Los casos de COVID-19 subieron el 81% en la última semana en la provincia

Se espera que los cuadros en esta cuarta ola sean más leves y que la suba de contagios no impacte en el sistema de salud. Piden a la población que se coloque los refuerzos de las vacunas.

Los casos de COVID-19 subieron el 81% en la última semana en la provincia

Sociedad

Casos de COVID-19 en Mendoza

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 20 DE MAYO DE 2022

Los casos de COVID-19 en Mendoza vienen en aumento. La última semana, casi se duplicaron, algo similar a lo que ocurre en el resto del país, ya que Argentina atraviesa la cuarta ola de la pandemia de coronavirus. Por eso, especialistas volvieron a hacer hincapié en la importancia de aplicarse los refuerzos de las vacunas contra esta enfermedad y mantener las medidas de prevención.

El último informe semanal del Ministerio de Salud de la provincia, que fue emitido este miércoles 18 de mayo, indicó que, entre el 11 y el 17 de mayo, se registraron 210 nuevos casos de COVID-19. Esto es un aumento del 81 % respecto de los 116 informados la semana anterior.

Pese a este rebrote, se espera un escenario distinto a otros años de la pandemia  y, sobre todo, menos preocupante, ya que se descuenta –en principio– que haya un fuerte impacto en la atención crítica o en la atención primaria, como ocurrió con la tercera. Esto se atribuye en gran medida a la vacunación: 8 de cada 10 personas ya han recibido al menos un esquema completo. Sin embargo, especialistas advirtieron que hay cierta relajación en la población porque no está accediendo a los refuerzos y la inmunidad se diluye.

A su vez, el informe arrojó que la positividad también va en aumento, sin que ninguno de los dos datos sea aún demasiado elevado ni esté causando preocupación. Así, la positividad de la última semana fue del 4,28 %, casi el doble de la semana previa, cuando fue del 2,23 %.

Otro dato a tener en cuenta es que, debido a la vacunación, la cantidad de personas fallecidas se mantuvo estable: se vienen registrando entre 1 y 2 decesos por semana (según los últimos tres reportes) y la ocupación de camas de terapia intensiva se mantiene en el orden del 9 % en el Gran Mendoza y en el 6 % en todo el territorio provincial. De hecho, si se comparan las cifras de los seis informes más recientes, el factor ocupacional de camas viene en baja. Pasó en el Gran Mendoza del 16,67 % (1.º al 11 de abril) al 9 % (11 a 17 de mayo).

Es importante señalar que ya no todas las personas que presentan síntomas compatibles con la infección se testean. El 5 de enero, el Gobierno de Mendoza dispuso nuevos parámetros para reducir el campo de quienes debían hacerse un test para diagnosticarse la infección por coronavirus. El abrupto incremento de casos de aquellos días, ante la avanzada de la tercera ola, empujó la demanda, lo que implicó largas colas  y conflictos con personal de la salud, y determinó la escasez de recursos para los análisis de coronavirus.

“Sí, está en marcha la cuarta ola en Mendoza, pero todavía no impacta en el sistema sanitario y probablemente tampoco impacte”, consideró el médico Rodolfo Torres, coordinador médico de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza (Aclisa).

Respecto de la mayor detección de casos, señaló a diario "Los Andes": “Hemos pasado de una positividad que estaba por debajo del 1 % a aproximadamente el 8 %, con la salvedad de que estamos testeando poco y con un sesgo de selección en los testeos, ya que van los sintomáticos, y eso puede elevar un poco la positividad en forma falaz. Es algo para observar, aunque no para preocupar”.

El médico advirtió que, como la COVID-19 convive con otros virus respiratorios, en lo que hay que insistir es en las medidas de prevención, que son las mismas que se venían aplicando con el coronavirus. Sí hay que alentar el uso del barbijo en personas sintomáticas para evitar que se disperse el virus, imitando lo que se hacía en los países orientales.

A nivel nacional, el pasado lunes, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, afirmó: “Estamos empezando en Argentina una cuarta ola de COVID-19 que nos encuentra en una situación totalmente distinta”. “Tenemos un panorama en relación con la vacunación que nos permite seguir adelante en una nueva etapa de esta pandemia”, explicó.

La ministra de Salud de Mendoza, Ana María Nadal, manifestó ese mismo día que el aumento de casos de COVID-19 es esperable. Al respecto, explicó en declaraciones radiales a LV10 que “la estacionalidad, el invierno, van a traer como consecuencia un aumento de casos”. 

 

Los refuerzos

Especialistas indicaron que hay cierta relajación a la hora de ponerse los refuerzos de las vacunas y hay quienes dilatan la colocación de esas dosis, sobre todo las personas jóvenes. Cabe señalar que, desde esta semana, está habilitado el segundo refuerzo para mayores de 18 años, pero muchos no se han colocado ni el primero.

“Los mayores de 50 van mucho, son siempre los que más van”, destacó la directora de Inmunizaciones de la provincia, Iris Aguilar, a Los Andes, y agregó que las y los jóvenes son quienes más se han relajado. “Es obvio que la demanda de vacunas no es la misma que hace unos meses, especialmente cuando empezó la tercera ola con la variante ómicron: hubo una altísima demanda para aplicar el primer refuerzo, ya que coincidió con ómicron y los que se querían ir de vacaciones”, aceptó.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza y diario Los Andes

casos covid mendoza cuarta ola vacunas síntomas