a cinco firmas: Sinopec (Cacheuta y Piedras Coloradas), Chañares Herrados (Chañares Herrados y Puesto Pozo Cerrado), Petrolera El Trébol (Cerro Mollar Oeste, Puesto Rojas Atamasqui y Refugio Tupungato) y Petroquímica Comodoro Rivadavia (CNQ-1El Sosneado). Ninguna con la magnitud de la ahora reestatizada YPF, teniendo en cuenta la cantidad de áreas que explota.

La extensión de las concesiones tuvo como condición excluyente la remediación de los pasivos. El punto 3.9 del contrato es claro: “Deberán remediar, a la fecha de vencimiento del plazo original de las concesiones, los pasivos ambientales que surgieren de la evaluación del Informe Ambiental 2008 de la empresa, independientemente de la fecha en que los mismos se hayan producido”.  Este es el aspecto que se incumplió porque los plazos originales de las concesiones vencieron, algunos en 2016 y otros en 2017.

 

Prorrogan la concesión de las áreas petroleras de YPF por 10 años : Prensa Gobierno de Mendoza

Prensa Gobierno de Mendoza

Una deuda ambiental

Para explicar qué es un pasivo, Skalany se valió de dos conceptos económicos: activo y pasivo. Dijo que así como el primero es el capital y lo que está en movimiento, el segundo es una deuda de vieja data, que en el caso de la industria petrolera son incidentes que no fueron saneados, que si bien no necesariamente contaminaron, constituyen un riesgo ambiental. Y dio ejemplos: suelos o cauces empetrolados, cañerías en desuso, instalaciones que no fueron tratadas, caminos y pozos abandonados, repositorios colmados, chatarra dispersa, entre otros.

La funcionaria también explicó el proceso que se lleva adelante para remediar esos daños. Primero se releva cada uno de los pasivos, después se los caracteriza (determinar qué tipo de componentes posee) y se hace un análisis de riesgo, en base a  una matriz estandarizada internacionalmente. En función de eso es que se plantea el plan de acción, cuyo objetivo central es llevar la situación al estado anterior, es decir, que si hay tierra empetrolada debe quedar limpia y conservar o replantar la vegetación natural.

La ingeniera química recalcó que existen situaciones que son prioritarias: cuando los pasivos están cerca de cursos de agua, de poblaciones, de zonas de pastoreo, de cultivo, ya que el hidrocarburo puede afectar en forma directa estas actividades. Esos fueron los primeros pasivos que remediaron las firmas.

Nueva matriz evalúa cómo sanear mejor los pasivos petroleros

La creó un grupo de profesionales del CCT Conicet Mendoza. A pedido del gobierno, realiza informes técnicos sobre las declaraciones juradas que presentan las concesionarias. Recomendaciones y seguimiento de los casos.

Avance de la remediación

Skalany brindó a Unidiversidad el detalle respecto del avance de remediación de pasivos de las compañías. Dijo que de las cinco firmas que renegociaron, cuatro concluyeron al 100% los trabajos: Sinopec (sólo falta concluir el saneamiento de una pileta que está al 95%), Chañares Herrados, Petrolera El Trébol y Petroquímica Comodoro Rivadavia.

La profesional especificó que la firma YPF declaró 452 pasivos en 13 áreas, de los cuales 105 fueron saneadas al 100% y aún le quedan 347 por resolver. Explicó que sanearon en forma total cinco áreas: El Portón, Cerro Fortunoso, Llancanello, Río Tunuyán y Cañadón Amarillo. Ahora deben continuar el proceso en el resto de las áreas: Barrancas, El Manzano, La Brea, Llancanelo R, Puntilla de Huincán, Valle del Río Grande, Vizcacheras, Altiplanicie del Payún, Chihuido de la Sierra Negra, Puesto Hernández y La Ventana.

Skalany explicó que YPF cumplió al 100% con la totalidad de la caracterización de todos los pasivos, así como con el análisis cuantitativo de riesgo y dijo que esa es la base fundamental para continuar la remediación. Este proceso lo monitorean los profesionales del CCT Conicet Mendoza.

La profesional comentó que frente al incumplimiento de los plazos (las fechas originales de las concesiones se vencieron) solicitará un descargo a la firma YPF para conocer cuál es la razón por la que no pudieron concluir con la remediación de todos los pasivos. Esa expliación de la compañía puede ser aceptada, o de lo contrario se la podría multar por el incumpliento. 

Unidiversidad se comunicó con profesionales del área de comunicación de la empresa YPF, pero no hicieron comentarios u aclaraciones respecto del tema.

Ahora, será el gobernador Alfredo Cornejo quien tendrá la última palabra y decidirá si le extiende a la empresa el plazo para remediar esas deudas ambientales o hace caer las concesiones y licitarlas nuevamente. 

Otra forma de trabajo

Otra forma de trabajo

La titular de la Dirección de Protección Ambiental, Miriam Skalany, aseguró que actualmente las empresas petroleras no generan pasivos y que esto se debe a que cambiaron en forma radical la forma en que se trabaja, las medidas de seguridad y el control que se realiza del proceso. Dijo que este cambio se produjo a partir de la década del ’80, cuando los ciudadanos tomaron conciencia del daño ambiental que pueden causar las actividades del hombre. La ingeniera química explicó que ante un incidente, ahora las empresas deben notificarlo dentro de las 12 horas y comenzar las tareas de remediación a las 24 horas, con lo cual se evita la generación de nuevos pasivos. Skalany comentó que en el último tiempo se produjeron dos incidentes graves: uno en Cerro Divisadero y otro en Cerro Amarillo y que los trabajos de remediación permitieron llevar el lugar a la situación anterior, conservando incluso la flora. La profesional explicó que la expectativa a futuro es incorporar tecnología, como drones y acceder a imágenes satelitales actualizadas, para mejorar las tareas de control del organismo que preside. Pese a esto, dijo que son muchos los organismos del estado que tienen sus ojos en el campo, ya que trabajan en conjunto con Irrigación, Minería, Hidrocarburos y con entes nacionales que también ejercer controles.

Pasivos de áreas a concesionar

Pasivos de áreas a concesionar

El Ejecutivo provincial anunció que en el primer semestre de 2018 realizará una licitación pública para concesionar 11 áreas hidrocarburíferas, de las cuales 9 son de exploración y 2 de explotación. De acuerdo a información oficial, está previsto que el 5 de mayo y el 14 de junio se adjudiquen estas áreas para exploración y exploración, respectivamente. La directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, explicó que ya elevaron al Ejecutivo el informe con los pasivos ambientales que existen en esas áreas y que deberán remediar las firmas que se queden con las concesiones. Skalany comentó que en esas 11 áreas no existen pasivos significativos, sino que son deudas menores que deberán sanear las firmas que se queden con las concesiones. La industria petrolera es clave para la provincia de Mendoza, sobre todo teniendo en cuenta la importancia de las regalías que recibe por la exploración y explotación de los recursos, que rondan los 3 mil millones de pesos anuales

petroleras | pasivos | ambientales | protección ambiental | concesiones | licitación | áreas | hidrocarburos | ypf