Cocaína adulterada: cómo fue el trabajo de la red de toxicología del país para evitar más muertes

Sergio Saracco, presidente de la Asociación Toxicológica Argentina y director del Laboratorio de Salud Pública de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO), habló de la tarea frente a la tragedia que dejó al menos 20 muertos.

Cocaína adulterada: cómo fue el trabajo de la red de toxicología del país para evitar más muertes

Foto: Télam

Sociedad

Consumo Problemático

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 03 DE FEBRERO DE 2022

La muerte de, hasta el momento, 20 personas y la internación de otras 74 estén luchando por su vida en diferentes hospitales de Buenos Aires como consecuencia de la distribución en el país de cocaína adulterada con otras sustancias no tardó en encender la alarma sobre el consumo de drogas en todo el país.

De hecho, el Ministerio de Salud de la Nación difundió recomendaciones para los equipos de salud y la población a partir de la alerta epidemiológica emitida por la provincia de Buenos Aires a raíz de este hecho. Además, la Asociación Toxicológica Argentina (ATA) advierte, mediante un comunicado, a las personas que consumen esta droga, como también a sus familiares y personal sanitario, que tengan en cuenta la circulación de “una sustancia altamente tóxica que se está comercializando como cocaína”, cuyos componentes pueden poseer altos niveles de opioides. 

"Por el efecto que tienen –depresor del sistema nervioso central– pueden producir en muy bajas dosis un efecto que puede llevar a la muerte", sostuvo Sergio Saracco, presidente de la ATA y director del Laboratorio de Salud Pública de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO) en diálogo con Radio Continental. En líneas generales, Saracco explicó que, dentro del grupo de los opiáceos, se encuentran sustancias como las feniletilaminas. "También puede haber sido otro derivado de los opiáceos, como el pentanilo; son todos derivados sintéticos que generan en el organismo un efecto muy riesgoso y distinto para quienes tienen un determinado hábito de consumo”, explicó el médico.

Saracco sostuvo que esta tragedia viene a poner de relieve la problemática relacionada con el consumo de sustancias psicoactivas en el país. Indicó que es primordial activar los mecanismos necesarios para que las personas que presentan un consumo problemático de drogas tengan la posibilidad de pedir ayuda a tiempo y lograr afrontar un tratamiento acorde para cuidar su salud y su vida. “En el caso de lo que se llama 'consumo recreativo', hay que decir que se trata de una ruleta rusa, porque  la persona está experimentando con su vida y tiene, en esos momentos, una muy baja percepción del riesgo que implica el consumo de una sustancia para la cual su organismo no está preparado”, agregó el especialista.

 

La red de toxicología, en alerta

Saracco explicó cómo trabajaron ante la emergencia para frenar la cantidad de muertes por la aparente ingesta de cocaína adulterada. "Se puso el alerta en las redes de toxicología y comenzamos de urgencia a analizar los datos clínicos que nos iban aportando. Venimos trabajando desde los 90 con una red de toxicólogos en todo el país, donde brindamos información y asesoramiento en temas toxicológicos a los profesionales", dijo.

Así, en la medida en que se avanzaba con los análisis de los síntomas de los pacientes que iban llegando (signos de shock, depresión del sensorio, dificultad respiratoria, excitación psicomotriz) y las descripciones de médicas y médicos de guardia, fueron entendiendo que "se podía tratar de intoxicaciones por opiáceos". "Ahí recomendamos tratar con un antídoto contra los opioides, que es la naloxona, lo que mejoró la situación de algunos pacientes y frenó la cantidad de muertes", contó en Primeras Voces, de Radio Nihuil, el profesional de la salud.

El médico dijo que por ahora tienen las sospechas clínicas, mientras avanzan los estudios de laboratorio. A la vez, la justicia investiga todos los hechos para armar la trama que desencadenó esta tragedia, ligada no solo al consumo, sino también al narcotráfico y la pelea de bandas.

"Tenemos que analizar la realidad de estos hábitos de consumo, que están cambiando y que están están haciendo más daño. Es fundamental entender el tema de las adicciones de una forma más amplia. Tenemos que abordar las desigualdades sociales y las necesidades que llevan a estas dependencias para terminar con el narcotráfico", señaló.

Por eso, sostuvo que "es un error hablar de cocaína envenenada" porque no se puede hablar de "veneno envenenado". "Todas las drogas tienen un efecto dañino sobre la salud, por eso son prohibidas", dijo, y agregó que "la cocaína, el tabaco y los opiáceos" se encuentran entre "las sustancias que rápidamente generan adicción".

"La cocaína es un estimulante. Más allá de los efectos buscados a nivel del sistema nervioso central, actúa sobre todo a nivel cardiovascular, y produce arritmias e hipertensión, por lo que genera un riesgo de infarto o accidentes cerebrovasculares a muy corta edad", informó. Sin embargo, aclaró que "la cocaína produce efectos deletéreos sobre la salud de las personas que las consumen, pero no con estas características (en referencia a los hechos sucedidos)".

Para consultar y recibir información o asesoramiento, es necesario comunicarse de manera urgente al Sedronar, organismo oficial competente. La atención telefónica funciona las 24 horas todos los días, de manera anónima y gratuita, y se debe llamar al número 141.

Fuente: Télam y Radio Nihuil

cocaina cómo trabaja la asociación de toxicologia de argentina sergio saracco