Analizarán muestras tomadas en la finca donde vivía Johana Chacón

Lo confirmó la titular de la organización Acciones Coordinadas Contra la Trata de Personas (ACCTP), Celeste Perosino. Contarán con la asistencia de peritos del Poder Judicial de la Nación. Elevación a juicio de la causa.

Analizarán muestras tomadas en la finca donde vivía Johana Chacón

Las especialistas buscan cualquier vestigio de la adolescente Johana Chacón. Foto: Axel Lloret.

Sociedad

Johana Chacón

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 16 DE DICIEMBRE DE 2016

Las cinco arqueólogas que trabajaron durante diez días en la finca donde vivía Johana Chacón trasladarán parte del material que recopilaron a Buenos Aires, para analizarlo en laboratorio y determinar si corresponde a vestigios de la adolescente lavallina de la que nada se sabe desde el 4 de septiembre de 2012. La titular de la organización Acciones Coordinadas Contra la Trata de Personas (ACCTP), Celeste Perosino, confirmó que analizarán el material en laboratorio y recalcó que, si bien encontraron restos óseos, los mismos pueden ser de animales, teniendo en cuenta que en el lugar funciona una explotación agrícola.

Perosino explicó que el material será analizado por integrantes de la organización que comanda, con la asistencia de peritos del Poder Judicial de la Nación.

El rastrillaje de distintos sitios de Tres de Mayo, la localidad lavallina donde vivía la adolescente, en especial de la finca Curallanca, fue una solicitud del fiscal de Homicidios, Santiago Garay, que lidera la investigación por el homicidio de Johana Chacón. La causa tiene como único imputado a Mariano Luque, quien está detenido con prisión preventiva en Boulogne Sur Mer. 

Cuatro años sin Johana y sin respuestas

Semanas después de realizar este pedido, el procurador Alejandro Gullé dio el visto bueno para que las profesionales de la organización Acciones Coordinadas Contra la Trata de Personas concretaran el rastrillaje, tarea que concluyó el 16 de diciembre. Perosino –quien integró durante once años el Equipo Argentino de Antropología Forense– explicó que trabajaron en distintas zonas marcadas por testigos como posibles lugares de inhumación del cuerpo de la adolescente. En especial, siguieron los dichos de la hermana de la víctima y expareja de Luque, Beatriz Chacón.

La profesional recalcó que se cuidó especialmente la cadena de custodia de todo el material extraído, es decir, evitar que sea alterado de cualquier forma hasta que finalmente llegue al laboratorio. Para eso contaron con la asistencia del fiscal, así como de las fuerzas de seguridad.

Junto con Perosino trabajaron en Lavalle las arqueólogas Laura Duguine, Nadia Rabuffetti, Silvia Carlini y Belén Sandoval, todas egresadas de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
 

Elevación a juicio

El resultados de las pericias del material extraído en Lavalle será el último paso que espera el fiscal Garay antes de elevar a juicio la causa por el homicidio de Johana Chacón, la adolescente que sus compañeros vieron por última vez el 4 de septiembre de 2012 cuando se bajó del micro que la trasladó desde la escuela Virgen del Rosario hasta la finca Curallanca, donde vivía con sus hermanos y su hermana y con el hoy único imputado en la causa.

Desde ese 4 de septiembre, la comunidad educativa de la escuela Virgen del Rosario –con la directora Silvia Minoli a la cabeza– inició una campaña para encontrar con vida a la chica y a Soledad Olivera, otra mujer lavallina que su familia buscaba desde el 18 de noviembre de 2011. 

chacón johana lavalle minoli lavalle tres de mayo