Hoy se sabrá el veredicto del Tribunal de La Haya contra Monsanto

Tras varios meses de investigación sobre el desempeño de la multinacional Monsanto, dedicada a la venta de semillas transgénicas y glifosato, el Tribunal Federal de la Haya, en Holanda, dará a conocer este martes las conclusiones y recomendaciones legales del simulacro de juicio inédito en el terreno ambiental, ya que se deduce que ha cometido numerosos "ecocidios".

Hoy se sabrá el veredicto del Tribunal de La Haya contra Monsanto

La conclusión del tribunal se conocerá este martes.

Internacionales

Unidiversidad

Unidiversidad. Fuente: monsanto-tribunale.org

Publicado el 17 DE ABRIL DE 2017

Las audiencias del Tribunal tuvieron lugar en octubre del año pasado. En aquel entonces dieron testimonios ambientalistas, médicos, técnicos y 30 víctimas que representaban situaciones de todas partes del mundo. Los jueces dividieron en seis los temas que conforman el veredicto que darán el martes; entre ellos, si la empresa multinacional Monsanto con sus actividades vulneró al medio ambiente y a la salud, si manipuló la investigación científica y si se convirtió en cómplice de guerra. 

Los jueces y juezas emitirán el veredicto legal sobre el Tribunal Monsanto el martes 18 de abril. Las audiencias del Tribunal tuvieron lugar los días 15 y 16 octubre del año pasado en el Instituto de Estudios Sociales (ISS), en La Haya, Holanda.

El Tribunal Internacional Monsanto fue una iniciativa de la sociedad civil en el año 2016 que tuvo lugar en La Haya, Holanda. Se realizó con la intención de generar una instancia que promoviera el desarrollo y el análisis para incluir el delito de ecocidio que provoca Monsanto, según los testigos, al Marco Legal Internacional. El Tribunal fue conformado por jueces y juezas de diferentes partes del mundo, tales como Canadá, México, Bélgica y Senegal, y también lo integró la subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Eleonora Lamm. Cada uno de ellos cuenta con especializaciones diferentes para poder analizar los distintos ejes de la información.

Los jueces en aquel entonces escucharon a ambientalistas, médicos, técnicos y 30 víctimas que representaban situaciones de todas partes del mundo. Hubo testimonios de la India, de Argentina, de Colombia, de México, de Canadá y de diferentes partes de Asia y África. También hubo una argumentación jurídica por parte de los abogados de Kenya, México y Nigueria que hicieron los alegatos finales en las instancias del juicio llevado a cabo en octubre del año pasado.

Al momento del juicio, Monsanto, que había sido notificado legalmente, decidió no presentarse ni participar. La integrante mendocina del tribunal, Eleonora Lamm, argumentó que “no le quita valor al tribunal que la empresa no se haya presentado, ya que es un comité con base de más de 1000 organizaciones de la sociedad civil e integrado por personas expertas en derechos ambientales”.

El objetivo del Tribunal fue dar una opinión legal sobre los daños al medio ambiente y la salud causados por la multinacional Monsanto. También se quiso lograr que hubiera un marco legal que brinde mayor protección a todas las situaciones que afecten el medio ambiente, la calidad de vida, etcétera, ya que “hoy en día, en el Marco Internacional no hay un desarrollo suficiente, por lo que no alcanza para lograr una efectiva protección”, agregó Lamm.

Las críticas de las que fue (y es) objeto Monsanto, por parte de las demandas civiles, apuntan a que la multinacional ha podido pasar por alto los daños humanos y ecológicos causados por sus productos y mantener sus actividades devastadoras gracias a una estrategia de ocultación sistemática, además de la manipulación hacia los organismos reguladores y de las autoridades gubernamentales, también por mentiras y corrupción, por la financiación de estudios científicos fraudulentos, por la presión ejercida a los científicos independientes y la manipulación de los medios de comunicación.

También desde el Comité Organizador acusan a Monsanto de producir y comercializar productos como el PCB (policlorobifenilos), que afectan la fertilidad humana y animal; el 2, 4, 5-T, uno de los componentes del Agente Naranja que causa malformaciones congénitas; el "Lasso", un herbicida prohibido en Europa; y el famoso glifosato Roundup, el herbicida más utilizado en el mundo y causante de uno de los mayores escándalos sanitarios y medioambientales de la historia moderna. Además, también debió expedirse sobre si la empresa fue cómplice de un crimen de guerra por haber proporcionado materiales al ejército norteamericano en la guerra de Vietnam.

A partir de esto, fueron seis los ejes de preguntas que realizó el Tribunal para analizar la información. La primera pregunta fue dirigida a que averiguar si las actividades de la empresa Monsanto vulneran el derecho a un entorno seguro, limpio, saludable y sostenible; la segunda pregunta buscaba saber si con sus actividades ha vulnerado el derecho a la alimentación; el tercer eje consistió en responder si con sus actividades vulneró el derecho del niño y de las personas al disfrute del más alto nivel posible de salud.

El cuarto eje se refirió a si la empresa quebrantó la libertad indispensable para la investigación científica; el quinto eje se orientó a conocer si la empresa fue cómplice de guerra: ¿se convirtió la empresa Monsanto en cómplice de un crimen de guerra? dice la pregunta. Por último, el sexto eje estuvo orientado a definir si las actividades pasadas o actuales de la empresa podrían reunir los elementos constitutivos del delito de ecocidio, en el sentido de que dañan gravemente o destruyen el medio ambiente, hasta el punto de alterar de forma significativa y duradera el patrimonio mundial o los servicios de los ecosistemas de los que dependen determinados grupos humanos.

La conclusión del tribunal se transmite en vivo desde este martes a las 10, hora argentina, en el salón Arturo Illia del Senado de la Nación por la Comisión de Ambiente de la Cámara Alta.

sociedad tribunal monsanto eleonora lamm