Cómo evitar la muerte de animales silvestres en tanques de agua

Una constante estival es el ahogamiento de aves como gavilanes, águilas, catas, cardenales y hasta mamíferos como jabalíes, gatos silvestres y las mismas vacas. Para contrarrestar este peligro, Recursos Naturales dispuso una campaña y la obligatoriedad de colocar rampas de escape.

Cómo evitar la muerte de animales silvestres en tanques de agua

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad

Medio ambiente

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 30 DE NOVIEMBRE DE 2021

Como una forma de contrarrestar la sequía que afecta a las zonas ganaderas y productivas del este y sur mendocino, varios productores de la provincia cuentan con grandes reservorios de agua, como piletones o tanques (tipo australiano), para la provisión de agua para consumo de los animales y también para el riego de las grandes superficies cultivadas. Sin embargo, estos espacios suelen convertirse en trampas mortales para las especies silvestres: desde aves protegidas, como gavilanes mixtos, águilas coronadas y cardenales amarillos, hasta mamíferos como jabalíes, zorros, pumas, gatos monteses y las propias vacas que caen a estos reservorios cuando intentan saciar su sed y mueren ahogadas sin poder salir.

Para evitar esto, la Secretaría de Recursos Naturales y Renovables de la Secretaría de Ambiente de Mendoza –por medio del área de Fauna Silvestre– dispuso la obligatoriedad de colocar en estos tanques rampas metálicas que puedan ser una vía de escape para las especies que queden atrapados en estos lugares. Además, inició una campaña de concienciación y capacitación dirigida a los propios productores para que puedan construirlas por sus medios.

“Durante un año, planteamos un experimento que incluyó el monitoreo de 90 tanques de agua en campos de La Pampa, distribuidos entre Santa Rosa y el límite con Mendoza, fueron más de 200 kilómetros. Los seleccionamos y a 30 de ellos los dejamos sin intervenir, a otros 30 tanques les colocamos una sola rampa y a los 30 restantes se les colocaron dos rampas. Luego de ello, una vez a la semana o cada 15 días, recorríamos los tanques y dejábamos registros de la cantidad de animales ahogados que se observaban”, explicó el director del Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces de Argentina (Cecara) de la Universidad Nacional de La Pampa, José Sarasola a Los Andes.

“Los resultados fueron realmente sorprendentes y contundentes en cuanto a efectividad de las rampas –continuó Sarasola– . En los tanques con rampas, había la mitad de la mortandad de especies de aquellos que no tenían nada. Además, entre los tanques con una sola rampa o con dos, no había diferencia. En pocas palabras, las rampas demostraron ser muy efectivas; incluso los propios productores observaron esta realidad en pocas semanas”, destacó.

Además, para la Cecara, la problemática de muerte de fauna en reservorios de agua se agudiza en primavera-verano, cuando ocurren el 90 % de los incidentes de ahogamiento, mientras que solo el 10 % de los casos se producen en otoño-invierno. En una prueba comparativa se observó que, en reservorios con rampas, la muerte por ahogamiento se reducía casi el 50 %.

 

El ahogamiento, una problemática muy común en la provincia

En Mendoza, la Fundación Cullunche es una de las entidades que han participado de los distintos relevamientos en tanques locales y han estado en contacto permanente con los productores. “Es una problemática muy común en los campos ganaderos de Alvear, San Rafael, Santa Rosa y La Paz, donde hay reservorios de agua para el ganado. Estamos súper de acuerdo con la medida y, de hecho, tendría que haberse hecho antes. Pero es bueno que se haya hecho ya el pedido a los dueños de campos y entiendan de la importancia en su rol”, destacó la presidenta de Cullunche, Jennifer Ibarra.

La ONG trabajó concretamente con un campo de Alvear que tiene una extensión de 60 000 hectáreas y 12 tanques, y cuyos responsables se han comprometido a instalar las rampas (a partir de ahora, obligatorias) cuanto antes. “Los productores nos contaron que de los tanques han sacado lechuzas, zorros, hurones, pajaritos y hasta águilas coronadas. En Mendoza, hubo un caso de un águila coronada que se liberó hace unos dos años, tras todo un operativo en Ñacuñán –se llamaba Fénix–, pero, tiempo después, la encontraron ahogada en un tanque australiano, justamente por esta problemática”, se explayó Ibarra.

 

Cómo armar una rampa de escape

Desde Recursos Naturales, indicaron que existen distintas alternativas para diseñar estas “rampas” que permiten reducir considerablemente la muerte por ahogamiento de la fauna silvestre cuando accede a un reservorio en busca de agua. En la Resolución 199/20 DRNR, se incluye el diseño de un modelo posible de rampa de escape que se puede colocar en cualquier modelo de tanque o reservorio de agua, de manera tal que facilita el ingreso de la fauna silvestre desde y hacia la superficie del agua.

Se trata de una malla de metal, de diseño cuadriculado, con una luz de malla de 5 x 5 cm, en un cuadrado de 1 m x 1 m de lado. Una vez doblados los extremos, esta malla toma la forma de una sección piramidal con tres lados: uno frontal y dos laterales. El lado frontal está orientado hacia el centro del reservorio y los laterales quedan dispuestos de forma que se apoyan sobre la pared del reservorio. Así, se permite el acceso desde y hacia la superficie del agua desde cualquiera de sus lados. El ancho del lado frontal es de 10 cm aproximadamente.

Las rampas de escape se colocan de forma que cubran todo el rango de altura desde el borde hasta el fondo del reservorio, lo que hace a su funcionalidad, independientemente del nivel del agua en cada momento.

La resolución insta a los propietarios de todo tipo de reservorios de agua artificiales en territorio provincial a la colocación de rampas de escape para reducir el riesgo de ahogamiento de fauna silvestre, mucha de ella en vulnerable estado de conservación o directamente en peligro de extinción.

De esta forma, Mendoza se constituyó en la primera provincia del país en implementar esta medida en todo su territorio, con el objetivo de proteger y conservar la fauna silvestre que temporal o permanentemente habita también el territorio nacional, como lo estipula la Ley Nacional de Conservación de la Fauna 22421 o la Ley Provincial 4602 y su modificatoria, Ley 7308. En la resolución, se propone la implementación obligatoria de medidas comprobadas de mitigación de mortalidad de la fauna silvestre, como “las rampas de escape” en represas, estanques, tanques australianos u otros reservorios artificiales de agua.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza / Los Andes

que son las rampas de escape como se hacen las rampas de escape ahogamiento de aves campaña