El desdoblamiento suma voluntades y divide aguas

Ya son 11 los intendentes que quieren ir por separado de las elecciones generales, a pesar de que los jefes de la conducción no están a favor. Incertidumbre y definiciones.

El desdoblamiento suma voluntades y divide aguas

Sociedad Unidiversidad por Gabriela Ceppi - Foto: Archivo/Axel Lloret / Publicado el 26 DE DICIEMBRE 2014

El primero fue el intendente de Capital, le sucedió el de San Carlos y luego el de La Paz. San Rafael, Maipú y Las Heras también han mostrado sus intenciones. Guaymallén, Malargüe y Tupungato se suman a la ola y ahora otros dos caciques radicales del Este analizan lo mismo. Quien muestra mensajes contradictorios es el intendente de San Martín, que por los medios niega estar a favor de esa posibilidad pero desde el PJ dicen que lo está analizando. Lo cierto es que, ante la incertidumbre electoral que se avizora para 2015, más de la mitad de los jefes comunales ya ha mostrado su intención de sus comunas se sometan a votación de intendentes y concejales por separado y por fuera de las generales, en las que se elige gobernador y presidente.

Aunque nadie en el oficialismo lo admite, el principal temor es que Julio Cobos decida dar pelea en la provincia como candidato a gobernador lo que, sumado a un acuerdo con el PRO de Mauricio Macri y en menor escala con el Partido Demócrata, pueda dejar fuera de escena al peronismo, mayoría gobernante hoy en las comunas. Además, el oficialismo sabe que perder el respaldo de los jefes comunales podría ser letal en momentos en que el justicialismo no mide nada bien. Del otro lado de la vereda, el temor del radicalismo a la hora de desdoblar viene por el lado de Alfredo Cornejo. Si bien el jefe comunal de Godoy Cruz y uno de los aspirantes a la gobernación ha mostrado sus intenciones de no separarse de las generales, por lo bajo se especula con la decisión que tomará Julio Cobos, quien siempre puede sorprender en la recta final.

Desdoblados o no, en 2015 cada mendocino podría ir hasta 7 veces a las urnas. La mayoría de los jefes comunales que quiere adelantar se muestra a favor de que, en sus comunas, las PASO se hagan entre fines de febrero y marzo, mientras que las generales sean entre mayo y junio. Pero además, en la pelea de fondo no se deja de analizar que cada acto eleccionario puede costarle a Mendoza unos 20 millones de pesos y que Pérez no quiere financiar las campañas publicitarias de las PASO, principal punto que hoy enfrenta al oficialismo y la oposición. 

La duda es qué decidirán en el equipo del gobernador. Es que si bien Francisco Pérez se muestra reacio al desdoblamiento, se lo reclaman desde diferentes sectores. En los últimos días, el mítico operador peronista Juan Carlos “Chueco” Mazzón pidió a los gobernadores que no desdoblaran las elecciones de sus provincias, porque Daniel Scioli había subido en las encuestas y lo mejor sería aprovechar el empuje para ganar en su territorio.

En esta línea, Pérez le comunicó hace días a un grupo de intendentes justicialistas su intención de no separar los comicios. No está confirmado si esta decisión se impuso desde la Casa Rosada, pero lo cierto es que el temor de votar por separado está impuesto en el oficialismo. De todas maneras, hay diferentes encuentros este fin de semana para analizar la situación y los más osados dicen que en los próximos días podrían conocerse definiciones.

Pero no sólo en el PJ están divididas las aguas, porque el radicalismo comenzó a debatirlo hace poco más de un mes y el primero en advertir la iniciativa fue Gustavo Pinto, el jefe comunal de La Paz. Así, el mandatario radical se subió a la discusión que han instalado algunos justicialistas insinuando la posibilidad de hacer las elecciones en sus departamentos en forma separada de las PASO nacionales, previstas para el 9 de agosto, y de las generales, para el 25 de octubre.
A la decisión de Pinto se podrían sumar los intendentes radicales Ricardo Mansur (Rivadavia) y Mario Abed (Junín). 

En contra de lo que piensa el jefe comunal de Godoy Cruz, los tres radicales analizan firmemente esa posibilidad. Mientras, el presidente de la UCR, Sergio Pinto, aclaró que aún lo están discutiendo y las fechas de los comicios departamentales se darán a conocer después de las fiestas. La principal variable que pesa en la decisión es el efecto arrastre de los candidatos nacionales y cómo pueden jugar, a favor o en contra, de los locales.

Pérez sostuvo que la decisión se conocerá en marzo después de los actos vendimiales; esto sería posible porque la ley de PASO provinciales exige que las mismas sean convocadas con 90 días de antelación. Sin embargo, este fin de semana hay encuentros clave y la decisión podría adelantarse. Es que el PJ está concentrado y analiza la estrategia para salir a jugar el partido de este martes, cuando el Senado se reúna para aprobar o rechazar el presupuesto de la Cámara Baja.

elecciones | desdoblamiento | paso | intendentes