Con el voto oficialista alcanzó para que Avalúo e Impositiva avancen en Diputados

Desde las bancadas opositoras, no avalaron los proyectos que son base para los impuestos provinciales (Sellos, Inmobiliario, Automotor e Ingresos Brutos).

Con el voto oficialista alcanzó para que Avalúo e Impositiva avancen en Diputados

Foto: Prensa Diputados

Provincial

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 20 DE OCTUBRE DE 2021

Tal como se esperaba, la Cámara de Diputados, por mayoría de votos todos del oficialismo, dio media sanción a los proyectos de Avalúo e Impositiva para el ejercicio fiscal 2022. La votación para ambos proyectos tuvo votos a favor y 20 negativos. Ahora, las iniciativas pasan al Senado.

Cabe recordar que la Ley de Avalúo constituye la base imponible del Impuesto Inmobiliario de los bienes objeto del gravamen, y en el Impuesto de Sellos, en cuanto a las transferencias de los bienes raíces que se celebren en el transcurso de ese período fiscal. Impositiva establece las alícuotas, mínimos, límites y coeficientes para la determinación de la base imponible de los impuestos establecidos en el Código Fiscal y sus modificatorias, así como los valores de las tasas retributivas que perciben las dependencias del Estado Provincial por la prestación de los servicios.

 

Avalúo

En líneas generales, el ajuste previsto para los valores unitarios de la tierra y de las mejoras será del 33 %, de acuerdo a la inflación proyectada para 2022 por el Gobierno Nacional. Por otra parte, se actualizan 25 000 valores unitarios de la tierra libre de mejoras, de parcelas que se encontraban desactualizadas “para lograr una equidad tributaria”, tal como expresan los fundamentos del proyecto elevado por el Poder Ejecutivo.

También se incorporan como mejoras para el terreno los ductos ganaderos en parcelas que hacen uso de ellos, al igual que el valor de las mejoras del inmueble perteneciente a la Destilería de Luján de Cuyo, en el mismo porcentaje que se actualiza el valor del resto de los inmuebles de la provincia.

 

Impositiva

En lo que respecta a Ingresos Brutos, se propone un beneficio especial de reducción de hasta el 50 % en el pago del impuesto para determinadas actividades que se vieron afectadas durante la pandemia. Durante 2021, la reducción alcanzó a 51 actividades vinculadas a hoteles, restaurantes, agencias de viaje, servicios sociales asociados a actividades de turismo, entretenimiento, espectáculo, industria audiovisual, guarderías y jardines maternales, entre otras. A ellas, se sumarán ahora otras 17, lo que hace un total de 68 actividades alcanzadas, y beneficia a alrededor de 14 mil contribuyentes.

Por otra parte, se mantiene la alícuota especial a los call centers al 1 %, con el fin de incentivar empleo formal para jóvenes, y se agregan beneficios para actividades intensivas en trabajo y que promueven el desarrollo sustentable, como lo son la investigación y desarrollo, la industria del software y la recuperación de materiales y desechos, que se beneficiarán con tasa cero en el impuesto a los ingresos brutos.

En cuanto al impuesto inmobiliario, se mantiene la estructura general del impuesto utilizada en los años anteriores. Se establecen en él la metodología, valores y parámetros aplicables para la determinación del impuesto correspondiente a los bienes inmuebles ubicados en la provincia, a los que se les ajusta el avalúo fiscal respecto del ejercicio anterior en el 33 %, con un tope para ese incremento del 49 %. En relación con los inmuebles destinados a servicios de alojamiento con certificado expedido por el Ente Mendoza Turismo (Emetur), abonarán el 50 % del impuesto determinado para el ejercicio 2022 en la medida en que no registren deuda por el ejercicio 2019 y anteriores.

Para el impuesto de sellos, se mantienen las exenciones introducidas por la Ley Impositiva vigente, pero se actualizan los montos de los rangos, de tal forma que las locaciones para vivienda de hasta $ 26 000 mensuales quedarán exentas del tributo, como así también las locaciones comerciales de hasta $ 86 600 por mes. De igual forma, para beneficiar a los tomadores de créditos bancarios para la construcción o compra de sus viviendas, se ajustan los montos para la exención de este impuesto para los créditos hipotecarios de hasta $ 3 088 260, y se mantiene una alícuota disminuida para los montos superiores.

En el impuesto automotor, no se modifica la forma de cálculo. Ante un posible aumento de la valuación de los automotores por la Dirección Nacional de Registros Públicos Automotores (DNRPA), se establecen límites con respecto al impuesto determinado para el 2021 teniendo en cuenta la valuación del automotor: hasta $ 1,4 millones, el 33 %; desde $ 1 400 001 y hasta $ 2,7millones, el 39 %, y desde $ 2 700 001 en adelante, el 49 %.

En otro orden, al igual que para el impuesto inmobiliario, “con la finalidad de beneficiar al contribuyente que ha cumplido con sus obligaciones en los años anteriores, y de propender al cumplimiento voluntario del pago de impuestos, se propone un beneficio escalonado, que tenga en cuenta el  comportamiento previo de cada uno, favoreciendo más a quien hubiera cumplido en los últimos dos años respecto de quien solo cumplió el año anterior. Por lo demás, se otorga un beneficio adicional a quien abone el impuesto anual en un único pago”.

Así, el contribuyente que no registre deuda al 31 de diciembre de 2021 obtendrá el 10 % de descuento y un adicional del 10 % si también estuvo al día al 31 de diciembre de 2020. Además, obtendrá un beneficio extra del 5 % si abona la cuota anual 2022 en término, con lo que el beneficio podrá llegar al 25 % de descuento en este tributo.

Esta ley se propone eliminar la categoría de vehículos del grupo I entre los años 1990 y 1996. Estos quedarán como no alcanzados para el pago de este impuesto y se mantendrán para el cómputo los automotores de una antigüedad no mayor a 26 años.

 

El debate

Durante el tratamiento en el recinto, los bloques del Frente de Todos, Encuentro por Mendoza, PD, Protectora y FIT anticiparon su voto negativo, por lo que la votación para ambos proyectos terminó con 28 votos a favor y 20 negativos.

Jorge López (UCR), titular de la comisión de Hacienda y presidente del Interbloque Cambia Mendoza, tras recordar que “cuando se desarrollan estas leyes económicas se hacen en función de variables que se definen con base en el Presupuesto Nacional”, dijo que fueron diseñadas en “un contexto particular de pandemia que influye en los recursos y la asignación de recursos, y cambia las prioridades que un gobierno define a la hora de hacer un presupuesto”. En líneas generales, López explicó los alcances de ambas leyes remarcando, entre otros puntos, los topes establecidos en materia de impuesto a los automotores, la actualización de montos para exención de sellos tanto para alquileres de viviendas como comerciales y créditos hipotecarios, y la reducción del 50 % en Ingresos Brutos para 68 actividades económicas “que han sido identificadas en función del impacto que ha tenido en ellas la pandemia, con el objetivo de darles una ayuda a aquellos que se encuentran castigados por el freno a la actividad económica”.

“Creemos que son leyes que responden a lo que venimos pregonando: disminuir la presión fiscal y premiar al contribuyente cumplidor”, subrayó.

En tanto, Emiliano Campos (UCR) hizo mención a que Mendoza “siguió con su política de bajar impuestos, una política racional, gradual, porque no podemos desfinanciar a un Estado” que “hizo frente a una pandemia, manteniendo abiertas las actividades económicas”.

A su turno, Maylé Rodríguez (FIT) anticipó su voto negativo señalando que “es la receta de siempre: ajuste, endeudamiento y beneficios para algunos empresarios”. “En Mendoza se siguen perdiendo empleos formales. No hay repercusión de los recursos en las escuelas, ni en los salarios de los docentes”; “No podemos hablar de un mejoramiento en el sector sanitario”, agregó, y remarcó que son “recetas del FMI". "No avalamos ninguna de estas leyes”, afirmó.

Liliana Paponet, del Frente de Todos, también adelantó el voto negativo del bloque al indicar que estas leyes “no son innovadoras, son iguales a la del año pasado con un incremento del 33 %, no se tiene en cuenta la situación de pandemia”.

“Votaremos de manera negativa”, indicó, y añadió: “No la acompañamos porque es una ley sin creatividad”.

De igual forma se expresó Gustavo Majstruk, de Encuentro por Mendoza, que expuso: “No hay forma de hacer frente a esta presión impositiva. El mundo necesita a Mendoza, pero todo el ajuste va para el que quiere producir. No acompaño”.

Mario Vadillo (Ciudadanos por Mendoza) expresó que su bloque acompaña la propuesta de la Ley Impositiva y de Avalúo aunque indicó que en la Ley Impositiva “no vamos a acompañar el artículo 2, el artículo 3 y el artículo 6, incisos e, d y g”. Agregó el legislador: “Estos rechazos que planteamos en la Ley Impositiva tienen que ver con que en el mundo conocido actual se tiende a buscar la progresividad, y no así hacer leyes regresivas”. Expresó ademásque habría que considerar que las viviendas tengan menores alícuotas, que “el sellado de los automotores tiene que disminuir” y que hay que mejorar el funcionamiento del IPV, entre otras consideraciones.

Desde el Partido Demócrata, Mercedes Llano indicó: “No vamos a acompañar estas medidas porque afectan e impactan negativamente sobre el bolsillo de los ciudadanos, de los comerciantes, de los empresarios, y desincentivan el fortalecimiento de la economía y el dinamismo de las fuerzas productivas”. La legisladora agregó: “Es necesario que desde el Estado se establezcan reglas de juego claras y reducir su rol a la mínima expresión para brindar servicios de salud, de justicia, de seguridad de altísima calidad”.

Por su parte, Pablo Cairo (Protectora) argumentó su voto negativo manifestando: “La Ley Impositiva y de Avalúo no contempla ninguna ayuda, para aquellos que por ahí no puedan pagar, acá no veo en ningún lado una moratoria, ni plan de plan de pago” y que “lo importante es hacer un gesto”, con, por ejemplo, tasa 0 a muchas actividades que se vieron afectadas en pandemia.

Fuente: Prensa Diputados Mendoza

avaluo impositiva 2022 legislatura cuánto aumenta el impuesto automotor