Extranjeros interesados en el "valor natural" de las tierras de Mendoza

La investigadora del Conicet, Elma Montaña, asegura que los inversores internacionales escogen las tierras de nuestra provincia por su singularidad y bajo nivel de impacto del accionar humano en lo natural. Y remarca que éste es un valor que tiende a desaparecer en sus países de origen y en el mundo.

Extranjeros interesados en el "valor natural" de las tierras de Mendoza

Sociedad Unidiversidad por Horacio Yacante - CICUNC Contenidos - Responsable Marcelo Sivera / Publicado el 06 DE JULIO 2011

Según Montaña, docente universitaria e investigadora independiente del Conicet, la razón por la que año a año nuevos inversores se deciden a comprar tierras en Mendoza, no se debe tanto a su proyección productiva sino a su marcado valor natural. “También pesa mucho el valor de lo simbólico”, asegura. Ya que “la gente del primer mundo, valora mucho más que nosotros lo natural”, una realidad casi extinta en los países desarrollados.

La titular de la cátedra de Sociología Urbana y Rural de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNCUYO, analizó las causas que llevan a capitales de buena parte del mundo a invertir en tierras mendocinas, en momentos de tratamiento en el Congreso del proyecto de ley que busca limitar la venta de superficie a los foráneos.

La iniciativa, presentada por el Ejecutivo nacional, fija un tope de hasta el 20 por ciento de las tierras rurales y hasta 1.000 hectáreas por comprador. También prevé la realización de un relevamiento, para saber a ciencia cierta cuánta superficie está en manos extranjeras.

Sin la aparente intención de llevar a cabo algún proyecto productivo a corto o mediano plazo, cada vez son más los terrenos mendocinos que pasan a formar parte del patrimonio de un particular local o de un capitalista extranjero y se registran compras de  grandes extensiones de terrenos incultos.

“Los argentinos no estamos prestando la debida importancia a los valores naturales que existen en nuestro territorio, ya que son una reserva no sólo para el país, sino para toda la humanidad”, destacó la investigadora.

CICUNC Contenidos conversó con Montaña como parte de una investigación sobre tierras de Mendoza en manos extranjeras, a cargo de la periodista Verónica Gordillo, de próxima publicación en NUGráfica.


El fenómeno vitivinícola. Uno de los sectores que más inversiones extranjeras recibió a partir de los 90 fue el vitivinícola, con capitales originarios de países con una gran tradición en la industria, como Francia y España.

Montaña señaló que los foráneos fueron atraídos por una combinación de factores. Una vitivinicultura que se renueva y expande sus fronteras productivas, sumada a grandes extensiones de terrenos vírgenes y acceso a importantes fuentes hídricas.

El clima también fue un factor determinante, ya que las temperaturas son menores que en las inmediaciones urbanas, y la amplitud térmica permite una mejor maduración de la uva, lo que eleva considerablemente la calidad enológica del producto.

La especialista señaló que los terrenos escogidos ocupan las márgenes superiores de los ríos Mendoza y Tunuyán, y que en los últimos años se produjo una gran expansión, extendiendo la frontera agropecuaria del Valle de Uco.

La especialista explicó que a partir de los 90 comenzó un proceso de reconversión vitivinícola que sustituyó a un modelo tradicional que ya estaba agotado, que producía enormes cantidades de uva y vinos de muy baja calidad que eran destinados al mercado interno. Frente a esto, la nueva producción –impulsada por las inversiones extranjeras-  se centró en los denominados varietales, entre los que se destacaría con el tiempo el malbec.