Desperdicio de alimentos: un mal que crea hambre y afecta el medioambiente

La FAO elevó un informe donde destaca que "en la actualidad, existe un 14 % de desperdicio de alimentos diarios" en el mundo. Te dejamos 10 tips para mejorar la calidad de vida mundial.

Sociedad

Unidiversidad Noticias

Emergencia alimentaria

Señal U

Informe: Claudia Durán / con fuente fao.org

Publicado el 04 DE DICIEMBRE DE 2020

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) emprendió un proyecto global junto a distintos gobiernos y organizaciones del mundo para reducir el desperdicio de alimentos.

Entre los datos más importantes que se desprenden del informe de la FAO, encontramos que, en la actualidad, el 14 % de los alimentos diarios son desperdiciados por la población global, lo que provoca paralelamente el desperdicio del trabajo, el esfuerzo, la inversión y los recursos (como agua, semillas, pienso, etc.) empleados en su producción, por no hablar de los recursos empleados en su transporte y elaboración. Esto trae como consecuencia inmediata el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero y contribuye al cambio climático en el planeta.

La parte de alimentos que se pierde desde la cosecha hasta el nivel minorista excluido se conoce con el nombre de pérdida de alimentos. La parte que se desperdicia en el nivel minorista o del consumidor se denomina desperdicio de alimentos. Se hace esta distinción para abordar las causas últimas del problema, a cuya solución pueden contribuir agentes de todo tipo, desde agricultores y productores hasta clientes y propietarios de tiendas.

La reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos es fundamental en un mundo en el que millones de personas padecen hambre a diario.

Cada persona desperdicia unos 38 kilos de alimento por año

En el país se pierden o desperdician 16 millones de toneladas de alimentos por año, volumen que equivale al 12,5 % de todos los alimentos que se producen en el país, mientras que en toda la región de América Latina y el Caribe, se desperdician 127 millones de toneladas de alimentos.

Tips para evitar el desperdicio de alimentos

1.     Adopte una dieta más saludable y sostenible. La vida se mueve deprisa y preparar comidas nutritivas puede ser complicado, pero las comidas saludables no tienen por qué ser elaboradas.

2.     Compre solo lo que necesita. Planifique sus comidas. Prepare una lista de la compra y aténgase a ella evitando las compras impulsivas.

3.     No elija solo frutas y hortalizas "lindas". No juzgue los alimentos por su apariencia. A menudo se tiran a la basura frutas y hortalizas magulladas o con formas extrañas porque incumplen unas normas cosméticas arbitrarias.

4.     Comprenda el etiquetado de los alimentos. Hay mucha diferencia entre las fechas de “consumo preferente” y “caducidad”. A veces los alimentos siguen siendo inocuos para el consumo pasada la fecha de “consumo preferente”, mientras que la fecha de “caducidad” indica el momento en que el consumo deja de ser inocuo.

5.     Valore las sobras. Si no se come todo lo que prepara, congélelo para más adelante o utilice las sobras como ingrediente de otra comida.

6.     Haga uso de los alimentos desperdiciados. En lugar de tirar a la basura desechos de comida, haga compost con ellos.

7.     Apoye a los productores de alimentos locales. Comprando productos locales, presta apoyo a agricultores familiares y pequeñas empresas de su comunidad.

8.     Use menos agua. No podemos producir alimentos sin agua. Aunque es importante que los agricultores utilicen menos agua para cultivar alimentos, la reducción del desperdicio de alimentos también ahorra todos los recursos hídricos empleados en su producción.

9.     Coma más legumbres y verduras. Trate de consumir una vez por semana una comida a base de legumbres o cereales “antiguos”, como la quinua.

10.     Compartir es cuidar. Done los alimentos que de otro modo se desperdiciarían.

sociedad internacional alimentos desperdicio hambre trabajo dinero medioambiente diciembre 2020