Cornejo le reclamó al Poder Judicial que sancione a la fiscal Anabel Orozco

En la jura de Valerio como juez de la Suprema Corte, el Gobernador apeló a la figura del ítem aula para pedir igualdad.

Cornejo le reclamó al Poder Judicial que sancione a la fiscal Anabel Orozco

Alfredo Cornejo dio un discurso tras la jura de José Valerio como miembro de la Suprema Corte de Justicia. Foto: Axel Lloret.

Provincial

Justicia y política

Unidiversidad

Cecilia Amadeo

Publicado el 01 DE DICIEMBRE DE 2016

De todo su discurso, fueron las únicas palabras que lograron arrancarle un aplauso al auditorio reunido para ver la jura de José Valerio como juez de la Suprema Corte de Mendoza. Inspirado, una vez más, en el clamor popular, el gobernador Alfredo Cornejo le reclamó al Poder Judicial que sancione a Anabel Orozco, la fiscal que se fue de vacaciones a Brasil tras presentar un certificado médico por una lumbalgia.

"Resulta difícil exigirle a un docente que cumpla con su tarea, exigirle que no fragüe certificados médicos, si una fiscal se va a Brasil con un certificado trucho", dijo el gobernador Alfredo Cornejo ante los asistentes a la asunción de Valerio como miembro del máximo tribunal de justicia.

La antesala a este pedido fue una enumeración de las falencias que presentan los servicios que presta el Estado. Cornejo recordó que el gasto público se ha duplicado en los últimos once años, lo cual debería haber redundado en mejor salud, mejor educación, mejor seguridad y mejor administración de justicia.

Sin embargo, diagnosticó que esto no sucede e insistió en que es tarea del Estado, en sus tres poderes, revertir esta decadencia. El gobernador señaló que los cambios no se hacen empujando o presionando, sino persuadiendo y consensuando, y que en este sentido es que convocó –en su momento– a Alejandro Gullé para hacerse cargo de la coordinación de los fiscales, y a José Valerio –luego– para ocupar la vacante que dejó el retiro de Herman Salvini, porque "la mejor forma de hacer cambios es con gente que provenga del Poder Judicial, que conozca su cultura organizacional pero que tenga vocación de cambio".

También dijo que la tarea de volver más eficiente al Estado que ha encarado el Ejecutivo para las áreas de su competencia pretende combatir los "bolsones de improductividad" y que para el caso del Poder Judicial ha propiciado un paquete de leyes, como las modificaciones al Código Procesal Penal y las que se están impulsando en el Código de Procedimiento Civil, sin necesidad de otorgar mayor presupuesto a la Justicia.

Pero el Gobernador remarcó también que hay cosas que no le corresponde hacer y que hay decisiones que son difíciles de tomar, pero que el Poder Judicial cuenta con un as en la manga: "En líneas generales, no tiene sospechas de corrupción generalizada, como ha ocurrido en algunas otras provincias o en la Nación".

Tendida la mesa de la honestidad, Cornejo recordó que la autoridad no se obtiene solamente del cargo sino también de "la legitimidad permanente en los hechos prácticos y cotidianos". Y ahí preparó la estocada final.

"Me parece que en el Poder Ejecutivo también necesitan buenos ejemplos. A pesar de que hay muchísimos buenos ejemplos, algunas sanciones serían útiles para enderezar, mostrar que hay liderazgo, que hay autoridad y que somos (los funcionarios) ciudadanos comunes que ocasionalmente estamos al frente de instituciones del Estado". El primer mandatario argumentó que al ciudadano común le resulta "muy difícil" de digerir que "los grandes criminales de la provincia no tengan sanciones pero que es mucho más duro cuando no hay sanciones para las personas que están en el poder".

Para ejemplificar, citó, según sus propias palabras, al "famoso ítem aula". Dijo que el "incentivo" está funcionando bien en términos de administración –a poco de regir, el ausentismo docente disminuyó el 30 % –para luego decir de corrido que "resulta difícil exigirle a un docente que cumpla con su tarea, exigirle que no fragüe certificados médicos, si una fiscal se va a Brasil con un certificado trucho. Y además, cuando ya ha tenido muchísimas conductas anteriores de ese tipo, y que no tenga sanción... No es una buena señal para ese docente al cual le estamos exigiendo cosas de este tipo".
 

El caso

El 23 de noviembre trascendió en los medios unas fotos de Anabel Orozco, responsable de la Segunda Fiscalía Correccional de la Primera Circunscripción Judicial. En ellas podía verse a la fiscal rodeada de amigas en unas playas de Brasil.

El escándalo vino de la mano de la noticia de que la magistrada se fue de vacaciones tras presentar un certificado en el que le indicaban reposo por una lumbalgia. No contenta con esto, Orozco presentó un nuevo pedido médico que extendía su licencia y, cuando tenía que volver a trabajar recurrió a la misma maniobra, aunque esta vez adujo un cuadro de estrés.

Su accionar le valió que el coordinador de los fiscales, Alejandro Gullé, comenzará a tramitar un jury de enjuiciamiento, al tiempo que se inció una investigación penal a cargo de la fiscal María de las Mercedes Moya y del fiscal adjunto Fernando Guzzo. Acorralada, Orozco le presentó la renuncia al Gobernador, tal como indica el protocolo para estos casos. Sin embargo, es potestad del primer mandatario aceptarla o no.

No hace falta leer entre líneas para darse cuenta de que Cornejo no admitirá el paso al costado de la fiscal.

política provincial justicia y política cornejo anabel orozco fiscal viajera