Escándalo legislativo por el aumento "por decreto"

Los radicales culparon al anterior gobierno; los peronistas dijeron que peligran las otras paritarias. Una tormenta cargada de culpas y cargos.

Escándalo legislativo por el aumento "por decreto"

La legislatura en pleno debate.

Provincial

Ítem aula

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 18 DE MARZO DE 2016

Escandalosa fue la sesión en la cual el Senado avaló el aumento salarial por decreto para el gremio educativo. Un ir y venir de pases de factura, alocuciones histriónicas de los legisladores de todos los partidos y un gran despliegue policial en las inmediaciones del edificio de Patricias Mendocinas y Sarmiento.

Sólo se le permitió la entrada al recinto a la plana mayor del sindicato docente –encabezado por Adrián Mateluna– mientras un centenar de docentes se manifestaba en la entrada, en donde seguían la sesión en pantalla gigante.

Las manifestaciones de los legisladores se extendieron por tres horas y hubo momentos realmente memorables. Uno de ellos fue la pelea que mantuvieron a los gritos los senadores Armando Camerucci y Juan Carlos Jaliff (Frente Cambia Mendoza) con el kirchnerista Gustavo Arenas, por razones que no tenían que ver con el fondo del asunto que los reunía, sino porque los radicales acusaban al peronista de desconocer el reglamento de la Cámara.
 

La grieta legislativa

Lejos de haberse cerrado, la famosa “grieta” que divide a los argentinos y mendocinos entre los que apoyan al gobierno anterior y los que avalan al actual se dejó al descubierto en Legislatura. Daba la sensación de que los parlamentarios, lejos de estar defendiendo o no un acuerdo por el salario docente, estaban peleando por diferencias políticas.

Peronistas y radicales se facturaron de todo. Desde el radicalismo recordaron la pesada herencia recibida por parte del gobernador Francisco Pérez y sostuvieron que los aumentos por encima del estipulado para los docentes serían imposibles de pagar, a diferencia de los otorgados por Pérez, que no tuvieron techo pero que tampoco se podían pagar.

En tanto, el peronismo puso toda la carne en el asador, sacando a la luz algunos archivos que no son agradables para el radicalismo. Uno de ellos es el de Julio Cobos como vicepresidente de Cristina Fernández de Kirchner; otro, la medición popular de la inflación que realizaba Libres del Sur (el “Índice Barrial de Precios”) y que desde enero no se publica más. En definitiva: tanto de uno como de otro lado se fueron de tema para hundirse en la chicana política.

El peronismo remató poniendo en duda la continuidad de las negociaciones paritarias en todos los ámbitos de la administración pública.

El enojo docente

Mientras todo esto sucedía adentro del recinto, donde la votación se realizó cerca de las 13, afuera los docentes del SUTE protestaban con furia, apoyados por otros sindicatos, como el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP).

Según confirmó Mateluna, lo que contribuyó a incrementar el malestar de los docentes fue la importante presencia policial y la Legislatura vallada. “Nosotros no somos un sindicato violento, lo que pasa es que al gobierno no le gusta que le digamos la verdad”, aseguró el secretario general del SUTE.

Otra de las actitudes que molestaron a los educadores fueron las palabras del senador radical Alejandro Molero, que lamentó la conducción del sindicato. “¿Acaso este senador no sabe que nosotros venimos de la educación, como cualquier docente?”, manifestó el sindicalista.

 

Lo que se viene

El lunes por la tarde habrá una sesión especial de Diputados para dar tratamiento definitivo al decreto. Además, se sabrá qué día pararán los maestros. Por otra parte, Mateluna invitó a los trabajadores de la educación a participar de la vigilia que se realizará todo el fin de semana en las inmediaciones del edificio legislativo.

decreto aumento salarial docentes escandalo