Caballos que sanan: de maltratados a piezas clave en la terapia de niños y niñas

Un grupo de jóvenes solidarios emprendió la tarea de formar un espacio de rescate de caballos y sumarle otro de equinoterapia para personas con discapacidad. Así nacieron la Asociación Equinoterapia, La Equitana y Asociación PEMPA. Unidiversidad rescató sus historias.

Caballos que sanan: de maltratados a piezas clave en la terapia de niños y niñas

Foto: Asociación Equinoterapia.

Sociedad Unidiversidad Maltrato animal / por Unidiversidad / Ernesto Gutiérrez / Publicado el 23 DE NOVIEMBRE 2020

Desde el nomadismo, pasando por la agricultura, guerras de independencia y como medio de transporte, no hay duda de que desde los principios de la humanidad, los equinos han sido unos de los animales que más ayudaron  al ser humano a construir la civilización. Sin ellos, la historia del hombre sería muy diferente. Sin embargo y debido a la imagen errada que se tiene de los equinos como  herramientas antiguas, en la actualidad muchos los han descuidado e incluso maltratado.

De esa cruel realidad surgen quienes dan batalla para aplacar y combatir el dolor de esos animales a través del rescate y la rehabilitación, como lo es la Asociación PEMPA y hasta quienes los rehabilitan para sanar y brindan terapia a personas con discapacidades, como lo es la Asociación Equinoterapia y La Equitana.

Estas últimas, de la mano de la actividad terapéutica como la equitación o la equinoterapia, producen resultados excelentes en todas aquellas patologías que conlleven alguna limitación del aparato motor o muscular.

La Equitana, por su parte, reparte su actividad entre la escuela de cabalgata y la equinoterapia. Si bien no está en funcionamiento por cuestiones sanitarias relacionadas al COVID -19, suele atender hasta 40 pacientes, muchos de éstos no pagan. 

Marcia Palazzo, es instructora y terapeuta del club hípico La Equitana, un emprendimiento familiar que abrió sus puertas en el departamento de San Martín en 1991 y que, aún hoy, resulta toda una singularidad en la zona Este.

“La  entrega y pasión de mi padre por los caballos hizo que poco a poco fuese cambiando la tarea que él hacía en la finca por la de los establos y así es como nació este club", contó Marcia a Unidiversidad.

“Hablar de hipismo en esta región es bastante raro y te puedo asegurar que tampoco es un gran negocio. Hacemos esto porque nos gusta", dijo, e insiste en que todo tiene que ver con la pasión por los caballos y que por eso sus hermanos también son instructores en Buenos Aires.

Pero en La Equitana no solo se enseña a cabalgar, sino que ahí también trabaja allí un grupo de especialistas en equinoterapia, que atiende a cerca de 40 niños, niñas y adultos con alguna dificultad psicomotriz.

(Foto: Asociación La Equitana).

"Acá arrancamos con equinoterapia en 2005 y tal vez surgió de las ganas de hacer cosas por los demás", resumió Palazzo, que se capacitó en Buenos Aires y luego en Córdoba como terapeuta en esa disciplina, que utiliza el movimiento natural del caballo al andar como estímulo para ejercitar la motricidad del paciente que lo monta.

"Aquí trabajamos discapacidades motoras y neurológicas en una terapia que es básicamente lúdica, de la que participa la familia y en donde los niños y niñas muestran mucho placer al montar, realmente lo disfrutan", afirmó la impulsora del emprendimiento.

La Equitana tiene su predio en el carril Costa Canal Montecaseros, unos pocos kilómetros al norte de la ciudad de San Martín y de la ruta 7. Hoy en el lugar, un grupo de profesionales en kinesiología, terapia del lenguaje, educación física y musicoterapia, trabajan con cuatro caballos rescatados y entrenados para esta actividad, ya que la mansedumbre del animal es la piedra sobre la que se funda todo el tratamiento.

"En estos momentos no estamos trabajando con equinos rescatados del maltrato, si lo hicimos. Son animales muy dóciles y eso es lo importante. Es necesario que el caballo no se espante por nada para que el paciente que lo monta se sienta seguro", explicó la instructora y continuó: "Siempre hay un profesional que guía al caballo desde adelante y otros dos a los costados; incluso, en algunos casos yo monto junto con el paciente para que esté más seguro".

(Foto: Asociación La Equitana).

La equinoterapia que se practica en La Equitana tiene un costo ínfimo por mes y, en el caso de los niños, incluye apoyo escolar; aunque no es una gran cifra, no todos los que toman el tratamiento pueden pagarlo y algunos ni siquiera llegan a cubrir una parte del valor.

De todos modos, en La Equitana se busca no dejar a nadie afuera y para atender a esas familias de bajos recursos que no pueden pagar el tratamiento, el club recibe alguna ayuda solidaria y también un subsidio, pero en general el proyecto avanza a base de esfuerzo y de mucho optimismo.

En concordancia, Griselda Gil, psicóloga y psicomotricista de la asociación Equinoterapia (calle Av. Las tipas 1730 de Godoy Cruz Mendoza), explicó a este medio que la terapia asistida con caballos o equinoterapia, es empleada por profesionales de la salud física o mental, para promover la rehabilitación de niños, adolescentes y adultos a nivel neuromuscular, psicológico, cognitivo y social, por medio del caballo como herramienta terapéutica y coadyuvante.

“Tratar a los chicos en un centro de equinoterapia tiene más ventajas que hacerlo en un consultorio porque están en contacto con la naturaleza y el medio ambiente", destacó Griselda y aseguró que los chicos traducen la ansiedad a través de problemas a nivel físico o psicológico. “Este tipo de tratamiento lleva a que se relajen, puedan tener mayor control de conducta y presenten una disminución en el nivel de agresión, ansiedad, miedos, entre otros”.

Para la psicomotricista, el caballo, es el único animal de terapia en el que el paciente puede montar, ya que nos ofrece tres principios terapéuticos a nivel motor: la transmisión del calor corporal, (facilita la relajación muscular y la estimulación sensorial), la transmisión de impulsos rítmicos (según la cadencia y la amplitud del paso se transmitirán distintos estímulos lo que nos permite regular el tono muscular facilitando la relajación o la activación del mismo) y la transmisión de un patrón de locomoción tridimensional igual al de la marcha humana (el paciente “camina sentado” y este patrón fisiológico con el tiempo se automatiza).

“Si bien el caballo es un animal muy receptivo y sensible a las reacciones de las personas y tienen una gran capacidad para interpretar el lenguaje no verbal, lo que le convierte en un recurso muy potente para trabajar la regulación de las emociones y las conductas disruptivas; no todo caballo puede realizar este tipo de terapia, ya que debe cumplir con ciertas características físicas y psíquicas específicas como: altura, mansedumbre”, detalló Gil.

Y agregó: “El animal debe estar habituado a diferentes sonidos y movimientos, obedecer las órdenes verbales del portador de caballo y admitir ser tocado en cualquier parte del cuerpo. También  debe cumplir ciertos requerimientos como no estar lastimado, ni cojear, pues es lo que le transmite al pkaciente. Por ello, previo a ocuparse en pacientes, se trabaja la sensibilización del animal y de su  patrón de marcha”.

Para finalizar la instructora afirmó que los caballos recuperados del maltrato son de gran valor y ayuda. “Tiempo atrás tuvimos en la asociación un caballo de carretela, que fue maltratado pero que se adaptó a las condiciones de trabajo, hasta fue positivo en su labor y muy sociable. Todo depende de las condiciones del animal y de la evaluación ecuestre que se le realiza. Lo que valoramos es la seguridad del paciente”, concluyó Griselda.

El trabajo de PEMPA: caballos maltratados, recuperados por voluntarios

En esta moneda de dos caras siempre prevalece la otra cara, la otra realidad, la de los caballos a tracción: dura y cruel. Hoy en día, una gran cantidad de estos animales son explotados, maltratados y descuidados, pero la lucha contra la crueldad animal también es parte de una pelea solidaria.

De esa brutal realidad, surgen almas bondadosas como  jóvenes veterinarios, voluntarios compasivos y padrinos humanitarios que se suman a la acción de salvarlos. Que fuerzan milagros con tal de verlos rehabilitados. Que luchan por un marco legal que los ampare y los ayude a encontrar un mejor destino y una adopción responsable.

Este es el caso de la Protectora de Equinos Mendocinos Podemos Ayudarlos (PEMPA) que, desde hace seis años, se dedica a rescatar y recuperar caballos yeguas, mulas y burros del maltrato humano. En su corral ubicado en el distrito de Russel, Maipú, albergan a más 30 equinos que necesitan más de 8 mil pesos por semana para subsistir.

Si bien la tarea de PEMPA comenzó a fines de 2014 con el primer rescate espontáneo a una yegua ciega y abandonada en el Barrio Unimev de Guaymallén, la asociación se conformó legalmente el 7 de julio de 2015: cinco años ya, de una tarea transformadora y conmovedora. Jerónimo Allende Bermejo, actual secretario de la Protectora de Equinos Mendocinos Podemos Ayudarlos, expresó que la tarea que realizan es a pulmón y de corazón, sin ayuda del Estado.

(Foto: Asociación PEMPA).

Esta institución, reconocida en toda la provincia, cuenta con más de 15 colaboradores. Sus colaboradores, socios, colaboradores, familiares, veterinarios y abogados luchan día tras día contra el maltrato animal. “Nuestra intención es darles una segunda oportunidad a estos animales que han llevado una vida de maltrato y sanarles el alma, como siempre decimos. El objetivo es seguir creciendo como asociación, que más gente se sume, así como continuar rescatando, recuperando y reinsertando caballos a través de adopciones responsables a familias y centros de equinoterapia”, alegó Allende Bermejo.

Respecto al procedimiento de rescate y rehabilitación, Jerónimo dijo que el  trabajo de rescate se realiza con una denuncia que llega por medio de Whatsapp, Facebook, o una llamada de gente que se involucra.  “En el momento que llega la denuncia, se activa un protocolo de rescate en conjunto con la policía, veterinarios y policía rural. Una vez comprobada la situación de maltrato, y si el caso incumbe en la ley  14 346 de maltrato animal, se procede a realizar la denuncia en la falsía correspondiente. Si es así, se solicita el traslado inmediato a la asociación, en calidad de depósito judicial, para la correcta alimentación y recuperación de los caballos”, expresó el secretario.

Y agregó: “Cuando la situación es muy grave, lo que se hace es ponerlos en un corral separado del resto para poder medicarlos, vacunarlos y realizarles los estudios pertinentes: test de anemia, de infección equina, que son obligatorias. En si una revisión  general por parte de nuestros veterinarios. El chequeo luego se integra al expediente de denuncia. Una recuperación tarda entre 6 a 10 meses, hasta un año”.

(Foto: Asociación PEMPA).

La finca del horror en Colonia Elena, San Rafael

El 27 de Agosto, tras varias denuncias de vecinos y una larga investigación, Policía Rural junto a la Justicia de San Rafael, se logró allanar y desarticular  un matadero clandestino de equinos en el paraje Colonia Elena (San Rafael).

En el operativo se pudo recuperar a 13 equinos vivos aunque en muy mal estado, ya que otros tantos fueron hallados muertos en el fondo de la finca. La causa se judicializó y una persona fue detenida.

“Fue y es el mayor desafío que estamos aun afrontando. Si bien el año pasado tuvimos los incendios en potrerillos, del cual recibimos 7 caballos que ya fueron dados de alta,  este caso es uno de los grandes retos que afrontamos como grupo debido a la magnitud del maltrato. Durante este proceso logramos que nuestra asociación se presentara como querellante en la causa, solicitando el inmediato traslado para la recuperación de los animales que lograron sobrevivir a esa situación”, argumentó Jerónimo.

“En un principio eran 13 los animales, pero por la gravedad de su estado, tres fallecieron. En ese operativo, los caballos fueron trasladados a un corral privado pero, si no son sacados por alguna entidad, el Estado tiene la potestad de llevarlos a un remate judicial al que cualquier persona puede ir y el destino de los caballos podría ser el mismo del que fueron rescatados. Para ese caso, hubo que juntar 85 mil pesos por estadía, el alimento y el traslado a Mendoza, en total fueron unos 100 mil pesos. Fue una amovida muy grande que implicó gente del sur provincial, del gran Mendoza, de otras provincias, algo increíble. Debo agradecer a la gente por ello”, afirmó Allende.

Y finalizó: “Actualmente, estos animales rescatados necesitan medicamentos, mucha alimentación y eso conlleva un proceso largo para aumentarlos de peso, que es de entre 6 y 8 meses, es un gran desafío para nosotros y confiamos en la ayuda de la gente”.

(Foto: Asociación PEMPA)

Cómo ayudar a la Asociación PEMPA

Si bien lo sucedido en la finca del horror tuvo un final feliz, la tarea no resultará fácil. Sin subsidios ni apoyo económico del Estado, los voluntarios deben recurrir a la solidaridad de la gente para poder continuar con su labor.

Los aportes de dinero para comprar medicamentos y las donaciones de fardos de pasto, alimento balanceado y vegetales son fundamentales para una buena recuperación de los animales. Por eso debemos recordar que PEMPA seguirá necesitando ayuda económica para la manutención  de los equinos.

“Cada fardo de pasto cuesta alrededor de 400$ y por día se necesitan 15 fardos, además a eso hay que sumarle el costo de los remedios que puedan necesitar”, sumó Allende Bermejo.

Quienes deseen colaborar con la asociación pueden comunicarse al teléfono 261 5263937 o buscarlos en sus redes sociales como Asociación PEMPA (Facebook o Instagram).

Cuenta Bancaria donde se reciben donaciones:

Banco Santander Río

Cuenta Nº 11943/2

CBU 0720218820000001194322

CUIT 30-71510684-8

Correo electrónico: asociacionpempamendoza@gmail.com

Links de Mercado Pago:

Cobro en efectivo. $ 100,00. Pagalos con este link de Mercado Pago: https://mpago.la/2gGmsR4

Cobro en efectivo. $ 150,00. Pagalos con este link de Mercado Pago: https://mpago.la/2paNqUw

Cobro en efectivo. $ 200,00. Pagalos con este link de Mercado Pago: https://mpago.la/2qfN1V9

Cobro en efectivo. $ 250,00. Pagalos con este link de Mercado Pago: https://mpago.la/2UbVHmu

Cobro en efectivo. $ 500,00. Pagalos con este link de Mercado Pago: https://mpago.la/21wsSjs

Cobro en efectivo. $ 1.000,00. Pagalos con este link de Mercado Pago: https://mpago.la/16nDnnh