El Gobierno de Mendoza prepara el terreno para comprar acciones de Impsa

El ministro Enrique Vaquié explicó en la Legislatura el rescate de la multinacional radicada en Mendoza, por el cual el Gobierno pasaría a ser accionista junto con la Nación.

El Gobierno de Mendoza prepara el terreno para comprar acciones de Impsa

Foto: Prensa Gobierno Mendoza

Provincial Unidiversidad por Por Unidiversidad / Fuente: Prensa Gobierno Mendoza / El Sol / Publicado el 05 DE ABRIL 2021

El ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, explicó ante las comisiones de Hacienda y Presupuesto y de Legislación y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados los alcances del proyecto de Ley que envió el gobernador Rodolfo Suarez para la compra conjunta entre Nación y Provincia de acciones de IMPSA y se logre que la empresa siga operando en Mendoza.

La gestión de Rodolfo Suarez solicitó ayuda financiera a la Nación para cubrir el primer pago por 520 millones de pesos para el 16 de abril. Si se aprueba el proyecto enviado por el Ejecutivo, la provincia obtendría el 21,2 % de las acciones de la compañía y colocaría un director y un síndico.

“Mendoza no puede mirar hacia otro lado y dejar una nave insignia como IMPSA a la deriva”, afirmó el ministro, quien remarcó que el proyecto que debe aprobar la Legislatura pone como condición que la multinacional siga operando y dando trabajo en la provincia. “Ideal hubiera sido que la compañía siguiera bien, pero eso no pasó. Tenemos que trabajar con la realidad”, planteó Vaquié, quien solicitó que el tratamiento de la ley sea rápido para trabajar en conjunto con el Gobierno Nacional.

“Que quede claro que, con esta operación, la compañía queda en la provincia de Mendoza. Lo remarca el estatuto nuevo. Es más: no se podrá cambiar la sede de la compañía sin el acuerdo del Gobierno de Mendoza”, explicó.

“La prioridad absoluta es que la empresa siga operando en Mendoza”, remarcó el ministro quien, además, ante la pregunta de los legisladores, explicó que no se trata de rescatar la empresa para el grupo Pescarmona, ya que con esta operación la familia perderá acciones y quedará con una participación mínima.

“Contar con participación en el directorio y la sindicatura, nos dará facultades de decisión y control sobre del desempeño de la empresa. Queremos una cláusula “antiñoqui”, no podemos permitir que se convierta en una bolsa de trabajo político o militante. Defender su rigor técnico y profesional es nuestro compromiso”, agregó.

Según resaltó el ministro, del capital total que hoy tiene la empresa el 75 % es de acreedores y el 35 % de la familia, en tanto que de las acciones clase C que se suscribirían, el 75 % pertenecería a la Nación y el 25% restante a la provincia. De esta manera, con esta nueva composición accionaria, el capital de Impsa se compondría en un 63,7 % para la Nación; 21,2 % la provincia; 9,8 % de acreedores y el 5,3 % de la familia Pescarmona.

Además, sostuvo que actualmente la compañía tiene 3 directores, y Mendoza ha propuesto que sean 7, con 5 síndicos. Así, las acciones clase C sumarían 4 directores y 3 síndicos de los cuales 1 y 1 corresponderían a Mendoza si el proceso culmina con éxito.

El plazo de integración está previsto para el 16 de abril. Ese día, la Nación se comprometió a integrar el 75 % de las acciones, pero la provincia en este punto pidió integrar un 25 % y el resto entre 18 y 24 meses. 

El proyecto

El proyecto que ingresó a la Cámara Baja establece autorizar al Poder Ejecutivo a suscribir e integrar hasta 454.300.000 acciones ordinarias nominativas no endosables Clase C de IMPSA S.A., con la participación del Estado Nacional. El objetivo es que la multinacional, que trabaja en Mendoza desde 1907 y ha llevado adelante más de 180 proyectos en el mundo en las últimas dos décadas, se vuelva a poner en marcha y dé trabajo mendocino.

“IMPSA en más de 100 años puso a Mendoza en el mapa internacional de las capacidades técnicas, el desarrollo tecnológico y la gran industria”, recordó.

“El activo más importante de IMPSA es el Know-How de su gente, gente altamente calificada que vive en Mendoza. No los queremos perder. No queremos que se dispersen por otras latitudes”.

“Desde Mendoza podemos jugar en ligas de 4 o 5 jugadores globales. Es nuestra capacidad de desarrollar grandes obras hidroeléctricas, centrales nucleares, parques eólicos”, remarcó.