Del desprecio al lugar ganado: las mujeres trans en la televisión argentina

Qué representaciones han construido los medios de comunicación y cómo se han modificado con el correr de los años son algunas de las preguntas que nos hicimos al momento de pensar el lugar de las mujeres trans en la tele. Intercambiamos reflexiones y opiniones con Consuelo Herrera –delegada del Inadi en Mendoza– y con Jánet Morales –militante transfeminista–.

Del desprecio al lugar ganado: las mujeres trans en la televisión argentina

Foto: Ovigem

Sociedad

Sexo, género y diversidad

Unidiversidad

Soledad Maturano

Publicado el 05 DE MAYO DE 2022

Durante los 90, la humillación y la discriminación mediática a mujeres trans y otras personas del colectivo LGTBIQ+ eran moneda corriente. En ese contexto, artistas como Cris Miró y Flor de la V empezaron a construir sus recorridos artísticos y mediáticos personales. Esas experiencias íntimas tuvieron un impacto social que hoy, al menos, es problematizado y genera interrogantes.

Los estereotipos y la visibilización negativa que comunicaron figuras públicas o periodistas sobre mujeres trans durante esa década son parte de las aristas que se empezaron a cuestionar en los últimos años –hasta la actualidad–. Esa problematización ganó lugar en materia legal, por ejemplo, a través la Ley 26485, por la que esas representaciones son repudiables y asumen un nombre: “violencia simbólica y mediática”.

En ese sentido, Flor de la V escribió en "Página/12" sobre una de sus primeras entrevistas en televisión, la dirigida por Mauro Viale en 1997: “Fue una de las entrevistas más humillantes, violentas y discriminatorias de la historia de la televisión. Tenía tan solo veinte años. Toda la expectativa y la ilusión se convirtieron, en un instante, en mi peor pesadilla. Hoy en día, lo que me pasó tiene un nombre: se llama violencia de género”.

La exclusión y marginación de las personas trans es una problemática de antaño que, incluso hoy, sigue siendo una cuestión estructural. No obstante, la lucha histórica del colectivo LGTBIQ+ se traduce en conquistas que también ocupan lugar institucionalmente: Ley de Identidad de Género, Cupo Laboral Trans, Matrimonio Igualitario. Pero ¿son suficientes esas leyes? ¿Qué representaciones mediáticas hay en 2022? ¿Qué pasa con los derechos laborales –en medios y cultura, específicamente– de las personas trans?

Foto: La Tinta

Representación de las identidades trans en la televisión

“Para mí, es una representación positiva. Ver a travestis/trans hoy en día en espacios como noticieros, programas de mediatarde, de mediodía, con panelistas, me parece que habla un poco del progreso que hemos tenido en cuanto a la inclusión en el contexto social”, introdujo la delegada provincial del Inadi, Consuelo Herrera.

Respecto de algunas personas trans que conducen sus propios programas, señaló la dificultad que tuvieron ellas para llegar y ocupar tales espacios. Agregó: “Está bien ver a una compañera trabajando en un noticiero de la Televisión Pública. Está bien ver a Lizy trabajando en su propio programa. Está bien ver a Costi en Cortá por Lozano o a Flor de la V con su propio programa. Son cosas que no nos hubiésemos imaginado hace 20 o 10 años. Hoy en día es posible y se puede hacer siendo trava”.

Herrera ilustró esos años recordando los reportajes que les hacían a Flor de la V o a Cris Miró, aunque indicó que el colectivo les agradece: “Fueron las primeras visibilizaciones que tuvimos”, explicó. En ese sentido, consideró respecto de figuras mediáticas como Lizy Tagliani o Costi: “La verdad es que el rol que ocupan ahora es totalmente diferente. No es que ellas son objetos de estudio, sino que son sujetas de estudio. Ahora, ellas hacen entrevistas, conducen programas”.

Por su parte, Jánet Morales, militante transfeminista, aportó otra mirada sobre las representaciones trans en la televisión argentina. En el intercambio, hizo alusión a Flor de la V y Lizy Tagliani. Sobre la última, denunció: “Como militante y activista desde hace 16 años, repudio la existencia mediática de esta persona”.

Para argumentar su posición, explicó que Lizy Tagliani construye, a través de la burla, una lectura de las personas trans “como personajes y no como personas”. “Una cosa –continuó– es lo que vos hagas en privado y otra cosa es lo que hagas en público. Si sos una persona con llegada pública, tenés la responsabilidad de saber lo que estás haciendo, porque es un mensaje. Ya no estamos en los años 90, estamos en el 2022, con muchas leyes y conquistas que hemos logrado, entonces deberíamos actualizarnos”.

Indicó que el modo “farandulero” de Lizy Tagliani le parece mediáticamente dañino, al mismo tiempo que “no ayuda en nada al colectivo”. Marcó una diferencia al respecto con Flor de la V porque, “como referenta de los medios, está ocupando un lugar de visibilizar casos como el de Tehuel”.

A diferencia de Morales, la delegada del Inadi considera que no existe una farandulización de las identidades trans: “Ya no se ve tanto como hace 10 años, como cuando invitaban a las travas a los espacios de comunicación solamente para que hicieran quilombo o hablaran de cosas que no tenían nada que ver con una cuestión de lucha histórica y que tampoco las posicionaban en un lugar específico”.

Foto: La Tinta

Cupo trans en los medios

Hace unos años, el hashtag #faltamosenlosmedios irrumpió para abrir más preguntas y señalar otras deudas con las mujeres, lesbianas, trans y travestis en el ámbito de los medios. Fruto de esa lucha, se logró la Ley de Equidad de Géneros en los Medios de Comunicación.

La ley es obligatoria para los medios públicos, es decir, aquellos que son financiados por el Estado. No así para los medios privados, a los que se les ofrece un incentivo para adherir a la ley y la obtención de un “Certificado de Equidad”.

Cabe señalar que la ley no se limita a mujeres cis, sino que tiene una mirada amplia. Es decir, incluye otras identidades de géneros no hegemónicas (o varones cis), con el objetivo de aportar una perspectiva diversa en los medios de comunicación.  En ese sentido, la ley propone que por lo menos el 1 % de los puestos de prensa esté ocupado por personas trans y travestis.

representación mediática trans equidad de géneros en medios