Crianza respetuosa: es tiempo de más palabras y menos castigos

El castigo para enseñar límites está quedando atrás frente a las nuevas pedagogías y tendencias de crianza. Radio U dialogó con la psicóloga Paola Laspada, que propone "romper con viejos moldes, ya arcaicos".

Crianza respetuosa: es tiempo de más palabras y menos castigos

Foto: freepik.es

Sociedad Radio U Este Lejano Planeta / Sociedad y educación / / Publicado el 06 DE ABRIL 2021

Con el avance de las teorías y prácticas, los viejos métodos de crianza basados en el abuso físico y verbal hacia las infancias están quedando atrás, y la crianza respetuosa gana cada día más seguidores. Se trata de una nueva forma de vida que busca el respeto por los niños y niñas, el amor incondicional, la empatía y la igualdad. Para hablar sobre esto, Radio U dialogó con Paola Laspada, psicóloga especialista de salud mental y en desarrollo infantil, que propuso "romper con viejos moldes ya arcaicos".

"El castigo funciona para que ciertas conductas puedan funcionar y otras no. Esto tiene que ver mucho con el criterio de las personas adultas. Si nos ponemos a pensar cuál es el origen del castigo, es el de poner límites, y esto puede ser mucho más profundo que un castigo. Un castigo enseña que la persona que castiga, por lo general, causa miedo, ya que es la que indica qué hacer o qué no hacer. Cuando esta persona se va, yo vuelvo hacer lo que estaba haciendo porque el aprendizaje sobre la conducta no está, ya que esto es un aprendizaje de relación de poder y esto está muy relacionado con el miedo", indicó Laspada.

Según la especialista, cuando castigamos, las niñas y niños no aprenden, y con el reto, se lima la autoestima de las personas en sus etapas iniciales. Por este motivo, experimentar es el camino adecuado.

“Cuando tengo la posibilidad de experimentar, puedo vivir las experiencias coherentes o lógicas de las decisiones que tomo, entonces voy aprendiendo cómo reaccionar en futuras situaciones. Para que un niño sepa manejar sus límites fuera de su casa, esto debe comenzar en el propio hogar, donde cotidianamente se tienen que practicar estos límites, que van desde el cuidado y el respeto, y se van a ir interiorizando en el niño”, remarcó la especialista.

De esta manera, en relación con el comportamiento en la infancia, es necesario tener en cuenta situaciones concretas: “Si queremos que tengan un determinado comportamiento en un determinado lugar, como, por ejemplo, decir 'No toques nada, quedate sentado, hacé tal cosa', lo que no se puede permitir es manipular o extorsionar a ese niño para lograr que se comporte. Eso es realmente grave porque no le permite decidir”.

Actualmente, destaca Laspada, "estamos en un momento bisagra", ya que la sociedad lleva poco tiempo hablando de crianzas. Sin embargo, los círculos de crianza respetuosa están comenzando a abrirse lentamente y más personas comienzan a interesarse por las temáticas de crianza. "Casi el 50 % de las familias reconocen que siguen utilizando los castigos físicos, imaginate cuántas no lo reconocen. Pero es una realidad que esto lo estamos hablando en determinados círculos y es fundamental que lo sigamos ampliando para llegar a todos los espacios de crianza, porque hay mucho que repensar".

Audio

  • Columna de Crianza Respetuosa.

    Con Paola Laspada