Por los controles postcovid, se diagnosticaron más tumores de pulmón en estadíos tempranos

"El uso de más tomografías de control redundó en un mayor número de diagnósticos", explicó el jefe de Oncología Torácica del IAF, Claudio Martin.

Por los controles postcovid, se diagnosticaron más tumores de pulmón en estadíos tempranos

El 84 % de los casos de pacientes con cáncer de pulmón están asociados al tabaquismo. Foto: Freepik.com

Sociedad

Cáncer y prevención

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 16 DE NOVIEMBRE DE 2022

La realización de tomografías de control en pacientes con COVID-19 dio como resultado un mayor número de diagnósticos de tumores en estadios iniciales "detectados de casualidad", siendo que el 80 % de los diagnósticos de cáncer de pulmón, por el que cada año mueren más de 9200 pacientes en Argentina, se realizan cuando la enfermedad está avanzada, debido a que suele ser asintomática inicialmente.

"Según estimaciones realizadas por el Observatorio Global del Cáncer (Globocan), de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), Argentina se posiciona dentro de los países del mundo con una incidencia de cáncer media-alta, siendo el de pulmón la tercera causa en magnitud de nuevos casos en 2020", señaló en un comunicado oficial el jefe del servicio de Cirugía Torácica del Instituto Alexander Fleming (IAF), Adolfo Rosales.

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Pulmón, que se conmemora cada 17 de noviembre, el jefe de Oncología Torácica del IAF, Claudio Martin, explicó que la pandemia del coronavirus tuvo un impacto negativo en la lucha contra esta enfermedad, como en otras afecciones.

Si bien hubo un retraso en el diagnóstico en pacientes sintomáticos, debido a las dificultades en el acceso a los cuidados médicos, "lo que provocó que se diagnostique en estadios más tardíos", como contrapartida, "la crisis sanitaria también impulsó el screening en muchas personas que no tenían señales de la enfermedad", aseguró.

"El uso de más tomografías de control en pacientes de COVID-19 redundó en un mayor número de diagnósticos de tumores en estadios iniciales detectados de casualidad", apuntó el especialista.

Cada año, mueren más de 9200 pacientes con cáncer de pulmón en la Argentina, lo que equivale a una muerte por hora, con más de 12 mil nuevos casos anuales, según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Salud de la Nación, aunque especialistas aseguran que la incidencia de tabaquismo fue disminuyendo en los últimos años, del 35 al 27 %. "Si bien la incidencia de tabaquismo fue disminuyendo en los últimos años, al bajar del 35 al 27 % de la población, la del cáncer de pulmón en Argentina sigue siendo alta. Además, es la principal causa de muerte por cáncer en hombres y la tercera en mujeres", apuntó Claudio Martin.

El porcentaje de muertes por esta enfermedad oncológica muestra una media abrumadora: una muerte por hora.

En Argentina se diagnosticaron 130.878 nuevos casos de cáncer en 2020, de los cuales los de mayor incidencia son los de mama, colon, pulmón, próstata, hígado, páncreas y de cuello de útero, según datos del Observatorio Global del Cáncer. La realización de estudios como las mamografías, colonoscopía y hasta los análisis clínicos en personas de riesgo por antecedentes familiares, por grupo etario, por hábitos como el tabaquismo, pueden significar la detección temprana de enfermedades como el cáncer, y así tener más oportunidades de acceder a un mejor tratamiento.

En tanto, el coordinador médico y del área psicosocial de la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (Lalcec), Carlos Silva, informó que "el 84 % de los pacientes con este tipo de tumor está asociado al tabaquismo, lo que hace que sea la causa principal, no solo del fumador activo, sino también del pasivo, el que está en un ambiente lleno de humo producido por la combustión del cigarrillo y del tabaco". Otras causas son la contaminación ambiental y la aspiración continua de humo de leña, que, aunque producen mutaciones distintas que las del cigarrillo, también son conducentes de cáncer de pulmón, e incluso otros ambientes industriales contaminados con derivados de los hidrocarburos que pueden producir esta enfermedad.

En cuanto a la prevención, existe una etapa primaria, que se basa en la concientización para evitar el hábito de fumar o dejarlo si la dependencia fue adquirida, y no exponerse a la combustión de los hidrocarburos, en ambientes cerrados, además de revertir la contaminación ambiental.

Una etapa secundaria deriva en el screening, que es la búsqueda de pacientes que puedan tener cáncer de pulmón. Otra herramienta útil es hacer una detección precoz a través de una tomografía de tórax de baja radiación cuando es dirigida específicamente a las poblaciones de riesgo, que son las personas entre 40 y 50 años, con el hábito de fumar o que no hayan pasado 15 años desde el momento del abandono del tabaquismo.

Fuente: Télam

cáncer de pulmón covid tumores