El Gobierno aseguró que no hubo denuncia por maltrato infantil

Explicaron cómo fueron las actuaciones en el caso de la menor Catherina, quien llegó muerta al hospital con signos de haber sido golpeada. Indicaron que ni la familia ni los vecinos colaboraron con la investigación.

El Gobierno aseguró que no hubo denuncia por maltrato infantil

Señalaron que la hermana de la niña asesinada, Sheila -de 9 años- fue la primera en alertar sobre el riesgo que corría su hermanita. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad

Maltrato infantil

Unidiversidad

Unidiversidad / Prensa Gobierno de Mendoza

Publicado el 30 DE NOVIEMBRE DE 2017

La muerte de la pequeña Catherina Cardozo volvió a poner en el centro del debate las responsabilidades del Estado para evitar que sucedan hechos de maltrato infantil. Por eso, desde el Gobierno dieron una conferencia de prensa este jueves para explicar cómo fueron las actuaciones de cada institución que interviene en este tipo de situaciones con menores. Se deslindó de responsabilidad, negó que la familia haya denunciado casos de violencia y hasta indicó que muchos de sus integrantes y los mismos vecinos escondieron información a los investigadores.

La nena de tres años llegó muerta al hospital Lagomaggiore con golpes en distintas partes del cuerpo. Sobre este caso, hablaron el subsecretario de Salud, Oscar Sagás; la titular del OAL (Organismo Administrativo Local) de Capital, Daniela Torres; y el jefe de Investigaciones de la Policía de Mendoza, José Vega.

Señalaron que la hermana de la niña asesinada, Sheila -de 8 años- fue la primera en alertar sobre el riesgo que corría su hermanita. Esto sucedió cuando sus golpes fueron detectados por la médica que la atendió en el hospital Notti. Allí siguiendo un protocolo, derivaron el caso e hicieron la denuncia penal por lesiones dolosas.

"El 15 de noviembre se inicia el abordaje terapéutico de Sheila y se hace una entrevista a la abuela. Recién allí surge el nombre de Caterina, pero nunca manifestó que sufría maltrato. El disparador surgió de su hermana. Ningún familiar realizó la denuncia por maltrato infantil por parte de la madre o del padrastro”, indicó Sagas.

El subsecretario de Salud señaló además que luego se envió el oficio a la OAL Capital, donde se dio inicio a todo el abordaje. “Nosotros teníamos muy pocos datos. Teníamos una familia que ocultaba cosas, que no estaba dando toda la información que necesitábamos. Nuestro vínculo era con la abuela, que está cuidando a la nena internada en el hospital Notti. Nos pasaron el domicilio de la abuela. La familia dice que había hecho denuncias previas en el OAL y eso no es así. Había búsqueda de paradero. Nunca lo expresaron. Siempre callaron. Tenemos una familia que ocultó, una comunidad que no habló. Nos enteramos cuando fue la abuela con la niña al hospital”.

Por su parte Torres, del Órgano Local, detalló: “Se procedió a hacer la denuncia en la Oficina Fiscal Nº2 por la búsqueda de paradero. Se iniciaron las investigaciones correspondientes. La abuela ha pedido hacerse cargo de la niña internada. Pero primero vamos a dejar a la nena en un hogar de la Dinaf. Las detenciones tempranas se dan en la familia. Ningún organismo del Estado tiene drones en la casa de la familia para enterarse antes si no hay denuncia. Nos llama la atención cómo un caso de este tipo no fue alertado por la familia”.

La delegada de la OAL reiteró que cuando se constataron las lesiones de Sheila no habían novedades de su hermanita. "Se le hizo una entrevista a la abuela donde sale el nombre de Catherina. El punto de maltrato surge por la escucha activa de Sheila. No se han hecho denuncias por maltrato por parte de la familia. Una vez conocido el hecho, se le da el abordaje correspondiente. Se intentó ubicar el domicilio y no se encontró a la madre, por lo que se procede a hacer la denuncia de averiguación de paradero”, expresó Torres.

Por su parte, José Vega, representante del Ministerio de Seguridad, también coincidió en el hecho de que no recibieron una denuncia previa y en que ni los familiares, ni los vecinos de las víctimas, dieron datos certeros que pudieran colaborar con la ubicación del paradero de Catherina ni de la madre.

“El personal de búsqueda recibió el pedido el 17 de noviembre para buscar a la mamá y a la menor. En ningún momento aportaron otro dato. El día 27 de noviembre se fue al barrio 8 de abril. Allí había un familiar y no quiso prestar declaración. La familia venía viendo cosas y no las denunciaba, los vecinos tampoco. Habían tías y vecinos que decían cosas incorrectas. Nadie hizo la denuncia en ningún lado”, señaló Vega.

 

El caso

Catherina Cardoso llegó sin vida al Lagomaggiore. Presentaba "signos de maltrato", según el director del nosocomio, Mario Bustos Guillén. La madre de la niña, Cinthia Calderón (27), la llevó cerca de las 2 de la mañana a la guardia.

La mujer quedó detenida al igual que el padrastro, Jorge Gabriel Molina Brizuela (25). Calderón se quebró en el nosocomio y señaló al padrastro de la criatura como el autor del homicidio. El acusado de matar a su hijastra había sido linchado por un robo en el centro y tiene varios antecendentes policiales, según diario El Sol. 

El historial de Molina Brizuela inició en diciembre de 2010 cuando fue imputado por un robo agravado. En 2011, acumuló otras dos causas por hurto simple y una nueva por robo agravado, que le valió un tiempo en prisión. Luego en 2016 fue atrapado por otro hurto simple. Mientras que en abril de este año fue acusado por robo agravado. Luego fue detenido en dos ocasiones consecutivas por hurtos simples, en agosto y septiembre, y terminó preso nuevamente, añadieron.

El presunto violador y homicida recuperó la libertad el 6 de octubre y una semana después protagonizó un episodio en pleno centro capitalino. Al parecer, en las inmediaciones del denominado kilómetro 0, Molina Brizuela le arrebató 5700 pesos a un jubilado de 77 años, sostuvo El Sol.

 

La cronología de los hechos, según datos del Gobierno

-El 13 de noviembre, la abuela materna lleva a Sheila Cardoso a un Centro de Salud de la Capital de Mendoza donde la pediatra de turno detecta signos de violencia. La doctora se contacta con el hospital Notti para trasladar a la niña y al personal del Programa provincial de Maltrato Infantil (PPMI). A su vez, se dirige a la Fiscalía Nº 5 para realizar la denuncia.

-El 14 de noviembre, el PPMI comienza el abordaje multidisciplinario con Sheila, quien llegó acompañada por su abuela. Durante la entrevista que mantienen con la menor, los integrantes del Programa detectan que tiene una hermana que podría estar siendo víctima de los mismos abusos que Sheila. La abuela nunca mencionó la existencia de Catherina, como así tampoco se dirigió a radicar la denuncia.

-El 15 de noviembre, a través del PPMI, le llega el oficio a la OAL. Ese día comienza el abordaje de la red familiar. Como primera medida, los especialistas se dirigen al Notti para ver a Sheila. Luego se trasladan hasta el barrio San Martín donde supuestamente tenían domicilio la mamá y la abuela. Allí detectan que ninguna de las personas se encontraba en el domicilio.

-El 17 de noviembre, al no encontrar paradero se realiza la denuncia en la Fiscalía Nº 2 para proceder a ubicar a las personas.

-Desde el 18 de noviembre y hasta el 27, la Policía de Mendoza se presentó en reiteradas oportunidades en el domicilio del barrio San Martín, donde estuvo dialogando con los vecinos y la abuela de la menor.

-El 27 de noviembre, la Policía concurre al barrio 8 de abril donde se presumía que podían estar. Sin embargo, ningún vecino pudo dar información certera sobre el paradero.

 

Dos muertes por maltrato infantil indignan a Mendoza

La madre del pequeño de dos años que llegó al Notti con la columna fracturada fue imputada por homicidio agravado por el vínculo mientras que el padrastro continúa detenido. Por otro lado, está detenido el padrastro de la nena que fue llevada ...

sociedad maltrato infantil gobierno oal catherina