De esclava sexual a Nobel de la Paz

Nadia Murad es la iraquí recientemente galardonada por el Comité noruego por convertirse en la voz que visibiliza cómo sufrió ella –y cómo sufren miles de mujeres– la violencia machista con aberraciones y humillaciones sexuales en todo el mundo. Un ginecólogo del Congo, de trayectoria limpia y amplia, compartió el premio con la joven.

De esclava sexual a Nobel de la Paz

Internacionales

Unidiversidad

El País / BBC

Publicado el 05 DE OCTUBRE DE 2018

"Nadia Murad es la testigo que habla de los abusos cometidos contra ella y otros. Ella ha demostrado un valor extraordinario al relatar sus propios sufrimientos y hablar en nombre de otras víctimas", dice el Comité que otorga el galardón.

Murad vivía con su madre y sus 12 hermanos en el pueblo de Kojo, al norte de Irak, cuando el 3 de agosto de 2014 llegaron los soldados del Estado Islámico. Los militares entraron en la aldea de Nadia y mataron a todos los hombres, incluyendo a seis de sus hermanos.

Nadia es de la minoría religiosa yazidí, considerada como infiel por los extremistas del EI. Ella y cientos de otras mujeres yazidíes fueron secuestradas, vendidas y pasadas de mano en mano por hombres que las violaron en grupo. Fueron víctimas de lo que el Estado Ilámico llama "yihad sexual".

Además, como si no hubiese pasado por demasiado horror, la Nobel de la Paz fue vendida como esclava sexual. La joven logró escapar en noviembre del mismo año gracias a la ayuda de los vecinos. Acabó en un campo de refugiados de Irak y después se trasladó a Alemania.  

 

El doctor justo

El médico Denis Mukwege, de 63 años, ha pasado gran parte de su vida ayudando a las víctimas de violencia sexual en la República Democrática del Congo, explicó el diario El PaísEn 1999 fundó, gracias al apoyo de las organizaciones de ayuda internacional, el hospital de Panzi, en la ciudad de Bukavu, al este del país. Como cirujano jefe de este centro, él y su equipo han intervenido a decenas de miles de mujeres violadas y víctimas de la ablación. "El doctor Mukwege ha condenado repetidamente la impunidad por violaciones masivas y ha criticado al Gobierno congoleño y a otros países por no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual contra las mujeres como estrategia y arma de guerra", describe el Comité Noruego. 

"Acepto este premio por vosotras", dijo Mukwege desde el hospital Panzi. "Esto demuestra que vosotras (las mujeres) ya habéis sido reconocidas. Este premio no tendría sentido si no reconociera la lucha de la mujer", añadió el ginecólogo. En octubre de 2012, este doctor feminista sufrió un atentado en el cual murió uno de sus colaboradores, justo un mes después de haber dado un discurso en la ONU en el que pedía a la organización una "condena unánime" contra los grupos rebeldes "responsables de actos de violencia sexual".

internacionales nobel de la paz mukwege nadia murad