Boca, Sebastián Villa y las deudas de las instituciones ante la violencia de género

La abogada Sabrina Cartabia pasó por Radio U y se refirió a este tema. “La justicia actúa acorde a los tiempos judiciales, mas no la institución Boca Juniors”, afirmó. Propuso buscar alternativas, como el trabajo con masculinidades para que asuman la responsabilidad como primer paso de una reflexión profunda para cambiar.

Boca, Sebastián Villa y las deudas de las instituciones ante la violencia de género

Foto: Télam

Actualidad

Podría ser peor

Violencia de género

Radio U

Unidiversidad/Radio U

Publicado el 23 DE MAYO DE 2022

La denuncia que realizó una mujer por hechos de violencia por razones de género (VdG) contra el jugador de fútbol Sebastián Villa Cano, de Boca, vuelve a poner en debate las falencias de las instituciones a la hora de actuar ante este tipo de delitos. Para reflexionar sobre el tema, Podría Ser Peor (Radio U) entrevistó a la abogada Sabrina Cartabia, que sostuvo: “La justicia actúa acorde a los tiempos judiciales, no así la institución Boca Juniors”.

“El problema es que les dejamos todo a la justicia y a las leyes, y, si bien tenemos los procedimientos más gravosos y las penas más graves, que son las privativas de la libertad, para este tipo de hechos, hay toda otra cantidad de cosas que podrían estar haciendo instituciones como un club de fútbol, como es el caso de Boca, que nunca las hemos explorado”, expresó.

El derecho penal ha demostrado no ser suficiente y para buscar herramientas nuevas se requiere "creatividad, inventiva y voluntad". Sobre los protocolos que aplican varias instituciones, también del ámbito futbolístico, Cartabia afirmó que solo establecen penas y castigos muy similares a lo que busca el derecho penal, y su objeto también es investigar y sancionar. Al importar su lógica, los protocolos importan también sus vicios. “Las instituciones hicieron una duplicación de lo que dice el derecho penal con un montón de problemas”, explicó, y señaló que ambas herramientas han demostrado ser muy poco eficaces para prevenir: "Ningún varón que ejerce violencia por motivos de género se para a pensar las implicancias desde el derecho penal antes de ejercerla".

La estrategia que se está desarrollando en distintas provincias es el abordaje de las masculinidades. Primero se trabaja la responsabilidad, ya que, sin ella, no se puede encarar un proceso de cambio: "Lo que vemos, en la mayoría de los casos, es que, aun con condenas penales, los varones siguen minimizando o negando los hechos". 

El proceso penal solo hace que los varones denunciados recurran a esa estrategia para evadir el castigo. Lo mismo sucede en otros casos, como consumo problemático, accidentes de tránsito, exceso de velocidad, peleas en la calle: "Un montón de actitudes que son parte de la masculinidad hegemónica".

Tomar responsabilidad "puede abrir paso a la incomodidad, a sentirse incómodo con lo que uno ha hecho, y eso puede ser la puerta de entrada a una reflexión profunda para cambiar". Por eso es necesario cuestionarse el modelo de masculinidad que se sostiene socialmente. Cartabia remarcó: "Un montón de experiencias ponen a los varones en la necesidad de competir por quién tiene ese don de masculinidad, y suele ser en los vínculos sexoafectivos con mujeres donde eso se juega más fuerte".

Para concluir, la abogada propuso evitar la división entre lo que pasa adentro de la cancha y lo que pasa afuera, como intentó hacer el referente del club Juan Román Riquelme. "La división entre lo público y lo privado es una ficción (...)  Para tomarse la institución en serio, lo primero que hay que hacer es derribar esa ficción y trabajar con el jugador, no desde la lógica, no desde el señalamiento, sino desde la posible transformación: ¿qué hubiera pasado si, después de la primera denuncia, se hubiera trabajado de verdad con ese jugador?".

 

La causa contra Villa y los jugadores acusados por violencia de género

Luego de una denuncia radicada el 13 de mayo, el jugador Sebastián Villa fue imputado –el 19 de mayo– por violencia de género, abuso sexual y tentativa de homicidio. Los hechos, describe la denunciante, ocurrieron a mediados de 2021 en un country de la localidad bonaerense de Canning. La primera pericia confirmó que en la mujer hay indicios de abuso sexual. 

A pesar de que una pareja anterior ya había denunciado a Villa por violencia, el día de la imputación, Boca Juniors le publicó en redes sociales un saludo por su cumpleaños. Desde la denuncia, ha jugado tres partidos. 

Según publicó El País, otros tres jugadores en actividad del equipo xeneize son investigados por violencia de género: Eduardo Salvio, por lesiones a su exesposa; Cristian Pavón, por abuso sexual, y Frank Fabra, por participar de un caso de maltrato contra dos mujeres. La lista suma al arquero, Agustín Rossi, denunciado por su exmujer en 2017, antes de que jugase en Boca, y otros cuatro jugadores que ya no están en el club: Edwin Cardona, Wilmar Barrios, Ricardo Centurión y Oscar Benítez.

Los casos de Boca no son hechos aislados. "Desde el primer Ni Una Menos, en 2015, 28 jugadores de fútbol de la Argentina pasaron por situaciones de denuncias por violencia de género. Hay algo que se está repitiendo y no estamos encontrando salida", manifestó la abogada Cartabia. 

 

Escuchá la nota completa acá.

Audio

  • Sabrina Cartabia.

    Abogada.

violencia de género club boca junior sebastián villa