Cómo es la nueva herramienta que mide la “caminabilidad” de los espacios públicos

La carrera de Arquitectura de la UNCUYO y la Municipalidad de Godoy Cruz elaboraron un índice que permite evaluar qué tan amigable es una zona para que puedan realizarse actividades caminando en vez de hacerlo en vehículos motores. Estos son los primeros resultados de la prueba piloto.

Cómo es la nueva herramienta que mide la "caminabilidad" de los espacios públicos

Foto ilustrativa: gentileza Municipalidad de Godoy Cruz

Sociedad

#51 - Septiembre 2021

Edición U

Edición U

Publicado el 06 DE OCTUBRE DE 2021

Los resultados que arrojó la reciente prueba piloto sobre la caminabilidad de los espacios públicos en una calle de Godoy Cruz son más que alentadores. En primer lugar, porque se detectaron problemas de infraestructura en detrimento de la movilidad del peatón para realizar sus actividades cotidianas, y esto puede resolverse con obras pequeñas y de poca inversión. En segundo lugar, porque, gracias a este índice, elaborado por las cátedras de Diseño Urbano Sustentable II y Vivienda de Interés Social de la carrera de Arquitectura de la Facultad de Ingeniería de la UNCUYO con el apoyo de la Municipalidad de Godoy Cruz, se podrá iniciar una etapa de detección y posterior recuperación de estas zonas o áreas en diferentes lugares de la provincia, en el corto, mediano y largo plazo.

La herramienta, a partir de relevamientos in situ que constituyeron una prueba piloto del sistema, analiza 19 indicadores urbanos en conjunto con encuestas a los vecinos y vecinas del sector. El estudio se realizó sobre la calle América del Barrio Centro de Empleados de Comercio (CEC), en el distrito de Villa Hipódromo.

Fueron estudiantes avanzadas de Arquitectura las que realizaron el relevamiento en la zona y el análisis de los datos. Después, trabajaron en la generación de propuestas e ideas para mejorar los indicadores, teniendo como objetivo que el índice para esta calle alcance valores buenos y óptimos de caminabilidad.

El trabajo pretende, en la primera etapa, analizar qué tan amigable es una zona o área para que las personas puedan realizar sus actividades cotidianas caminando en vez de elegir medios motorizados. En la segunda etapa, se busca trabajar en propuestas de optimización en el futuro mediato y el inmediato.

 

Antecedente nacional y mundial

El índice de caminabilidad asigna puntajes a las calles de la ciudad. Tener barrios y ciudades con índices altos trae beneficios económicos, sociales y ambientales, ya que está directamente relacionado con la salud, el bienestar, la seguridad y la equidad, además de generar ciudades más atractivas y eficientes. La herramienta ya ha sido aplicada en grandes ciudades a nivel mundial, como Buenos Aires (CABA, Argentina), Curitiba (Brasil), Nueva York (Estados Unidos), Bogotá (Colombia) y Sofía (Georgetown, Guyana). 

Se trabaja con cuatro categorías de puntaje, según la medida en que favorecen o, por el contrario, impiden la circulación a pie de manera confortable.

En cuanto a los resultados para la calle América, se obtuvieron puntajes entre 2 y 3 que, al analizarlos, indican que en la zona deben efectuarse mejoras, pero que, en su mayoría, son realizables con obras y proyectos de baja envergadura.

Esta primera prueba piloto demostró la utilidad y precisión de la herramienta, que permitió detectar rápidamente cuáles eran las categorías e indicadores más urgentes, sobre los cuales los equipos trabajaron en ideas de mitigación y mejora a corto, mediano y largo plazo. Por otra parte, la herramienta permite pensar en estrategias con múltiple impacto que mejoren a la vez varios indicadores y eleven el índice final para la calle en la que se está trabajando. 

El equipo de trabajo de la UNCUYO está conformado por las cátedras de Diseño Urbano Sustentable II, a cargo de las docentes Lorena Córica y Jimena Gómez Piovano, y Vivienda de Interés Social, a cargo de la docente Virginia Miranda Gassull. A ellas las acompañaron la arquitecta Florencia Ginestar (egresada de la UNCUYO) y las estudiantes avanzadas Carla Juárez, Giuliana Fiouchetta, María José Ponce, Stephanie Sara, Florencia Porcario, Victoria Sanhueza y Julia Macarena Monsalve.

caminabilidad uncuyo espacio público diseño urbano