El suero equino fue aplicado en más de 3000 personas en Argentina

Aseguran que evitó la terapia intensiva en el 90 % de los casos.

El suero equino fue aplicado en más de 3000 personas en Argentina

Foto: El País

Sociedad Unidiversidad Novedades SARS-CoV-2 / por Unidiversidad / Fuente: Página/12 / Publicado el 10 DE MAYO 2021

El suero equino ya fue utilizado en más de 3000 personas con COVID-19, de las cuales la mayoría atraviesa un estado severo de la enfermedad. Según la compañía que lo fabrica, evitó la terapia intensiva de pacientes que lo recibieron en el 90 %.

En medio de la segunda ola de coronavirus, el suero equino se ubicó como tratamiento disponible en casos graves. “La presunción de que podía ser un aliado para frenar la pandemia se cumple en la realidad. El suero equino puede disminuir la mortalidad y la saturación de la terapia”, dijo a "Página/12" Fernando Goldbaum, investigador del Conicet, socio fundador y director científico de Inmunova, la compañía biotecnológica a cargo de la elaboración del fármaco.

"Quedan meses muy duros de invierno hasta que la vacunación llegue a un nivel de rebaño y pueda disminuir la cifra de fallecidos diarios, sobre todo en la población de 45 a 60 años, que es donde más se ve el impacto ahora", señaló Goldbaum. Sus palabras van en la línea con lo detallado en el último informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, en el que se precisa que el promedio de pacientes internados e internadas durante las últimas semanas es de 53 años, lo que marca una diferencia con respecto al promedio durante 2020, que era de 70.

El suero equino, realizado a base de anticuerpos de caballo, todavía no llega a todos los centros de salud que lo requieren. En total, fue suministrado en 54 instituciones de 17 de provincias.

“El uso del tratamiento se ha incrementado muchísimo. En nuestra base de datos, registramos la administración a 100 pacientes nuevos cada día. La Provincia de Buenos Aires los distribuye de manera masiva a través de sus hospitales públicos y en Córdoba se está comenzando a utilizar a escala”, afirmó el investigador del Conicet. Para Goldbaum, "no se trata de generar falsas expectativas en la gente", y señaló: "La realidad es que en los hospitales públicos de Buenos Aires ya está a disposición; en Córdoba, comenzaron con pocos pacientes y, tras ver los resultados, solicitaron el envío de más unidades. Lo mismo está sucediendo en otras provincias. Obviamente, en todo el territorio nacional puede que haya muchos lugares que todavía no lo tengan, pero es cuestión de que se realice la solicitud por los canales establecidos”.

Es decisión de las obras sociales, de las prepagas o de los diferentes ministerios de Salud de las provincias facilitar el acceso del suero equino a través de la distribución que realiza el laboratorio farmacéutico nacional Elea. Posteriormente, el o la paciente hospitalizada recibe una inyección endovenosa, similar a cuando se suministran medicamentos a través de un suero, por goteo durante un lapso de 50 minutos. Luego de una primera sesión, el mismo procedimiento se repite a las 48 horas.

 

El último estudio

De acuerdo a un análisis intermedio realizado en 1805 pacientes, el equipo científico de Inmunova comunicó resultados promisorios para el fármaco hecho en Argentina.

Según la compañía,  el 90 % de los pacientes con COVID-19 de curso mayormente severo tratados con CoviFab (suero equino) no requirió de unidades de terapia intensiva. Asimismo, menos del 10 % de las personas tratadas necesitaron Asistencia Respiratoria Mecánica (ARM). La mortalidad observada entre ellas fue del 8,9 %.

Los resultados que arroja el último estudio representan una muy buena noticia. El hecho de que solo el 10 % requiera de terapia es un porcentaje bajísimo. Incluso, creemos que el número final, cuando terminemos el estudio, será mucho mejor. Estamos observando una disminución muy importante de pacientes que, luego de ser tratados con el suero, requieren cama UTI”, afirmó Goldbaum. Para el especialista, los resultados actuales son más alentadores, incluso, respecto de aquellos que correspondieron al ensayo de fase 2/3, que fueron publicados de manera reciente en la revista científica EClinicalMedicine, que pertenece a la prestigiosa The Lancet, y que hicieron que Anmat como ente regulador aprobara su uso bajo condiciones especiales hacia finales de 2020.

En aquella ocasión, solo se habían incluido los resultados del suero equino en 242 pacientes y, en el presente, el número es 20 veces superior. “Muchos colegas científicos nos criticaban que era una población muy chiquita para sacar conclusiones. Bueno, ahora los pacientes tratados son muchos más, se amplió la muestra y los resultados son aún mejores. Las estadísticas se vuelven más claras, y las tendencias, más contundentes”, remarcó el investigador.

A su vez, la frecuencia de eventos adversos fue baja. Solo el 2 % de las y los pacientes experimentó efectos de una intensidad leve a moderada y no se detectó ningún reporte de anafilaxia (reacción alérgica).

Esto implica que los resultados obtenidos a partir del avance del estudio coinciden con lo que el equipo científico había demostrado en fases preliminares. Actualmente, quienes recibieron el suero de caballo se encuentran bajo un régimen de monitoreo, con el propósito de que el equipo científico pueda seguir de cerca la evolución de la eficacia y la seguridad del fármaco a lo largo del tiempo.

 

La producción

En Inmunova alcanzaron un régimen de producción que se aproxima a los 10 mil tratamientos al mes. Como es un medicamento que solo puede suministrarse a pacientes graves, calculan, la cantidad alcanzaría para cubrir la mayoría de los casos que presenten un cuadro de estas características. De los individuos que se contagian con SARS-CoV-2, entre el 5 % y el 10 % es hospitalizado. Ese porcentaje podría alcanzar un estadio grave y, en efecto, estaría en condiciones de recibir suero equino.

Además de los análisis de Monitoreo de Eficacia, Efectividad y Seguridad en pacientes que recibieron el suero, el equipo que coordina Goldbaum se encuentra trabajando, junto a especialistas del Hospital Italiano, en un estudio de cohortes. El propósito es comparar lo que sucede en el Hospital de Campaña (Corrientes), un centro muy particular en el que ya fueron tratados más de 450 pacientes, y se están observando índices “muy interesantes” en cuanto a la disminución de la mortalidad e internación en terapia.

“Lo que realizaremos es una comparación entre los valores históricos (recopilados en los meses anteriores al suministro del suero) y lo que ocurre ahora. El objetivo es continuar demostrando la eficacia. Frente a la autoridad regulatoria (Anmat), a los tres, seis y doce meses debemos hacer presentaciones y actualizaciones de seguridad y eficacia, porque nuestra aprobación es en condiciones especiales y nuestra meta es realizar un registro definitivo”, explicó Goldbaum. Además, comentó: “Como complemento, estamos haciendo un estudio de fase 4 para presentar a Anmat. En paralelo con las investigaciones, nos interesa que más pacientes reciban el tratamiento. Vamos en esa dirección”.