El paro vitivinícola de 48 horas comenzó en Mendoza con cortes en las bodegas

Trabajadores y trabajadoras del sector reclaman en todo el país un aumento salarial, tras el fracaso de las paritarias con empresarios. Cómo es la situación actual de viñateros y viñateras.

El paro vitivinícola de 48 horas comenzó en Mendoza con cortes en las bodegas

Foto: La Izquierda Diario

Provincial Unidiversidad por Unidiversidad / Izquierda Diario y MDZ / Publicado el 30 DE MARZO 2021

A partir de las 0 horas del martes y por las próximas 48 horas, trabajadores y trabajadoras vitivinícolas de todo el país decidieron un paro total de actividades en reclamo por un aumento salarial luego de que fallaran los encuentros paritarios con los empresarios del sector. Quienes estaban trabajando en el último turno del día paralizaron la producción y salieron a la calle para comenzar con la huelga activa con bloqueos en las puertas de las bodegas, a ellos se sumó personal de diferentes horarios laborales.

Las reuniones con las diferentes cámaras empresariales se llevaron a cabo durante la semana pasada. Según manifestaron desde Soeva (Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines), el incremento que se ofreció fue del 30 % escalonado hasta febrero del 2022. 

La propuesta fue rechazada por completo y se dispuso el paro de actividades por las próximas 48 horas. Además, trabajadores de Soeva dispusieron distintas medidas de fuerza y piquetes en el ingreso a las bodegas.

Pese a ser la industria "emblemática" de la provincia, aseguran que las y los trabajadores vitivinícolas son de los peores pagos en Mendoza. Salarios por debajo de los $ 30.000 en las bodegas y aún menores en las viñas, donde las condiciones de trabajo son a la intemperie, sin elementos de protección.

Por eso, la bronca estalló en todas las bodegas de la provincia. En Maipú, Guaymallén y otros departamentos del Gran Mendoza se mantienen los cortes en las principales bodegas. Lo mismo sucede en el Este provincial y en San Rafael, donde los bloqueos se mantendrán hasta el miércoles por la mañana, cuando se movilizarán por el centro del departamento desde las 10. Esta tarde realizarán un corte en la bodega Bianchi, donde denuncian que la empresa obligó a los contratados y eventuales a continuar con la molienda, que se había paralizado por el paro.

Ricardo, trabajador vitivinícola, dialogó con MDZ y dio detalles sobre sus reclamos. "Hace un año que venimos perdiendo frente a la inflación. Un trabajador de viña viene cobrando $27.000 y un trabajador de bodega gana $28.000. Es una vergüenza lo que ganamos, tenemos un básico a la mitad, estamos muy enojados", indicó. 

"Hay gente que gana $11.000 por quincena, no puede ser, el Gobierno subsidia a grandes empresas, y no puede ser que nosotros no cobremos ni la canasta básica. Sé que somos obreros y no empresarios, pero nos merecemos vivir mejor", se lamentó el trabajador.