Asumió José Valerio

El juez impulsado por Cornejo ya es integrante de la Suprema Corte de Mendoza.

Asumió José Valerio

José Valerio es saludado por el Gobernador. Foto: Axel Lloret.

Provincial

Justicia y política

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 01 DE DICIEMBRE DE 2016

"Quiero agradecer a ciudadanos de a pie que me brindaban su apoyo", dijo José Virgilio Valerio, quien aseguró que trabajará "por los derechos de todos".  

Valerio ya es juez de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. De esta manera concluye un proceso de debate por lo que representa el magistrado dentro de Tribunales y la resistencia que puede generar dentro del alto tribunal. Mientras, desde el Gobierno se lo sostiene como una cuña contra el llamado "garantismo", instalado y sostenido por el ministro de la Corte Omar Palermo.

Valerio dijo que aportará su experiencia y criterio para "cambiar estructuras anacrónicas del Poder Judicial". El juez dedicó una parte especial de sus palabras a agradecer a "ciudadanos de a pie" que lo apoyaron y arengó a ser tolerantes con las opiniones ajenas. "Debemos aprender a ser tolerantes, a escucharnos, respetar las ideas y hacer funcionar las instituciones", dijo.

Por su parte, el discurso del gobernador Alfredo Cornejo estuvo orientado a respaldar a Valerio y al Procurador de la Corte, Alejandro Gullé. El mandatario negó que tenga intenciones de controlar al Poder Judicial. "Si quisiera controlar la Justicia habría propuesto otros nombres para la Corte y la Procuración", señaló.

La señal más concreta es que Valerio asumió con una herramienta que consideraba importante desde el Instituto de Estudios de Derecho Penal que el mismo jurista lidera y que además integra el actual Procurador de la Corte, Alejandro Gullé.

Se trata de la flamante 8.ª Cámara de Crimen y la eliminación de la Cámara de Apelaciones. La razón es, según lo explicó el miembro informante por el oficialismo, Jorge Albarracín, “porque las demás cámaras están colapsadas y, con esta decisión, todas deberán a la vez resolver las apelaciones”.  

El trasfondo es que se desarma un bastión “progresista”. Los camaristas de la ahora disuelta Cámara de Apelaciones, Luis Correa Llano y Ramiro Salinas, se encolumnan en ese espacio. Es decir que lo aprobado en la Legislatura le resta poder interno a Palermo.

 

política provincial justicia y política vacante en la corte josé valerio alfredo cornejo garantismo