Alcohol cero al volante: crece la polémica antes del tratamiento en el Senado

Las autoridades mendocinas analizan no poner en vigencia la norma si obtiene el visto bueno de la Cámara Alta. Un grupo de ONG pidió su aprobación, por entender que es la única forma de frenar las muertes por siniestros viales.

Alcohol cero al volante: crece la polémica antes del tratamiento en el Senado

De acuerdo medios locales, el Ejecutivo provincial analiza no adherir a la norma si esta obtiene la aprobación en el Senado: Foto: Télam

Sociedad

Alcohol al volante

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 28 DE NOVIEMBRE DE 2022

Desde que la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de tolerancia cero al volante, se recrudeció la polémica sobre la iniciativa que en breve se tratará en el Senado nacional. Entre las voces en contra, está la del Ejecutivo mendocino, que analiza no aplicar la norma en la provincia si logra el aval de la Cámara Alta.

El jueves 24 de noviembre, la cámara de Diputados aprobó y giró al Senado el proyecto de Alcohol Cero al volante, mediante el cual se pretende modificar la Ley de Tránsito para prohibir la conducción vehicular con una alcoholemia superior a 0 miligramos por litro de sangre. Se eliminaría la restricción actual, que permite 0,5 gramos.

Entre los 19 votos a favor, se contaron los de Adolfo Bermejo y Liliana Paponet (ambos del Frente de Todos), mientras que se abstuvo Marisa Uceda. En contra votaron Eber Pérez Plaza (Frente de Todos); Julio Cobos, Lisandro Nieri, Pamela Verasay y Jimena Latorre (Cambia Mendoza), y Omar De Marchi y Alvaro Martínez (PRO).

La actual Ley de Tránsito (24449) establece, para cualquier tipo de vehículos, una tolerancia de hasta 500 miligramos (0,5 gramos) de alcohol por litro de sangre; para motocicletas o ciclomotores, hasta 200 miligramos (0,2 gramos); y para transporte de pasajeros de menores de edad y de carga, alcohol cero.

La tolerancia cero al volante ya se implementa en siete provincias y 13 localidades del país. En tanto, en la provincia de Buenos Aires resta que la Cámara de Diputados apruebe la iniciativa impulsada por el gobernador Axel Kicillof, que ya recibió media sanción del Senado provincial a fines de octubre.

 

Las voces en contra

Luego de la aprobación de Diputados, las reacciones a favor y en contra de la propuesta recrudecieron, no solo por parte del sector vitivinícola, sino también del propio Ejecutivo mendocino. Distintos medios locales publicaron que el gobernador Rodolfo Suárez analiza no aplicar la ley en Mendoza, en caso de que reciba el visto bueno del Senado.

De acuerdo a una nota de "Diario UNO", autoridades provinciales analizan que la norma se torne inaplicable en Mendoza, teniendo en cuenta que ni Gendarmería ni la Agencia Nacional de Seguridad Vial pueden sancionar a las personas que manejan con exceso de alcohol en sangre.

La razón que esgrimen las autoridades es que no existen datos estadísticos ciertos de que una ley de este tipo ayude a reducir los accidentes de tránsito. En cambio, aseguran que sí se logró este objetivo en la Provincia al aumentar los controles y el valor de las multas por conducir cuando se sobrepasa el 0,5 estipulado hasta el momento.

Desde la industria vitivinícola también recrudecieron las críticas a la iniciativa, por entender que no sólo perjudica al sector, sino que no existen muestras ciertas de que colabore en el descenso del número de accidentes viales.

 

Las voces a favor

Mientras Mendoza analiza no adherir a la iniciativa, otras voces pidieron que el Senado la convierta en ley. Entre ellas, se cuentan las de 137 organizaciones que impulsan el proyecto y aseguran que es la única manera de poner un freno a las 20 muertes por día que se producen en Argentina como consecuencia de siniestros viales.

En tanto, quienes votaron a favor de la iniciativa, como el presiente de la Comisión de Transporte, Jorge Rizzotti (UCR), remarcó que el proyecto no va en contra el consumo de alcohol, sino de conducir cuando se bebió.

Quienes defienden la iniciativa destacaron dos aspectos centrales: el abordaje terapéutico desde el que se asegura que el consumo de alcohol no es compatible con conducir vehículos y el descenso de los siniestros viales por esta causa, en las provinciales y sitios del país donde ya existen leyes de este tipo. En el medio de la polémica, el titular de la Agencia Nacional de seguridad vial, Pablo Martínez Carignano, criticó a través de un tuit a “políticos representantes de los empresarios”.

"Ocho de cada 10 mendocinos apoyan la Ley de #AlcoholCero al volante. Sin embargo, los políticos representantes de los empresarios plantean casi una guerra de secesión. No hay necesidad: van a bajar los siniestros viales, el consumo de vino no se verá afectado y todos conviviremos”, señaló el funcionario.

Ahora resta que la Cámara Alta trate la iniciativa que despierta voces a favor y en contra en todo el país.

Fuente: Télam y diario Uno

alcohol cero conducir vitivinícola