"Consensos básicos", los ejes de las reformas del Gobierno

El presidente Macri presentó los cambios que impulsará: responsabilidad fiscal, inflación y los impuestos; las políticas de empleo, y la República y la calidad institucional.

"Consensos básicos", los ejes de las reformas del Gobierno

Ante más de 150 representantes de la oposición, empresarios, sectores eclesiásticos, sindicalismo, universidades y funcionarios judiciales, Macri presentó las reformas que se vienen. Foto: Candelaria Lagos para Télam.

Nacional Unidiversidad Consensos básicos / por Unidiversidad / Fuente: Clarín / Publicado el 30 DE OCTUBRE 2017

Una semana después del contundente triunfo electoral del oficialismo, el presidente Mauricio Macri presentó hoy su plan de "consensos básicos" en el Centro Cultural Kirchner (CCK). Se trata de una serie de reformas de órdenes tributario, previsional y laboral que apuntan a reducir el déficit fiscal, uno de los desafíos fundamentales del Gobierno.

La crónica de Clarín señala que a las 12.25, el mandatario comenzó su discurso ante más de 160 invitados y bosquejó los lineamientos generales y las propuestas para avanzar en reformas consensuadas para los dos años que restan de gobierno, hasta 2019. "Los argentinos confirmamos nuestra vocación de cambiar. Es un cambio de fondo, verdadero; un cambio impulsado por los argentinos con voluntad de cambiar. Confirmamos que empezamos un nuevo tiempo, que no corre más el 'No se puede'. Estamos dando pasos nuevos, firmes, seguros", dijo en el inicio.

Y añadió: "Queremos acabar con los privilegios que salvan a unos pocos mientras tantos argentinos padecen la pobreza y la desigualdad".

​"Es inadmisible que en un país con las condiciones estructurales que tenemos haya tantos argentinos en la pobreza. Vamos a terminar con la pobreza", continuó.

Macri dijo que ​"somos la generación que está cambiando la Argentina para siempre. La única manera de sanar las heridas del pasado es rechazando todo tipo de violencia, el diálogo y la paz". "Si no hay consensos básicos para el desarrollo de nuestro país, no habrá inversiones ni una verdadera salida de la pobreza. Esto implica mirar hacia el futuro en vez de pelearnos mirando los fracasos del pasado", indicó el Presidente, y sumó que "debemos ceder en algo para crecer en conjunto".

"Hoy podemos decir con alivio y entusiasmo que los argentinos maduramos. El cambio es una actitud, transformar es lograr resultados", señaló para sumar: "Creo en una agenda de reforma permanente, lo que yo llamo 'Reformismo permanente'". En este sentido, los consensos básicos propuestos por el Presidente se reducen a tres ejes: la responsabilidad fiscal, la inflación y los impuestos; las políticas de empleo, y la República y la calidad institucional.

Respecto del primero, insistió en que "no podemos gastar más de lo que recaudamos" y pidió que la inflación no sea nunca más "un instrumento de la política". "Tenemos que comprometernos a un equilibro fiscal". Allí, saludó la presencia de los gobernadores, entre los que estaban duros críticos, como el formoseño Gildo Insfrán y el pampeano Carlos Verna.

"No nos gusta endeudarnos, pero menos mentirnos", indicó, y calificó a los impuestos como "demasiado altos". "Ya empezamos a bajar la carga tributaria, pero nos queda mucho camino por recorrer". Dijo que "queremos impuestos más simples" y anticipó que el miércoles presentará "un proyecto de reforma tributaria".

Respecto del trabajo, Macri señaló que debe ser "eje de la vida de las personas" y que "si queremos salir de la pobreza tenemos que crear más trabajo". En este sentido, dijo que en las próximas semanas se dará a conocer un proyecto sobre el tema, al tiempo que volvió a la carga contra "la mafia de los juicios laborales", al pedirles a las provincias que adhieran a la Ley de ART. "Las empresas tienen que pagar sus impuestos y a sus trabajadores", indicó al hablar de la evasión.

Por último, sobre la República y la calidad institucional, el Presidente adelantó "reformas en la Justicia, en lo electoral y en castigar a la corrupción". Macri argumentó que "los argentinos ya han decidido que quieren vivir en una democracia republicana", y habló de que "hay que ser respetuosos del Poder Judicial". Puso eje en "la modernización del Estado, que agiliza procesos y es transparente" y en que hay que "demostrar que se pueden ganar elecciones haciendo política con decencia y erradicar el 'Roban pero hacen'", dijo delante de numerosos funcionarios de la oposición.

En lo que se refiere a la corrupción, el primer mandatario destacó que su gestión impulsa "la ley del arrepentido en casos de corrupción". "Rendir cuentas es una obligación de todos", afirmó Macri. "La sociedad ya no admite la impunidad, la Justicia debe tratar a todos por igual", recalcó. Por eso mismo hizo hincapié en que hay legisladores que tienen "80 empleados cada uno", criticó las licencias de las que goza la Justicia, atendiendo "hasta las 13:30" o "que la Justicia esté parada 45 días" al aludir a las ferias judiciales de los meses de enero y julio. 

El Presidente dijo que convocará a todos los sectores para transmitirles sus propuestas, cuyo espíritu central es "la austeridad para lo que viene". En este sentido, soltó: "Tenemos que dar el ejemplo y no hay nada más potente que eso. Cada uno tiene que ceder un poco, empezando por los que tienen más privilegio".

política nacional | consensos básicos | mauricio macri | reformas | responsabilidad fiscal | impuestos | inflación | trabajo | república | calidad institucional