Colombia, la reconciliación y el papa Francisco

El sumo pontífice hará una gira por ese país durante cuatro días. La visita llega después de que la hoy exguerrilla FARC se transformara en una fuerza política y pusiera fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

Colombia, la reconciliación y el papa Francisco

El papa abordó el vuelo especial de Alitalia desde Roma camino a Bogotá, adonde llegará en las horas de la tarde. Foto publicada por cnnenespanol.com.

Internacionales Unidiversidad El Papa en Colombia / por Unidiversidad / Fuente: Radio Francia Internacional - Canal de YouTube del Centro Televisivo Vaticano / Publicado el 06 DE SEPTIEMBRE 2017

Si le preguntan para qué va el papa Francisco a Colombia, Alba ya tiene una respuesta bien aceitada. “Viene a traernos un mensaje de amor, de paz y de esperanza para con nuestros hermanos”. Hace 17 años, Alba Magalí Ospina Vargas, católica practicante, se mudó a Florencia, capital del departamento de Caquetá, a 500 kilómetros al sur de Bogotá. La zona cuenta con grandes plantaciones de coca, según un informe de las Naciones Unidas en 2013, lo que atrajo a grupos mafiosos, paramilitares, guerrillas y a las fuerzas del gobierno. Para su desgracia, los habitantes de Caquetá no son ajenos al conflicto que desangró a Colombia durante más de medio siglo y dejó 260 mil muertos, 60 mil desaparecidos y más de 7 millones de desplazados.

“Al principio sentí desconfianza, porque muchas veces esos acuerdos se quedan solamente en una firma de papel”, dice Alba al recordar el anuncio de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a fines de 2016. “Pero ahora lo veo con mucha más esperanza y optimismo. La venida del Papa es como una reafirmación de que las cosas van a estar mejor”, asegura la mujer mientras advierte que “el primer paso para lograr la paz es que haya acuerdos”, evocando el lema de la visita papal: "Demos el primer paso".

Durante cuatro días, el jefe supremo de la Iglesia católica visitará cuatro ciudades y estará al frente de cuatro misas, que se anuncian multitudinarias en un país que, de acuerdo con el Anuario Pontificio, tiene más de 45 millones de personas que se identifican como católicas. Además, Francisco se reunirá con víctimas del conflicto armado, pero no tiene programado verse con representantes de las guerrillas ni de la oposición política.

“El mundo de hoy tiene necesidad de constructores de paz y de diálogo”, dijo Francisco en un video de poco más de cuatro minutos difundido días antes de su llegada a Sudamérica.

 

 

“Iré como peregrino de esperanza y de paz", dijo el Papa en el video publicado apenas unos diez días después de que las FARC abandonen definitivamente las armas para transformarse en un partido y luchar por el poder, de ahora en más,en la arena política.

A pesar de su discreción, nadie ignora el rol de Francisco para apoyar y lograr que avancen las negociaciones con las FARC. Es la tercera vez que la cabeza del Vaticano visita Colombia luego del paso de Pablo VI en 1968 y, 18 años más tarde, de Juan Pablo II. A pesar de que Francisco insiste en que su visita es exclusivamente pastoral, todos esperan que consolide el esfuerzo por terminar el conflicto.

Con motivo de la llegada de Francisco, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la otra gran guerrilla de Colombia, pactó con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos un alto al fuego temporal que empezará a regir el 1.º de octubre. Es el "primer milagro de la visita del papa", dijo Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador del ELN.  

La gira

Además de la capital, Francisco visitará Medellín, Cartagena y Villavicencio, en un periplo caribeño que terminará el 10 de septiembre. “[Cuando se vaya] espero encontrar una Colombia más humana. El conflicto armado nos ha quitado parte de la humanidad”, dice el sacerdote Darío Echeverri, secretario general de la Comisión de Conciliación Nacional (CCN).

Alba, en Caquetá, no podrá ir a Bogotá para ver a Francisco cuando llegue y recorra los 15 kilómetros que separan el aeropuerto de la nunciatura, donde se alojará. “Recibiré su bendición a través de la televisión”, se ilusiona. Las autoridades vaticanas calculan que unas 700 mil personas saldrán a saludarlo a su llegada.

Durante su vista, Francisco escuchará los testimonios de víctimas y victimarios de la violencia en Colombia. Su paso por Villavicencio, en el corazón del país, estará dedicado a la paz y reconciliación.

“En mi corazón hay un gesto de perdón para todas aquellas personas que nos han hecho daño”, dice Alba al imaginar cómo será Colombia una vez que pase la euforia del paso de Francisco. Agrega: “Tenemos la tarea de que su visita no sea en vano".

internacional | el papa en colombia | gira | paz