Alejandro Sejanovich, el mendocino que se convirtió en el mejor enólogo del año

Fue elegido por el reconocido periodista Tim Atkin como el "Winemaker of the year". En diálogo con Unidiversidad, contó su historia en el mundo del vino y qué significa recibir este premio para la industria.

Alejandro Sejanovich, el mendocino que se convirtió en el mejor enólogo del año

Alejandro Sejanovich. Foto: Manos Negras

Sociedad

Vitivinicultura

Unidiversidad

Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio

Publicado el 01 DE JUNIO DE 2021

Ensuciarse las manos y hacer tributo a la tierra, el sueño que persiguió Alejandro Sejanovich y que lo llevó a ser elegido como el mejor enólogo del año por el reconocido periodista británico Tim Atkin. En diálogo con Unidiversidad, el mendocino contó su historia en el mundo del vino, qué significa recibir este premio y el futuro de la industria.

En el reporte Argentina 2021 Special Report, el reconocido Master Of Wine, periodista, comentarista de vinos y juez de diversos concursos internacionales Tim Atkin distinguió a “El Colo” como Winemaker of the Year. A la vez, destacó a la cosecha 2019 como la mejor añada histórica del país y calificó su primer 100 puntos de Argentina al vino tinto Per Se Uní del Bonnesant 2019.

El ingeniero agrónomo y enólogo está al frente de Bodega Teho, Cielo Arriba, Estancia Los Cardones, Estancia Uspallata, Manos Negras, Tinto Negro y Vivo o Muerto, que producen más de 50 etiquetas en Mendoza, Salta y la Patagonia. Tras ser director de viñedos de Catena Zapata, en 2009, junto a su colega Jeff Mausbach, decidió perseguir un sueño que lo llevaría, este 2021, a ser premiado internacionalmente. Por aquellos años, emprendió el camino de desarrollar vinos con identidad terruña y de alto nivel.

Alegría y reconocimiento es lo que “el Colo”, como todos lo conocen, sintió al recibir esta distinción. Siente que es una muestra del esfuerzo realizado durante tantos años, no solo suyo, sino también de su equipo y de toda la industria. “Siempre está bueno que a uno lo reconozcan. Demuestra el gran trabajo que se ha hecho, los estudios y las investigaciones realizadas, todo lo que ha dado sus frutos. Significa que vamos por el camino correcto”, comentó Sejanovich, que añadió que este tipo de premios también ayuda a la comercialización del vino.

Foto: Manos Negras

Sobre lo que significó comenzar el proyecto años atrás, el viticultor señaló que, como cualquier emprendimiento, no fue tarea fácil. Sin embargo, en esta industria, el andar puede ser más exigente. “El vino tiene un comercio muy específico. Hay que saber comprenderlo, conocerlo bien, elegir a las personas correctas. Algunos empezaron y no les funcionó. La venta de vino es un negocio muy especializado, es distinto a todos los otros negocios”, remarcó. Manos Negras, proyecto creado como tributo a enólogos y trabajadores de las bodegas, esos que se ensucian con tierra para hacer vinos artesanales y de calidad, es un intento logrado de expresión local, identidad y compromiso terruño, aspectos clave para recibir el Winemaker of the Year semanas atrás. 

“El objetivo cuando nos independizamos con mi socio fue hacer vinos que expresaran lugares, con características influenciadas más por el terruño que por la madera. Tim Atkin aprecia eso”, destacó Sejanovich. Esto se refleja en sus diferentes líneas, como "Tinto Negro" "Finca La Escuela" o "1955", vinos que nos trasladan a su origen y a la tierra donde crecieron.

Foto: Manos Negras


El futuro

Para Sejanovich, la pandemia impactó en la industria de diferentes maneras. Al respecto, afirmó: “Hay que entender que el negocio del vino no es uno solo, son varios. Algunos se dedican a la venta de vino a granel; otros, a ventas en supermercados; otros, como yo, a ventas en restaurantes y vinotecas. Son mercados muy diferentes”. Si bien hay sectores más afectados que otros, el consumo aumentó, señaló el enólogo: “Veníamos de una caída del consumo en 2019. No sé si es por la pandemia o por el precio de otras bebidas, pero el consumo se incrementó”.

En cuanto a la relación de los jóvenes con el vino, el enólogo destacó que estos están interesados y pertenecen a ese mundo. “Al joven le interesa consumir vino. Hay que mejorar la comunicación y el marketing hacia ellos. El que inicia en el vino no lo deja”, comentó.

Sobre el rumbo a seguir tras ser elegido el mejor enólogo de 2021, Sejanovich aseguró: “A partir de ahora, hay que esforzarse más, no quedarse dormido, seguir con más desafíos”.

sociedad vino enología vitivinicultura bodegas enólogo alejandro sejanovich winemaker of the year tim atkin